El municipio leonés de Carrizo de Ribera rechaza dos pantanos para los que se prevé una inversión de 40,9 millones de euros

120
0
120
  • Río Órbigo

El Ayuntamiento de Carrizo de la Ribera (León) celebró este lunes un pleno en el que ha reiterado que su posición previa a la Evaluación de Impacto Ambiental del proyecto de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) para construir dos pantanos para regular el río Órbigo es de "rechazo frontal".

El alcalde de Carrizo de la Ribera, José Luis Martínez, ha explicado en nota de prensa que estima que "las balsas de La Rial y Los Morales, que sumarían 34 hectómetros cúbicos, afectarían a 257,5 hectáreas", lo que en su opinión es "excesivo e innecesario" para el municipio.

La iniciativa del equipo de gobierno socialista ha sido aprobada por ocho votos a favor (PSOE, UPL y uno del PP) y una abstención (no adscrito), como respuesta por parte de la CHD al período de consultas previas al trámite ambiental, cuyo proyecto está en fase de ejecución.

Martínez ha matizado que "no se trata de alegaciones, que se harán más adelante, sino de una posición previa, pero muy clara contra estos dos pantanos".

Con esta decisión de "pronunciamiento firme de abandono de la ejecución del proyecto", el Ayuntamiento de Carrizo ha abogado por "otras soluciones que no causen tanto daño al municipio".

En base a ello, se ha aprobado también sugerir a la CHD que adopte otras soluciones "más racionales y urgentes", como la mejora de las actuales infraestructuras de canales de la zona y otros sistemas de ahorro de agua, la modernización de regadíos, el acomodamiento de los cultivos a la disponibilidad real de agua o la recuperación de algunas de las otras alternativas barajadas en su día.

Con la nueva decisión plenaria aprobada el lunes, que será transmitida al Ministerio de Medio Ambiente y a la CHD, el Ayuntamiento de Carrizo, ha indicado su alcalde, "rechaza los dos pantanos proyectados para los que CHD prevé inicialmente una inversión de 40,88 millones de euros".

El pasado mes de abril, el Ayuntamiento de Carrizo ya aprobó "por abrumadora mayoría" una moción de "rechazo tajante a la construcción de las balsas" porque su construcción podrían tener "multitud de efectos perniciosos sobre cultivos, acuíferos y humedales, flora y fauna", ha indicado Martínez.

Comentarios