El Gobierno de Castilla y León conoce desde 2008 las deficiencias en depuración en el lago de Sanabria

68
0
68
  • Lago de Sanabria (Wikipedia).

La Junta de Castilla y León conoce al menos desde 2008 que los sistemas de depuración de vertidos en el lago de Sanabria (Zamora) son deficientes por un "mal funcionamiento" que se debe a "defectos en el diseño y ejecución" y sufren "falta de mantenimiento", según un informe de la propia Administración autonómica.

En el documento se concluye la necesidad de afrontar obras de 1,5 millones de euros para frenar la fuga de vertidos fecales alrededor del lago que, según alertan estudios científicos privados, son la causa de una severa degradación del estado de sus aguas pese a ser un paraje natural de especial protección que cuenta con unos 700.000 visitantes al año, según la información que publica este miércoles el diario El Mundo recogida por Europa Press.

En el documento se concluye la necesidad de afrontar obras de 1,5 millones de euros para frenar la fuga de vertidos fecales alrededor del lago

Ante esta situación, según el rotativo, la Junta pidió ayuda a una consultora para saber cómo revertir la situación y en junio de 2006 encargó a Euroestudios trabajos de consultoría y asistencia técnica que, dos años después, en 2008, entregó un informe titulado 'Lago de Sanabria. Estudio de la problemática del saneamiento y depuración de los núcleos situados en su entorno. Propuesta de soluciones'.

En ese exhaustivo análisis, Euroestudios concluye que el proyecto de saneamiento se diseñó con "defectos", se construyó mal y que su mantenimiento no es el adecuado.

Desperfectos y mal funcionamiento

Asimismo, da cuenta de forma pormenorizada de desperfectos que provocan su "mal funcionamiento" como colectores con fisuras y juntas abiertas, tuberías con fugas o roturas y que sufren falta de alineación, una insuficiente o nula inclinación de las pendientes (que provoca "importantes sedimentaciones y atascamiento"), depuradoras "paradas" o que no actúan "correctamente" y colectores "sumergidos" o que causan "olores y crecimiento excesivo de algas".

Para este diagnóstico, se introdujeron cámaras de televisión por el interior de las conducciones de las depuradoras, tomando imágenes del deficiente estado de las tuberías y constatando atascos y pérdidas considerables de residuos fecales. Asimismo, se llama la atención sobre la utilización generalizada de agua limpia para diluir los vertidos, hasta el punto de generar un caudal en el núcleo urbano de Vigo (Galende) como si tuviera 4.100 habitantes, cuando ronda los 150.

Precisamente, el descontrol de vertidos ha provocado -según alerta la Estación Biológica Internacional- una situación de grave contaminación, pérdida de biodiversidad por colonización masiva de un alga y unas aguas cada vez más turbias.

Comentarios