El Cabildo de Tenerife pide al Estado que mantenga las inversiones en obras hidráulicas de interés general para Canarias

52
0
52

(Tenerife.es) El Cabildo de Tenerife continúa trabajando en su propósito por mejorar la depuración de las aguas residuales de la isla, por lo que, tal y como estaba previsto, ya ha redactado los proyectos de la estación del Oeste (Guía de Isora) y la ampliación de la de Buenos Aires (Santa Cruz). No obstante, su ejecución –según recuerda el consejero de Aguas, Jesús Morales- está pendiente de que la administración del Estado “cumpla sus compromisos y mantenga las inversiones para las obras hidráulicas de interés general para Canarias”. Ambos proyectos fueron aprobados recientemente en junto de Gobierno del Consejo Insular de Aguas.

Jesús Morales explica que uno de los objetivos principales del Plan Hidrológico de Tenerife (PHT) ha sido dar respuesta a las necesidades en materia de saneamiento, depuración y vertido. En el caso del sistema de saneamiento del Oeste, es importante extender las redes de alcantarillado en los diversos núcleos de los municipios de Guía de Isora y Santiago del Teide. En este sentido, el Consejo Insular de Aguas de Tenerife (Ciaft) redactó un proyecto de EDAR con una capacidad de 7.764 m3/día en la Fase I y de 11.650 m3/día en la fase II.

Esta Estación, de carácter comarcal, será capaz de tratar el efluente de diversos núcleos poblacionales de Guía de Isora y Santiago del Teide, reducirá la contaminación de las aguas y optimizará los sistemas de tratamiento y vertido de las aguas residuales recogidas conforme a la normativa, aplicando economías de escala en la inversion y explotación de infraestructuras. El agua será apta para la reutilización en la agricultura y las conducciones de transporte se encuentran ya instaladas en la comarca.

En el caso de la ampliación de la de Buenos Aires, la Estación Depuradora se localiza en el municipio de Santa Cruz, entre la refinería de CEPSA, la autopista TF-1 y las naves industriales del Polígono Costa Sur. Actualmente , recibe las aguas residuales de la zona alta de la ciudad de Santa Cruz, La laguna y El Rosario, registrando unos caudales medios de 24.087 m3/día y en el nuevo proyecto se prevé ampliar a 40.000 m3/día.

En ambos casos se utilizará la ultima tecnología disponible MBR, biorreactores de membrana, que garantizan unas condiciones optimas del agua depurada para su reutilización posterior en regadíos. Para el consejero Jesús Morales “esto es fundamental para nosotros porque, por un lado, protegemos el medio ambiente de nuestro litoral y, por otro, aumentamos la disponibilidad de agua para otros usos, tales como regadío en agricultura y riego de parques y jardines”.

El presupuesto en el caso de la depuradora del Oeste es de 15,3 millones de euros y la ampliación de la depuradora de santa cruz se cifra en 21 millones de euros. “Dada la importancia de estas obras esperamos una mayor sensibilidad con las islas en materia de financiación por parte del estado, a través del convenio de obras hidráulicas”, asegura Morales.

Comentarios