Los embalses de las cuencas internas catalanas están cerca del 90% de su capacidad

69
0

Sobre la Entidad

Generalitat de Catalunya
Sistema institucional en que se organiza el Gobierno de Cataluña
  • Embalse de Boadella (Wikipedia).
  • Desde principios de junio (día 3) hasta la actualidad se han reducido las reservas en 6 puntos (45 hm 3 ), debido al incremento de las demandas estacionales de abastecimiento y riego.
  • Los sistemas Ter-Llobregat y Siurana-Riudecanyes registran el volumen más alto de reservas de los últimos 35 años a principios de un mes de septiembre.
  • A pesar del buen nivel de agua en los embalses, que garantizan las demandas para un período de 15-16 meses, debe continuar haciendo un uso racional y sostenible del agua.

Los embalses de las cuencas internas catalanas están cerca del 90% de su capacidad (623 hm3), unos 25 puntos más que hace un año (64% y 444 hm3 almacenados), según datos de la Agencia Catalana de del Agua. Desde principios de junio hasta la fecha se han reducido las reservas en 6 puntos (45 hm3), debido al incremento de las demandas estacionales de abastecimiento y riego.

El sistema Ter Llobregat se sitúa en el 93% de la capacidad (566 hm3), 3 puntos por debajo que hace 3 meses, cuando almacenaba 588 hm 3 (96%). Cabe destacar que este sistema registra el volumen más alto de reservas de los últimos 35 años a principios de un mes de septiembre.

Por otra parte, el embalse de Boadella (Girona), en la cuenca de la Muga, se sitúa en el 64% de su capacidad (39 hm3), mientras que los pantanos de Foix, Siurana y Riudecanyes se sitúan 91, 92 y 46%, respectivamente. Precisamente el sistema Siuranya-Riudecanyes registra más de un 78% de reservas, el registro más alto en un mes de septiembre de los últimos 35 años.

Los embalses arantizan todas las demandas para un periodo aproximado de 15-16 meses.

Con este volumen de agua en los embalses garantizan todas las demandas ordinarias para un periodo aproximado de 15-16 meses. Sin embargo, hay que continuar con uso eficiente del agua y siguiendo con el ahorro logrado hasta la fecha.

Esta situación atípica de reservas elevadas a finales de verano e inicio del otoño coincide con el periodo en el que tradicionalmente se presentan episodios de lluvia intensa, con aportaciones importantes de agua desde cabecera hasta los embalses.

En este sentido, mientras se mantenga esta situación, el personal de la Agencia Catalana del Agua responsable de la explotación de las presas extremará la vigilancia en la evolución de las condiciones meteorológicas para detectar con antelación situaciones de riesgo que motiven un vaciado preventivo de los embalses de estas cuencas, generando así el resguardo suficiente para la laminación de la avenida.

De esta manera se compatibilizará la doble función de las presas, como reserva de recursos y como elemento de protección de los bienes y personas ubicadas aguas abajo ante posibles riadas.

Comentarios