La Estación Biológica Internacional recurre el archivo de su denuncia sobre el lago de Sanabria ante la Audiencia de Zamora

45
0
  • Lago de Sanabria (Wikipedia).

La Estación Biológica Internacional (EBI) ha presentado un recurso de apelación ante la Audiencia Provincia de Zamora contra el archivo de su denuncia contra ocho mandatarios de la Junta de Castilla y León, entre ellos el consejero de Medio Ambiente, Antonio Silván, por presunto delito medioambiental en el Lago de Sanabria.

Según el texto del recurso al que ha tenido acceso Europa Press, la Estación Biológica Internacional (EBI) considera que "hay indicios más que racionales" sobre este hecho y cree que el proceso contaminante "se encuentra ya suficientemente argumentado".

En este sentido, la EBI defiende las conclusiones científicas "contrastadas y respaldadas por diferentes especialistas investigadores", algo que ya subrayó hace dos semanas durante su denuncia pública en Zamora donde realizó pruebas en directo en conexiones con el Lago de Sanabria.

La Estación ha considerado que el objeto del delito se encuentra en el agua del propio lago

La EBI ha valorado en una nota de prensa que, la inadmisión de este recurso "sería lesiva para los intereses generales, no solo de esta parte, al no permitir la investigación de hechos gravísimos", sino "para el propio ecosistema y sus habitantes".

En su recurso, la Estación Biológico ha alegado que el proceso contaminante en el Lago sanabrés se detecta, no solo en la presencia del alga bioindicador, sino que se encuentra en otros indicadores "físicos-químicos".

Además, ha hecho hincapié en el análisis de otras causas naturales, incluidas las cenizas "apuntadas por la Junta y se han descartado como posible origen al no haber contaminación en la laguna de Navalpozo aguas arriba, afectada igualmente por los incendios".

En su recurso, la EBI expone los numerosos trabajos de investigación "realizados y contrastados" y que, han asegurado, se han llevado a cabo por numerosas plataformas.

En cuanto a la posibilidad de encontrar un indicio racional de delito medioambiental continuado, la EBI expone también ante la Audiencia Provincial de Zamora la "evolución de las declaraciones" realizadas desde la Junta y la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) y ha recordado en su nota de prensa que ambos organismos "desmintieron en un inicio la existencia de vertidos contaminantes y después, ante la constatación pública, aludieron a la responsabilidad de los ayuntamientos" de la zona.

En cuanto a estas "contradicciones", desde la Estación Biológica aseguran que está próximo el "desmoronamiento de un castillo de naipes fundamentado en la evidencia de vertidos no depurados y retransmitidos por la televisión".

Ante toda esta situación, desde la Estación han solicitado que se admita también como prueba la comparecencia del presidente de la Confederación Hidrográfica del Duero, José Valín, en las Cortes de Castilla y León, donde "reconoce la presencia de nutrientes, nitrógeno y fósforo, ordenando una investigación que determine si los contaminantes provienen de los vertidos residuales o de la cuenca afectada por los incendios" que han solado la zona en los últimos meses.

Independientemente de las declaraciones de la Junta y CHD, la Estación ha considerado que "el objeto del delito se encuentra en el agua del propio lago y, sobre todo, en su sedimento no manipulable con la prueba de la contaminación producida por los nutrientes, fósforo y nitraros" de los últimos once años.

Por último, en el recurso se hace referencia a que el fiscal "es parte legitimada garante de los intereses públicos y sociales, entre los que debe situarse la protección del medio ambiente" y han insistido en que los delitos públicos son "perseguibles de oficio" conforme a la jurisprudencia.

Comentarios