El embalse del Dañador "aporta a la red agua en condiciones de potabilidad" a El Condado

96
0
96
  • Río Dañador (Wikipedia).
  • El subdelegado expone la "duda" de que el embalse esté en el origen de la concentración de trihalometanos por encima de lo permitido.

El subdelegado del Gobierno en Jaén, Juan Lillo, ha asegurado este lunes que en la actualidad el pantano del Dañador, que abastece a la comarca de El Condado, "aporta a la red agua en condiciones de potabilidad" al tiempo que ha expresado "la duda" de que el embalse pudiera estar en el origen de la concentración superior a los límites permitidos de trihalometanos (THMs) que ha llevado a la Junta de Andalucía a declararla, como medida preventiva, "no apta para el consumo humano".

Así lo ha indicado en una rueda de prensa que ha comenzado reiterando un mensaje de "tranquilidad" a la población afectada, ya que esta sustancia química sólo puede ser perjudicial para la salud ingiriendo grandes cantidades durante periodos prolongados y "tanto es así que está protocolizado que se mide una o dos veces al año".

Puede ser que el problema de los trihalometanos haya sido casi con toda seguridad como consecuencia de algún fallo en los depósitos reguladores de las poblaciones

Posteriormente y sin querer entrar en si la declaración emitida por el Gobierno andaluz "está bien hecha o no" ni "echar la culpa a nadie", ha explicado la actuación de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, que "tiene la duda de que (la incidencia) haya pasado en origen", es decir, en el tratamiento que se realiza en el pantano del Dañador.

Según ha comentado, la Delegación de Igualdad, Salud y Políticas Sociales envió el pasado 22 de julio un fax al organismo de cuenca informando de que en un análisis en el depósito de Navas de San Juan "hay 112 partes de millón" de trihalometanos -el máximo permitido es 100-, de modo que "lo inmediato ir al origen" y preguntó por la situación en el embalse del que se abastecen las localidades de esta comarca, salvo Vilches.

De esta forma, y aunque "en otros sitios no se había detectado y ya parece que no es general", se procedió a tomar una muestra en la Estación de Tratamiento de Agua Potable (ETAP) del embalse. El resultado fue 158,10 partes por millón, "pero con la reserva" de que "puede haber un error en más menos 58 por ciento", algo que expresó el propio laboratorio ante su "sospecha" de que "pudo haber alguna contaminación en el manejo de la muestra".

Segunda muestra

Por ello, se hizo un segundo análisis con una muestra tomada el 1 de agosto, "antes de limpiar los depósitos" del pantano. En esta ocasión, arrojó un nivel de THMs de 90,7 partes por millón, que un día después se trasladó a Salud. "En la actualidad y desde el 1 de este mes, se está aportando agua a la red en condiciones de potabilidad. Otra cosa distinta es que los depósitos de algún pueblo esté por encima y tendrá que tratarse allí en ese lugar", ha agregado el subdelegado, quien ha recordado que el suministro no se ha cortado en ningún momento.

En este sentido, ha considerado que "puede ser que el problema de los trihalometanos haya sido casi con toda seguridad como consecuencia de algún fallo en los depósitos reguladores de las poblaciones", punto en el que ha dicho desconocer si ha habido niveles superiores "en todos los demás pueblos" y su situación actual.

Al hilo y preguntado por una posible falta de comunicación entre las partes implicadas, Lillo ha declarado que le "hubiese gustado" conocer los resultados de las pruebas en los "distintos depósitos municipales bien directamente por los alcaldes o a través de la Delegación de Salud", ya que "parece que únicamente Sorihuela del Guadalimar", según las últimas analíticas, cuenta con "una proporción por encima de las cien partes por millón".

Comentarios