El Juzgado de Puebla abre diligencias por la contaminación del Lago de Sanabria

123
0
123
  • Lago de Sanabria.

El Juzgado de Puebla de Sanabria (Zamora) ha abierto diligencias por delitos contra los recursos naturales y el medio ambiente en el Lago de Sanabria, a raíz de la investigación de la Guardia Civil iniciada a partir de la denuncia interpuesta por la Estación Biológica Internacional (EBI) en diciembre de 2013.

Dicha apertura se produce a pesar de la inadmisión inicial de la querella presentada en septiembre de 2013 por un presunto delito de negligencia en la gestión medioambiental del Lago de Sanabria contra altos cargos de la Administración regional, según informaron a Europa Press fuentes de la EBI.

La recurrente asegura que el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil ha realizado un atestado tras la inspección de las "deficientes depuradoras construidas por la Junta y los vertidos contaminantes de aguas residuales de las mismas".

La CHD admite que existe un "tremendo volumen" de nutrientes procedentes del fósforo, principal compuesto contaminante

Según la versión ofrecida por la Estación, encargada de la explotación del catamarán ecológico en el Lago, la inspección policial se inició a partir del mapa geolocalizado de los vertidos aún activos aportado por la EBI en su denuncia de diciembre de 2013, donde también se "puso toda la información" a disposición al Seprona, aunque, han asegurado, se desconoce el resultado de la inspección enviada al juzgado por la Guardia Civil ya que el fiscal Jefe de Zamora, Vega Irañeta, "ha informado previamente interesando al juzgado que inadmita la personación de la EBI y con ello su acceso al expediente y a la investigación policial".

La EBI, excluida del proceso

Para EBI "sorprende" la intervención del fiscal jefe de Zamora, que, tal y como advierte, solicitó primero la inadmisión de la investigación y posteriormente el conocimiento público de lo actuado.

A juicio de los responsables de la Estación, la implicación de altos cargos de la Administración pública no debería impedir ni la investigación ni el esclarecimiento de presuntos hechos delictivos, y mucho menos el acceso de los afectados a las actuaciones que interesan a la legítima defensa de sus intereses colectivos o particulares.

El mismo fiscal, han apuntado, solicitó en diciembre la inadmisión de la querella contra altos cargos de la Junta de Castilla y León por un presunto delito de negligencia en la gestión medioambiental de este espacio de la Red Natura 2000. La parte denunciante asegura además que el acusador público actuó en sustitución del fiscal territorial asignado en Sanabria e impidió la investigación solicitada por la EBI sobre los elevados niveles de fósforo y otros contaminantes fecales detectados por esta entidad en aguas del Lago de Sanabria.

Confederación Hidrográfica del Duero

Mientras el Fiscal Jefe de Zamora cuestiona la legitimidad de la EBI como perjudicado, así como sus investigaciones y analíticas del agua, la Confederación Hidrográfica del Duero admite en las conclusiones preliminares de su investigación sobre el origen de los nutrientes del Lago de Sanabria que existe un "tremendo volumen" de nutrientes procedentes del fósforo, principal compuesto contaminante.

Buena parte de los nutrientes existentes en el agua se achacan, principalmente, a los incendios de años atrás pero sí admite que "casi el 10% procede de los vertidos de aguas residuales", y reconoce que a pesar de ese porcentaje, "no quiere decir que no haya que mejorar todo lo mejorable los vertidos".

Respecto de la investigación sobre la procedencia del fósforo, EBI considera que la CHD conoce perfectamente la procedencia de los contaminantes a través de la investigación de Euroestudios contratada por la propia Junta en 2008 y en la que también participó directamente, donde, al parecer, se constatan precisamente los altos niveles de fósforo y otros contaminantes arrojados por las depuradoras como consecuencia de infiltraciones, roturas, atasques y nulo funcionamiento.

Dicha investigación de 2008 incluía una primera propuesta de soluciones valorada en más de 1,5 millones de euros. Sin embargo, "la Junta, a través de su delegado en Zamora, Alberto Castro, ha reconocido que desde entonces se han ejecutado obras de reparación apenas por valor de 40.000 euros, es decir el 2,5% de las mínimas obras necesarias para evitar los vertidos contaminantes".

Competencias en las depuradoras

La oposición política y el Procurador del Común también han denunciado los vertidos contaminantes desde el año 2006

Responsables de la EBI sostienen además que la Junta de Castilla y León ha asumido desde enero la responsabilidad oficial en la gestión y mantenimiento de las depuradoras del Lago de Sanabria, aunque "estas competencias las ejercía de facto desde la entrega de las obras de las depuradoras en el 2000", y han criticado que "los vertidos contaminantes siguen activos, sin haberse practicado solución alguna que evite el problema".

Asimismo, han recalcado que la oposición política y el Procurador del Común también han denunciado los vertidos contaminantes desde el año 2006, y se ha requerido a la Junta el informe de Euroestudios, "cuyos resultados han mantenido ocultos hasta su publicación en un medio de difusión nacional el pasado 22 de enero".

Por último, han recalcado que "durante los últimos meses el consejero de Medio Ambiente, Antonio Silván; el selegado Territorial de Zamora, Alberto Castro; el presidente de la CHD, José Valín, y el presidente de la Diputación de Zamora, Fernando Martínez Maíllo, han negado taxativamente la existencia de dichas deficiencias y vertidos en todas sus intervenciones públicas, incluso en las comparecencias de los dos primeros en las Cortes los días 25 y 26 de noviembre".

Con esta postura, la EBI entiende que se oculta a la sociedad y a sus representantes legítimos la situación de "desequilibrio ecológico del Lago de Sanabria por el defectuoso diseño y conservación de su red de depuración".

Comentarios