Los ríos catalanes no cumplirán con los objetivos ambientales marcados por la Directiva Europea Marco de Agua para el año 2015

252
0
252
  • Río Ter (Wikipedia)
  • La alteración biológica más importante que se ha detectado es el de la presencia de especies exóticas invasoras --como el cangrejo de río americano--, que comportan graves consecuencias ecológicas y económicas.

Los ríos catalanes registran menos puntos negros, aunque la mejoría no es suficiente para cumplir con los objetivos ambientales marcados por la Directiva Europea Marco de Agua para el año 2015, a pesar del trabajo llevado a cabo por más de 2.300 voluntarios que han participado en el Projecte Rius para determinar la salud de los ríos catalanes, según ha informado la Associació Hàbitats en un comunicado.

La asociación ha presentado el Informe RiusCat 2013, un documento que recoge el trabajo realizado por miles de voluntarios del Projecte Rius con la finalidad de determinar el estado en el que se encuentran los ríos.

Cabe destacar que la alteración biológica más importante que se ha detectado es el de la presencia de especies exóticas invasoras --como el cangrejo de río americano--, que comportan graves consecuencias ecológicas y económicas.

Los resultados muestran también una notable presencia de desechos en los ríos, y la asociación ha recordado que disminuir la contaminación de los ríos es responsabilidad de todos los ciudadanos.

Aunque durante las décadas de los 80 y 90 la mejoría del estado de los ríos fue muy notable, los resultados obtenidos esta década muestran que muchos no pueden superar el umbral del buen estado ecológico.

La situación económica no ayuda, debido a que la Agencia Catalana del Agua (ACA) no pudo llevar a cabo durante el 2013 la campaña de muestreo de invertebrados, por lo que en algunas cuencas solo los grupos de voluntarios del Projecte Rius pudieron sacar la tarea adelante.

A pesar de que los voluntarios no son profesionales, la tarea es valiosa debido a los pocos recursos públicos, aunque la entidad Associació Hàbitats recuerda que atender a la red de voluntarios es complicado porque no hay suficientes subvenciones para coordinarla.

Comentarios