El gobierno canario firma con el MAGRAMA los contratos de las Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales del Noreste y de Adeje-Arona

179
0
179

(Gobcan) El consejero canario de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno de Canarias, Juan Ramón Hernández, ha firmado hoy lunes, 12 de noviembre, el contrato de las Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales del Noreste y de Adeje-Arona, en Tenerife. Estas infraestructuras, se incluyen en el Convenio suscrito con el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente para actuaciones en materia de Aguas en las Islas Canarias, por un importe de licitación de 12,9 millones de euros y 23,5 millones de euros respectivamente. Ambas obras cuentan con el apoyo de la Unión Europea y reciben fondos FEDER.

La primera de estas instalaciones, que beneficia a los términos municipales de San Cristóbal de La Laguna, Tacoronte y Tegueste, se ubica en la zona conocida como El Pico, en Valle Guerra, un pequeño valle situado a 200 metros sobre el nivel del mar y a unos 2 kilómetros de la costa donde situaba la antigua depuradora comarcal, de cuya remodelación surge la nueva estación que permitirá tratar las aguas residuales de la comarca y también los residuos ganaderos y de riego del área agrícola de Tejina-Valle Guerra.

Esta nueva construcción, es muy importante dado el rápido crecimiento de toda esta comarca en los últimos años, que ha motivado que se haya rebasado ampliamente la capacidad de diseño de la antigua depuradora , encontrándose además valores de carga contaminante muy superiores a los inicialmente previstos en la implantación original. Por otro lado se observó que la calidad del agua tratada no cumplía con las exigencias de calidad de aguas para la reutilización de las mismas, en particular en lo referente a su salinidad.

En este sentido la nueva estación permite tratar tanto los caudales y cargas contaminantes actuales como los esperados, al realizarse una previsión de infraestructuras que permitirá nuevas ampliaciones para cubrir las necesidades futuras.

Esta estación, que dispone de un sistema de reactores biológicos de membranas y tiene tres líneas de 2.085 m³/día cada una, con línea de fangos para su deshidratación, permitirá tratar un caudal medio de 7.000 m3/día-ampliable a 9.300 m³/día-, y llevar a cabo la desalinización posterior del agua tratada para un caudal de 4.000 m³/día -que puede incrementarse a 8.000 m³/día.-, mediante electrodiálisis reversible (EDR).

Así, la depuradora cuenta con dos depósitos de 2.000 m3 de capacidad unitaria, uno para el agua depurada a la salida de la EDAR, y el segundo para almacenar agua tratada a la salida del EDR.

Entre los nuevos sistemas con los que cuenta esta estación se encuentra una instalación de desinfección por rayos ultravioleta para asegurar aún más que el contenido de coliformes sea lo más bajo posible. La desinfección con rayos U.V. se realiza en tubería. Para ello se ha previsto en el proyecto la instalación de dos equipos en línea con capacidad unitaria de 200 m³/hora, cada uno de los cuales estará compuesto por seis lámparas de 330 vatios.

Canarias es puntera en la utilización de tecnologías de última generación para el tratamiento de aguas residuales con el fin de reutilizar este agua con usos de riego en la agricultura; en papas, platanera y cultivo de tomates, además de jardines y campos de golf. Esta planta de nueva construcción es singular porque es la primera instalación que combina y aplica ambas tecnologías; Sistemas MBR y Sistemas EDR.

Adeje-Arona

La obra del sistema del depuración Adeje-Arona, que se enmarca también en el convenio Canarias-Estado en materia de aguas, ha supuesto la construcción de una nueva línea de pretratamiento, sustitución de las bombas de la estación de bombeo y la ampliación de la capacidad de la EDAR, con un tratamiento biológico y sistema de membranas MBR.

También se ha ampliado la línea de fangos con nuevos espesadores dinámicos, un digestor anaerobio, un gasómetro y una antorcha de biogás. La deshidratación se ejecuta nueva para la totalidad del fango digerido, con centrífugas y dos silos de almacenamiento.

Anteriormente el pretratamiento de las aguas residuales que llegaban a la Estación Depuradora se realizaba en la instalación existente en el Barranco de Troya. Dicha instalación estaba alojada dentro de un edificio de diseño integrado arquitectónicamente en la zona.

Dicho edificio tenía una ocupación ajustada, no quedando espacio para realizar la ampliación, motivo por el cual fue necesaria la demolición de una de sus fachadas para proceder a la ampliación del sistema actual mediante la construcción de una tercera línea.

Con esta ampliación, se dispone de tres líneas iguales de desbaste y pretratamiento con capacidad para tratar el caudal máximo futuro (60.000 m³/día) sin necesidad de acometer obras adicionales. 

Comentarios