Aqualia
Connecting Waterpeople

"Caminar El Agua se basa en que para cuidar algo, necesitas sentirte identificado con ello"

  • "Caminar Agua se basa que cuidar algo, necesitas sentirte identificado ello"
  • "Caminar Agua se basa que cuidar algo, necesitas sentirte identificado ello"

Sobre la Entidad

Caminar el Agua
Conectamos a las personas con los ríos y la naturaleza a través de la experiencia directa + el conocimiento experto. ¡Súmate a Caminar El Agua!
ABB

En este nuevo ciclo de entrevistas, nos adentramos en la iniciativa 'Caminar El Agua', que apuesta por redescubrir los ríos en el el entorno próximo, aunando el movimiento con el conocimiento, a través de recorridos interpretados por expertos multidisciplinares, siguiendo cauces de agua en la ciudad o en el medio rural. Complementamos las rutas con charlas, talleres, conciertos y contenidos digitales.

Comenzamos charlando con Lucia De Stefano, doctora en CC. Geológicas en la UCM y fundadora y directora general; y con Camila Kuncar, arquitecta por la UCHILE y fundadora y directora creativa. En la web de 'Caminar El Agua', se definen como "un equipo de investigadoras de la Universidad Complutense y Universidad de Chile, de disciplinas artísticas y científicas, motivadas por contribuir a recuperar la conexión con nuestro medio natural, a través de recorridos a pie guiados por los caminos naturales que el agua ha dibujado sobre el territorio".

Pregunta - ¿De dónde nace la iniciativa ‘Caminar El Agua’ y cuáles son sus objetivos?

Respuesta - Nace en el encuentro de dos visiones: la de una geóloga y la de una arquitecta, ambas con un profundo interés por el agua y pasión por el andar, y una preocupación común: la desconexión, cada vez mayor, que existe entre el ciudadano y su territorio y el consecuente desconocimiento y falta de empatía por el mismo. Desde ese encuentro surge esta iniciativa de divulgación científica y cultural sobre el patrimonio del agua, que busca conectar a las personas con los ríos y la naturaleza, a través de la experiencia directa más el conocimiento experto. Ya hemos caminado 150 km por ríos de la Comunidad de Madrid, incluida toda la longitud del río Manzanares, con más de 1.000 ciudadanos y estamos trabajando por más. El objetivo último de Caminar El Agua es conseguir que los ciudadanos estemos más informados e involucrados en la mejora de nuestro entorno.

P. - ¿Qué profesionales y entidades colaboran en este proyecto?

R. - A lo largo de estos tres años, hemos construido una red multidisciplinar de más de 40 profesionales y expertos. Participamos activamente en la Semana de la Ciencia de Madrid, contando con el apoyo de la Universidad Complutense de Madrid, el Ministerio de Cultura y Deportes y el Observatorio del Agua de la Fundación Botín. Además estamos trabajando conjuntamente con la Fundación Canal y la Confederación Hidrográfica del Tajo, organizando rutas y actividades de divulgación del patrimonio del agua y de su trabajo en la Comunidad de Madrid. Y algo que nos tiene muy felices es que este año nos hemos adjudicado una ayuda de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT), del Ministerio de Ciencia y Tecnología, con la que podremos seguir creciendo y ampliando nuestros horizontes.

P. - ¿Qué actividades se llevan a cabo bajo el paraguas de ‘Caminar El Agua’, y dónde se realizan? ¿Tienen algún coste?

R. - El andar, de por sí, puede ser una experiencia transformadora. Con Caminar El Agua buscamos esta transformación principalmente mediante tres tipos de acciones:

  • Movimiento + Conocimiento: realizamos rutas guiadas de entre 5 y 12 km siguiendo cauces de agua, con convocatoria pública, en las que aprendemos, de la mano de expertos de distintas disciplinas - geólogos, arquitectos, biólogos, historiadores, ingenieros, etc – sobre los múltiples factores que componen a un río y cómo podemos hacer algo para ayudar en su mejora.
  • Experiencias con Agua: en formato de talleres, conciertos y performances artísticas durante las rutas.
  • Recursos abiertos: a través de nuestra web, www.caminarelagua.com, compartimos mapas e información elaborada por nuestro equipo, y que invitan a las personas a descubrir su entorno a pie.

Las experiencias son gratuitas o tienen un coste muy bajo, ya que colaboramos con entes públicos y privados y a través de becas y subvenciones. Las realizamos tanto en la Semana de la Ciencia de Madrid, en el mes de noviembre, como a lo largo del año en fechas puntuales, que comunicamos a través de nuestra web, newsletter y redes sociales.

Actuación musical durante una de las salidas.

P. - ‘Caminar El Agua’ está ligado principalmente a actividades al aire libre. ¿Qué alternativas se han puesto en marcha durante el confinamiento por la COVID-19?

