La ciudad de Zaragoza no escapa al cambio climático, según revela un estudio

44
0

Sobre la Entidad

Ayuntamiento de Zaragoza
El Ayuntamiento de Zaragoza es la entidad encargada del gobierno de la ciudad y el municipio de Zaragoza
  • Zaragoza.
  • Un informe científico confirma que la última década ha sido la más calurosa desde que se obtienen registros (año 1892), con días y noches más cálidos y menos frecuencia de días fríos, y que la tendencia se mantiene al alza.
  • La temperatura media anual ha ascendido hasta 1,5 grados desde el inicio de los registros.

El consejero de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Zaragoza, Jerónimo Blasco, y el catedrático del Departamento de Geografía y Ordenación del Territorio de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Zaragoza, José María Cuadrat, han presentado un estudio científico sobre el impacto del cambio climático en el mapa térmico de la ciudad de Zaragoza, que revela, entre otras conclusiones, una importante intensificación de las temperaturas máximas anuales. El informe ha sido elaborado por la Agencia de Medio Ambiente y Sostenibilidad en coordinación con la propia Facultad de Geografía.

A la luz de los datos registrados, el informe subraya que la evolución de la temperatura de Zaragoza ha mostrado un comportamiento variable desde finales del siglo XIX hasta la actualidad, si bien desde los años ochenta del pasado siglo se observa un aceleramiento del proceso de calentamiento. Una tendencia que no solo se mantiene vigente hoy sino que todo hace indicar que se prolongará durante los próximos años, ya que la última década ha sido la más cálida desde el inicio de los registros instrumentales, culminando la línea ascendente previa. La tendencia media de incremento de toda la serie ha sido de +0,07ºC/década, hasta alcanzar un incremento total en el periodo 1892-2014, +1,6ºC.

Desde los años ochenta del pasado siglo se observa un aceleramiento del proceso de calentamiento

El incremento mayor se ha observado en las temperaturas máximas frente a las mínimas, de manera muy particular en los últimos años: hasta cerca de 2ºC los años 2009, 2011 y 2012. En el caso de las mínimas también se ha registrado incremento, aunque ha sido bastante menor.

El calentamiento actual ha ido acompañado de cambios en los fenómenos climáticos extremos: días y noches más cálidos (y más frecuentemente muy cálidos), y menos frecuencia de días fríos. Los días de calor extremo se intensifican desde los años ochenta, siendo cada vez más frecuentes las noches tropicales. Así, el número de noches en las que la temperatura mínima no ha descendido de los 20ºC ha pasado de 89 en el periodo 1900-1930 a sumar 386 entre los años 1991 y 2010. Y son cada vez más frecuentes los años en los que la temperatura diaria de Zaragoza supera los 35ºC.

El estudio ha recogido toda la información instrumental térmica disponible y registrada en Zaragoza. En total diez observatorios, de características y longitud temporal muy diferentes, que han sido utilizados para reconstruir una serie única (desde 1892 hasta hoy), que puede considerarse una de las más largas de España. La serie obtenida ha sido sometida a un proceso de control de calidad y análisis de homogeneidad, de tal forma que cualquier cambio o tendencia registrada sea una reacción directa y real de la evolución del clima y no de causas externas diferentes a las climáticas. Para ello se ha empleado el método HOMER, impulsado por la Unión Europea, que incorpora los últimos métodos y técnicas de gestión de datos.

Observar, analizar, planificar

Con este trabajo se pretende disponer de una herramienta fiable sobre el comportamiento y la tendencia reciente de la temperatura en la ciudad, para su incorporación a la planificación y gestión urbana, con el fin de adaptarse al cambio climático, reducir sus riesgos y definir recomendaciones, de edificación y urbanísticas, que favorezcan la concepción bioclimática tanto de los edificios como de los espacios urbanos que éstos conforman. Se estima por ejemplo que esta tendencia de intensificación de temperaturas supondrá una disminución de la demanda de energía para calefacción a la vez que un aumento de la demanda de refrigeración.

En este sentido, conviene recordar que el Panel Intergubernamental para el Cambio Climático (IPCC), al que pertenece José María Cuadrat, señala en su último informe de 2013 como escenario global para los próximos años el creciente aumento de las temperaturas, agravado en las ciudades por el efecto urbano de la isla de calor, sugiriendo la necesidad de poner el estudio del clima urbano en el centro de la discusión para anticipar los cambios y definir estrategias de adaptación.

Estrategia de Zaragoza de adaptación y mitigación del cambio climático

El Gobierno de Zaragoza aprobó en 2009 la Estrategia para la mitigación del Cambio Climático y la mejora de Calidad del Aire de Zaragoza con cuya puesta en marcha el Ayuntamiento ha adoptado medidas concretas con las que aspira a evitar la emisión de un 30% de CO2, en el período 2005-2015. En 2013 se consiguió alcanzar y superar el porcentaje de reducción en un 20%, y los esfuerzos realizados en los últimos años hacen prever que en los próximos años se acerque aún más al objetivo marcado inicialmente, antes de la llegada de la crisis económica y financiera.

Sectorialmente, las emisiones registradas en el sector residencial se han rebajado un 23,6% respecto a 2005, mientras que en la movilidad urbana ha sido del 11,4%. Por contra el sector que ha experimentado un notable incremento es el de la aviación con un incremento de prácticamente un 400%, aunque en volumen cuantitativo su representación sigue siendo marginal (2.577 toneladas de CO2/año frente a las 1,1 millones de toneladas/año del sector industrial).

Comentarios