La Mancomunidad del Bajo Andarax culpa a la Junta de Andalucía de los problemas de contaminación en el río Andarax

47
0
47
  • Río Andarax

La Mancomunidad de Municipios del Bajo Andarax ha manifestado este jueves que la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía es "la principal y única responsable" del problema que las aguas residuales que discurren por el cauce del río Andarax ha creado en los barrios debido a las plagas de mosquitos, por lo que ha pedido al delegado del ramo en la provincial, José Manuel Ortiz, que "asuma sus competencias y actué con la celeridad necesaria para resolver de inmediato esta grave situación".

En una nota, la mancomunidad reconoce que los municipios "ostentan competencias en materia de tratamiento de aguas residuales y protección de la salubridad pública dentro de su ámbito municipal", si bien consideran que "los vertidos van al cauce de dominio público hidráulico de la Junta de Andalucía", por lo que "escapan al ámbito competencial de los ayuntamientos".

Además, apuntan que los ayuntamientos de la mancomunidad "pagan por estos vertidos un canon, que cuenta con la correspondiente autorización de la Junta", administración que "está obligada a emplearlo para proteger y mejorar el medio receptor", según han defendido.

"Dado que corresponde a la Junta de Andalucía y no a los ayuntamientos la competencia y responsabilidad de intervención en el cauce del río para garantizar su adecuado mantenimiento, le instamos a que cumpla con su responsabilidad e intervenga con la inmediatez necesaria para eliminar el problema", ha señalado en un escrito dirigido al delegado territorial de Agricultura el presidente de la mancomunidad, Eugenio Gonzálvez (PP).

Para el presidente, la Consejería de Medio Ambiente "no ha hecho sus deberes y, por tanto, no consideramos de recibo que quien incumple sus compromisos eche ahora la culpa a los ayuntamientos del Bajo Andarax, sabiendo que carecen de competencia legal y de la capacidad financiera y técnica para hacer frente a una problemática de esta envergadura".

El representante del ente supramunicipal que aglutina a los siete pueblos ubicados junto al río apunta que "si la Consejería de Medio Ambiente hubiera cumplido su obligación de acabar las obras a las que se comprometió para el tratamiento y depuración de aguas residuales hoy no estaríamos lamentando las consecuencias causadas por los vertidos de aguas residuales en el cauce".

Tres protocolos

En una nota, Gonzálvez ha recordado que en los años 2004, 2006 y 2008 se suscribieron tres protocolos entre la Consejería, el Ayuntamiento de Almería y la Mancomunidad de Municipios del Bajo Andarax por los que la Junta "se comprometió a llevar a cabo el proyecto de abastecimiento y saneamiento del Bajo Andarax, que incluía las canalizaciones y ampliación de la depuradora de 'El Bobar' para el tratamiento de las aguas residuales del río".

"Para solucionar el problema de los malos olores y la proliferación de mosquitos generado por las aguas residuales tendrían que haberse realizado por parte de la Junta de Andalucía la canalización de las aguas residuales del Bajo Andarax, que todavía no está hecha y las obras de ampliación de la depuradora, que tampoco han llevado a cabo", ha indicado Gonzálvez.

El presidente de la Mancomunidad del Bajo Andarax ha incidido en que la ampliación de la depuradora de 'El Bobar', que la Junta "debería haber terminado en el año 2010", "no se ha hecho aún cuatro años después". "Hace unos día se anunciaba por enésima vez el inicio de las obras de ampliación, que según proyecto tienen un plazo de ejecución de 19 meses, por lo que en el hipotético supuesto de que realmente se inicien, hasta finales del 2015 o principio del 2016 no estaría operativa", ha observado.

Comentarios