Llevan la contaminación por lindano en el pantano de Oiola al Parlamento europeo

233
0
233
  • Pantano de Oiola.

La Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo ha incluido en el orden del día de la reunión que celebrará este miércoles en Bruselas una solicitud de colectivos sociales y asociaciones de Barakaldo (Bizkaia), que llevarán a Europa su denuncia por la "contaminación con lindano" del pantano de Oiola, que surte de agua al municipio fabril.

Los colectivos que han presentado la petición parlamentaria son las asociaciones de vecinos de Barakaldo (Lutxana, Rontegi, Retuerto, Zuazo-Arteagabeitia, San Vicente, El Carmen, Plaza Europa, Urban, Burceña), Berri-Otxoak, Indignados, Alpino Mendi Taldea, Amaia Dantza Taldea, Asociación de Mujeres, Dultzaineroak, Sporting C.F., Zopinpa Kultur Elkartea, Villamor Auzo Elkartea, Eguzki, Plataforma Ekologista Ezpitsua de Barakaldo y Ekologistak Martxan.

El objetivo es llamar su atención sobre este tema y poner en su conocimiento el problema del embalse de Oiola

Según han recordado, el 28 de junio del 2013 presentaron una petición parlamentaria a la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo, solicitud que se ha incluido en el orden del día de la reunión de este miércoles.

Los citados colectivos se han puesto en contacto con los parlamentarios de dicha comisión, para poner en su conocimiento "la situación que estamos padeciendo por la contaminación de dicho embalse con HCH-Lindano, un persistente calificado como sustancia peligrosa prioritaria".

El objetivo, han explicado, es "llamar su atención sobre este tema y poner en su conocimiento el problema del embalse de Oiola, que después de varios incidentes desde el 2008, está conectado a la red de abastecimiento desde el 22 de abril de 2013", de manera que "queda expuesta una población de más de 100.000 personas de los municipios de Sestao y Barakaldo a la contaminación por HCH-Lindano".

Ante la "peligrosidad de este persistente" y acogiéndose a la Directiva Marco del Agua que, "entre sus objetivos, se encuentran la prevención y la reducción de la contaminación, pensando en la salud humana y la preservación de los ecosistemas", los colectivos han solicitado a los distintos parlamentarios que estudien su petición y apoyen sus demandas.

Por todo ello, este miércoles estarán en el Parlamento europeo exponiendo sus demandas. Así, solicitarán a la Comisión Europea que investigue los hechos indicados, "especialmente los incumplimientos, de la normativa europea relativa a salud pública, medio ambiente y acceso a la información y participación pública en materia de medio ambiente".

También pedirán a la CE que adopte "las medidas necesarias para emplazar y obligar al Gobierno español a corregir los incumplimientos de las normativas europeas que de la investigación se deduzcan".

Asimismo, instan al Gobierno español a que adopte "las medidas necesarias para garantizar por parte de las autoridades autonómicas y locales implicadas, el cumplimiento íntegro de la normativa europea de protección del medio ambiente y salud pública en relación con los hechos indicados, suspendiendo el uso del embalse de Oiola para la producción de agua de consumo humano hasta que pueda garantizarse ese cumplimiento y la calidad sanitaria y ambiental del embalse".

Por otro lado, emplazan también al Gobierno español a "garantizar el derecho de acceso a la información y a la participación pública por parte de las autoridades implicadas".

Según han denunciado, "desde el primer incidente en el 2008 hasta hoy han pasado más de seis años sin encontrarse el origen de la contaminación y nuestras instituciones siguen sin darnos una solución y, a pesar de ello, desde el 22 de abril del 2013 estamos utilizando el agua de este embalse contaminado para consumo humano durante 11 meses hasta la fecha".

"Mientras nos dicen que no ocurre nada, que el agua de Oiola está en buenas condiciones, que es apta para el consumo, sigue entrando HCH en el embalse", han advertido.

A su entender, es "una absoluta irresponsabilidad afirmar que no pasa nada, que el agua está en buenas condiciones, que quienes denunciamos esta situación somos unas alarmistas, que tenemos oscuros intereses y que sólo pretendemos sacar rendimiento político y desprestigiar a las instituciones, mientras ocultan sus propios estudios o, lo que sería aún pero, no se tienen en cuenta o se desconocen".

En ese sentido, han remarcado que su objetivo es la reclamación del derecho a la salud, "es el de ser tenidos en cuenta, el de participar y buscar soluciones adecuadas a los problemas, es el de arrimar el hombro, sin más contrapartidas que el bien común".

Comentarios