Aqualia
Connecting Waterpeople

Juan Carlos García: "La calidad sanitaria del agua en España está fuera de toda duda"

  • Juan Carlos García: " calidad sanitaria agua España está fuera toda duda"

Sobre la Entidad

CDTI
El CDTI (Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial) es una Entidad Pública Empresarial, dependiente del Ministerio de Ciencia e Innovación, que promueve la innovación y el desarrollo tecnológico de las empresas españolas.
ABB

El Consejo de Ministros aprobó a principios del mes de junio la Estrategia Española de Economía Circular (EEEC), así como el anteproyecto de Ley de Residuos, que pretende dar una solución al volumen creciente de residuos y reducir el consumo de plásticos. Este anteproyecto incluye además otra medida que ha suscitado diferencia de opiniones entre el sector del agua y el sector de la hostelería: la obligación de ofrecer agua del grifo gratis en los establecimientos.

Hablamos con Juan Carlos García, National Contact Point y experto en el Comité de Programa de SC5 de H2020 del CDTI, para conocer su opinión acerca de la nueva normativa.

Pregunta: El Gobierno ha aprobado recientemente la Estrategia Española de Economía Circular y el anteproyecto de ley de Residuos, ¿qué destacaría de este anteproyecto?

Respuesta: Este anteproyecto de ley viene a dar respuesta a la necesidad de trasponer dos directivas europeas, la UE218/851 sobre residuos y la UE219/904 sobre plásticos de un solo uso y que van encaminadas a cumplir con los objetivos del Plan de Acción de Economía Circular. De hecho, en el mismo Consejo de Ministros se aprobó la Estrategia Española de Economía Circular.

Es un anteproyecto que trae avances significativos en el camino hacia una economía con cero residuos, pero que todavía deja un largo camino por recorrer y que, al ser un anteproyecto, habrá que estar atentos a la tramitación y eventual aprobación definitiva y tramitación parlamentaria para ver cómo queda finalmente.

Este anteproyecto introduce medidas interesantes, como son: la ampliación de la responsabilidad del productor sobre el tratamiento adecuado de los residuos para cubrir el proceso completo de su procesado y gestión; los objetivos de reducción de comercialización de determinados productos de plásticos de un solo uso,así como la prohibición a partir de 2021 de la introducción en el mercado de algunos de ellos y la utilización de microesferas en productos cosméticos; algunas medidas para favorecer el ecodiseño y la disminución de la obsolescencia programada.

No obstante, creo que se producen algunas deficiencias que sería necesario corregir, entre ellas: la eliminación de la obsolescencia programada y la introducción del ecodiseño son tratadas de forma poco convincente, lo que hace dudar de que las medidas introducidas en el anteproyecto puedan ser realmente efectivas; aunque se han incluido medidas fiscales y tasas no parece que sean lo suficientemente importantes como para producir un cambio significativo en el comportamiento de los diferentes actores de las cadenas de valor; se necesitaría apostar más decididamente por un sistema de depósito de envases; es necesario establecer medidas claras y contundentes para la recuperación de las materias primas críticas presentes en los productos, con el objetivo de reducir la dependencia europea de las mismas y no solo una mera declaración de intenciones.

Si bien la calidad sanitaria del agua en toda España está fuera de toda duda, no ocurre lo mismo con la calidad organoléptica

P.- Este anteproyecto establece además las bases para avanzar hacia un nuevo modelo de producción y consumo sostenible. ¿Por qué es importante establecer objetivos ambiciosos en relación a la Economía Circular?

R.- No olvidemos cuál es el objetivo final del Plan de Acción de la Economía Circular europeo, que no es otro que desacoplar el crecimiento económico del consumo de recursos y alcanzar la neutralidad climática para 2050. Sin embargo, han pasado ya 5 años desde el lanzamiento del primer paquete sobre económica circular y nuestra economía sigue siendo mayoritariamente lineal, estimándose que solo un 12% de los recursos materiales en Europa vuelven a entrar en los procesos productivos.

