La Delegación de la Junta en Segovia abre expediente tras la muerte de peces en el Eresma

24
0
24
  • Rio Eresma
  • Según ha explicado el delegado territorial, Javier López-Escobar, se ha solicitado información a todas las entidades implicadas: Acuaes, CH Duero y Ayuntamiento de Segovia

La Delegación Territorial de la Junta en Segovia ha abierto expediente informativo para conocer con detalle la causa de la pérdida de calidad del agua del río Eresma y la consiguiente mortandad de cientos de peces en los últimos días.

Según ha explicado el delegado territorial, Javier López-Escobar, se ha solicitado información a todas las entidades implicadas --la sociedad estatal Aguas de las Cuencas de España (Acuaes), la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) y el Ayuntamiento de Segovia-- con el fin de "caracterizar todas las acciones y conocer en profundidad lo que ha ocurrido".

En declaraciones a los medios, el responsable de la Junta ha advertido de que, en función del informe, podría abrirse expediente sancionador o trasladarse el caso a la Fiscalía si lo sucedido incurriera en algún tipo de delito.

López-Escobar ha garantizado por otra parte que no existe riesgo para el hombre ni por el agua ni por el consumo de pescado. No obstante, la Delegación ha encargado análisis de los peces para confirmar que no hay toxicidad y la pesca ha quedado prohibida.

A través de un comunicado, la CHD atribuyó la muerte de los peces a la disminución de la calidad de las aguas del Eresma derivada de las obras de ampliación y mejora de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR), iniciadas el pasado mes de marzo por Acuaes, que obligan a verter las aguas residuales de la población con un tratamiento insuficiente.

Además, indicó que el descenso de caudal acusado en días pasados ha producido un descenso importante de la dilución que mantenía una calidad asumible en el río, lo que ha producido la muerte de los peces en el tramo aguas abajo hasta el término municipal de Los Huertos.

Entre el pasado martes y esta mañana se han sacado del río más de 235 kilos de peces sin vida, si bien a lo largo de esta jornada no se han constatado nuevas muertes, que sí podrían producirse con el aumento de las temperaturas.

La brusca disminución de oxígeno en el agua ha afectado principalmente a gobios y bermejuelas, pero también a otras especies animales que habitan en el Eresma. Al respecto, el delegado ha indicado que aún es pronto para fijar estrategias de repoblación.

Comentarios