R. - Durante el confinamiento, seguimos divulgando la ciencia y la cultura del agua a través de nuestra actividad online: El Agua camina por nosotros, en la que dejamos que, como su nombre lo dice, fuese el agua la que caminara por nosotros. Realizamos 4 encuentros online, los domingos a las 12, con expertos mutidisciplinares, comenzando el día domingo 22 de Marzo, Día Mundial del Agua. En aquellos encuentros, abiertos y gratuitos para el público, hablamos sobre abastecimiento de agua; los efectos de su extracción para el ecosistema; caudales ecológicos; aguas subterráneas; sobre el caminar como una metodología educativa; sobre los arroyos de Madrid; vimos una pieza audiovisual sobre la Playa de Madrid y la Piscina de la Isla y finalmente conversamos sobre restauración fluvial con dos integrantes de la Confederación Hidrográfica del Tajo. Todas las sesiones fueron grabadas y están disponibles aquí.

P. - En este sentido, ¿cuáles son las próximas actividades propuestas, tanto online como presenciales? ¿Está previsto ampliar el programa de caminatas y actividades divulgativas?

R. - Si la situación nos lo permite, tenemos previstas varias rutas y actividades para los meses de septiembre, octubre y noviembre por ríos de la Comunidad de Madrid, que incluyen talleres de dibujo de paisaje, conciertos, rutas nocturnas, y además, estamos planeando las actividades que realizaremos en la Semana de la Ciencia 2020, y que, probablemente, serán un mix entre lo online y lo presencial. Llegado el momento, publicaremos las convocatorias, tanto en nuestra web como en las redes sociales de Caminar El Agua. También nos gustaría seguir ampliando los recorridos, para descubrir nuevos cursos de agua, incluso fuera de la Comunidad de Madrid.

P. - Próximamente, ‘Caminar El Agua’ estará también en formato podcast. ¿Cómo surge esta colaboración y en qué consiste?

R. - Así es, gracias a la beca FECYT que nos hemos adjudicado, realizaremos 4 podcasts de cultura científica que invitarán al ciudadano a descubrir el río Manzanares caminando por sus orillas, en 4 tramos, que hacen en total 30 km. Además, cada uno de ellos estará acompañado por un mapa digital que mostrará los puntos de escucha, fotografías e historias que complementarán el relato. Los podcasts estarán conformados por entrevistas con expertos, vecinos y colectivos locales, en las que se compartirán distintas temáticas y visiones sobre el río, además de historias, anécdotas y música original. Será un viaje inmersivo y lleno de curiosidades para caminar, descubrir y valorar el río principal de la ciudad de Madrid.

Camila Kuncar.

P. - ¿Por qué cree que es importante la unión entre movimiento, conocimiento y acción que defiende ‘Caminar El Agua’?

R. - Caminar El Agua se basa en la premisa de que para cuidar algo o exigir una mejora a los políticos de turno, necesitas sentirte identificado con ello. Cuando relacionas el aprendizaje con una emoción, este se integra mucho más rápido, y, de hecho, en muchos casos no se olvida nunca. Esta es nuestra principal convicción: que la acción nace de una experiencia emocional. Creamos Caminar El Agua porque nos parecía fundamental que todo ese conocimiento que está encerrado en las aulas, saliera y se compartiera, con una experiencia de por medio. En nuestras rutas pasamos por depuradoras, presas, zonas urbanas, zonas rurales, lugares abandonados, vestigios históricos, debajo de nudos de autopistas, ¡y todo eso en una misma caminata! Son varias horas de andar, observar y aprender. Y, al final del día, al llegar a casa, ya ves tu territorio con otros ojos y entiendes un poco mejor cómo estamos conectados con nuestro entorno y con el agua. Ya sabes qué pasa con el agua que desechas en tu día a día, porque has visto en directo cuáles son sus consecuencias, y muy probablemente esa experiencia termine en una acción a favor del medioambiente. Ese es nuestro objetivo último y el más importante.

Lucia De Stefano.

P. - ¿Cómo evaluaría el conocimiento general de la población sobre los cursos fluviales de sus ciudades, y cómo ayudan iniciativas como esta a acercar ese conocimiento?

R. - El nivel de conocimiento es bastante bajo. Muchas personas nunca se han fijado en la presencia del agua en su entorno más próximo, de cómo se relaciona con la ciudad y con nosotros. Muchos no son conscientes del esfuerzo que supone asegurar el abastecimiento y saneamiento o cómo distinguir un río ‘sano’ de uno degradado. Sin embargo, la buena noticia, es que en estos años, hemos podido comprobar el gran interés que existe por parte de la población en salir a caminar y descubrir los cursos fluviales. Desde la primera convocatoria que hicimos en el año 2017, hemos tenido siempre listas de espera de más de 150 personas que quieren venir a nuestras actividades. Nosotras creemos que efectivamente este tipo de iniciativas ayudan mucho a acercar el conocimiento a la población, y sobre todo a valorar lo que tenemos por lo que es. A desmitificar creencias sin fundamento, como que un río es sucio por tener vegetación, o que es mejor y más bonito un río que lleva mucho caudal. Y eso no es así, cada elemento de la naturaleza tiene una razón de ser, y eso es lo que tratamos de trasmitir en Caminar El Agua, a valorar y a querer nuestro propio territorio por lo que es, sin exigirle cosas que no tiene y que nunca va a tener.

Te puede interesar