Para dar un impulso a la consecución de este importante y ambicioso objetivo, la nueva Presidenta de la Comisión Ursula von der Leyen, presentó en diciembre del pasado año el Pacto Verde Europeo, que trata de involucrar, en una detallada hoja de ruta, a todos los sectores económicos y sociales, especialmente transporte, energía, agricultura, edificios y el sector industrial.

Los retos que quedan por delante para conseguir la neutralidad climática en 2050 son muy importantes. No se podrán abordar si no nos marcamos unos objetivos ambiciosos al mismo tiempo que se aprueban los mecanismos de financiación de inversión, de investigación e innovación necesarios para conseguirlos.

Además, este es un reto que no solo involucra a Europa, sino que es un desafío mundial. Que Europa sea pionera en el planteamiento y consecución de unos objetivos ambiciosos es fundamental para convencer al resto de naciones de que redoblen sus esfuerzos para acompañarnos en este camino.

Yo creo que la medida es positiva, pero tampoco considero que el impacto vaya a ser enorme

P.- Con el objeto de reducir el consumo de envases y fomentar el consumo de agua del grifo, los establecimientos hosteleros tendrán que ofrecer a los clientes la posibilidad de consumir agua no envasada de manera gratuita. ¿Qué opinión le merece esto?

R.- Es una medida que despierta sentimientos encontrados. La industria y la hostelería, en general, no están de acuerdo con ella. La industria porque va a ver disminuido el consumo de su producto, tanto el agua mineral, como el plástico y la hostelería por el coste que les supone ofrecer agua del grifo gratuitamente.

Yo creo que la medida es positiva, pero tampoco considero que el impacto vaya a ser enorme. Cada día en España se ponen 50 millones de bebidas en envases de plástico, de los cuáles 30 millones acaban en vertedero. Ahora bien, siendo esta cifra importante, habrá que ver cómo evoluciona el comportamiento del consumidor. No olvidemos que, si bien la calidad sanitaria del agua en toda España está fuera de toda duda, no ocurre lo mismo con la calidad organoléptica, de manera que es probable que en muchas de nuestras ciudades el consumidor siga prefiriendo consumir agua embotellada.

Por este mismo motivo, no creo que ni la industria ni la hostelería noten un gran impacto en sus ventas o costes. Por otra parte, por ejemplo en Navarra, ya se tomaron durante 2018 medidas similares y que muchos establecimientos hosteleros han sabido adaptarse a la nueva situación y han instalado fuentes automáticas, incluso decorativas, para que los propios clientes se sirvan el agua que precisen, de manera que el impacto sobre sus costes ha sido mínimo.

Cada día en España se ponen 50 millones de bebidas en envases de plástico, de los cuáles 30 millones acaban en vertedero

P.- ¿Cómo cree que afectarán estas nuevas normas a sectores como la hostelería o el turismo?

R.- Hace tiempo que estamos observando un movimiento en estos sectores para hacerlos más sostenibles: disminución del desperdicio de alimentos, disminución de residuos, gasto energético, etc. En este caso, no se trata de un proceso voluntario sino que es obligado por la normativa y es evidente que estos dos sectores van a verse muy afectados. Los plásticos de un solo uso están muy presentes tanto en la hostelería como en el turismo debido a la utilización de platos, vasos, cubiertos, pajitas, etc.

Su eliminación supone un reto para estos sectores, pero a mí me gusta más pensar en términos de oportunidades. Habrá que pensar en nuevas formas de ofrecer el servicio a los clientes y posiblemente cambiarán algunos modelos de negocio y surgirán otros nuevos.

Al igual que cuando salió la ley antitabaco, hubo un gran revuelo en estos sectores, estoy seguro de que ahora iremos viendo una lenta pero paulatina adaptación a las nuevas circunstancias, no solo de los negocios sino también de los clientes.

Te puede interesar

Redacción iAgua