Connecting Waterpeople
Premios iAgua 2018
110 nominados en 23 categorías aspiran a coronarse en la gala que se celebrará el próximo 19 de Diciembre.
Centro del Agua para América Latina y el Caribe

Centro del Agua, 10 años cuidando los recursos hídricos

0
71

Presentación Centro del Agua para América Latina y el Caribe

  • El Centro del Agua para América Latina y el Caribe celebra su primera década de proveer soluciones para combatir las problemáticas del líquido vital.E
  • Escrito por Dulce Pontaza.

Sobre la Entidad

Centro del Agua para América Latina y el Caribe
El Centro del Agua para América Latina y el Caribe surge en Noviembre del 2008, como una iniciativa conjunta del Tecnológico de Monterrey, Fundación FEMSA y el Banco Interamericano de Desarrollo.
· 71
0

Tomar un vaso, regar el jardín, bañarse, lavar alimentos, trastes, prendas y hasta asear el auto son sólo algunas de las tantas actividades que realizamos con agua cada día. Sin embargo, no todo mundo tiene la misma suerte. En la actualidad, alrededor de 1,200 millones de personas viven en áreas de escasez física de este líquido, según datos de la Organización de las Naciones Unidas.

Ante ese panorama, en noviembre de 2008, nació el Centro del Agua para América Latina y el Caribe (CDA), por iniciativa del Tecnológico de Monterrey, Fundación FEMSA y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), una plataforma que, a través de la investigación, desarrollo y formación de capacidades, pretende atender y proveer soluciones para el uso sustentable del agua.

De acuerdo con el Informe Mundial de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo de los Recursos Hídricos 2018, más de 2,000 millones de personas en el mundo carecen de acceso al agua potable, mientras que más de 4,000 millones no cuentan con acceso a servicios de saneamiento seguro. Es un escenario poco alentador, ya que, para 2050, se prevé que la demanda de agua aumente en casi un tercio en todos los sectores, debido al rápido crecimiento de la población mundial.

“El Centro del Agua tomó como punto de partida la necesidad que existe en la región de América Latina y el Caribe de poder brindar soluciones, formar capacidades y ser un punto de encuentro para la discusión del uso sustentable del recurso agua, ya que es una región que sufre muchas carencias”, subraya el doctor Alberto Mendoza Domínguez, quien es el actual director del CDA.

Trabajo en conjunto  

El Centro del Agua se ubica en el edificio CEDES del Tec de Monterrey, Campus Monterrey. Es uno de los cinco centros de investigación de la Escuela de Ingeniería y Ciencias. Lo integran un equipo de 52 especialistas e investigadores, ocho de los cuales forman parte del Sistema Nacional de Investigadores (SNI).

“Desde que lanzamos el CDA, nuestro objetivo es contribuir a la seguridad hídrica en la región, promoviendo la investigación, innovación y programas de capacitación para fortalecer a los profesionales del agua”, señala, en entrevista con Tec Review, Mariano Montero, director de Fundación FEMSA.

El BID es una pieza fundamental para que el CDA lleve a cabo estos objetivos. Se trata de la principal fuente de financiamiento en el desarrollo de América Latina y el Caribe y que apoya proyectos de distintos sectores, como el saneamiento y cuidado del agua.

Para 2050, se prevé que la demanda de agua aumente en casi un tercio en todos los sectores

En este sector, el BID ha proveído de recursos, desde su fundación, a unos 400 proyectos de distintos países; México es una de las naciones beneficiadas. Hasta hoy, esta institución provee el financiamiento para el desarrollo de proyectos e iniciativas clave de éste. El CDA fue la primera iniciativa financiada por AquaFund, el principal mecanismo de financiamiento para las inversiones en las áreas de agua y saneamiento.

“El CDA ha sido un gran aliado para realizar estudios relacionados con la seguridad hídrica en la región. Una de sus colaboraciones más recientes fue con el Fondo de Agua Metropolitano de Monterrey para desarrollar el Plan Hídrico Nuevo León 2050, un portafolio de soluciones para marcar la ruta hacia la seguridad hídrica a largo plazo en el estado”, destaca el director de Fundación FEMSA.

¿Cuál es la clave? 

Actualmente, los especialistas del CDA trabajan en tres áreas: tratamiento, análisis y calidad de agua; geoprocesos ambientales, y procesos y gestión hídrica.

La primera se enfoca en el uso de métodos avanzados de tratamiento para la detección y eliminación de contaminantes en el agua, por medio de la aplicación de nanotecnología y biotecnología. “A través de sensores que se pueden utilizar en aguas residuales domésticas, uno puede detectar especies químicas que nos arrojan información sobre la población. Por ejemplo, si empieza a existir una epidemia, la población consume antibióticos y éstos, cuando se metabolizan, pueden ser descargados en las aguas residuales. Entonces nos podremos dar cuenta, a través de mediciones, cuál es la salud de la población”, explica Mendoza Domínguez.

El CDA ha sido un gran aliado para realizar estudios relacionados con la seguridad hídrica en la región

La segunda línea investiga el impacto ambiental de las actividades humanas y los procesos naturales en el subsuelo, a través de métodos geofísicos. “Estudiamos todo el ciclo hidrológico, cómo entra y fluye el agua en los acuíferos, pero también cómo llega a los pozos, cómo se extrae y cuánta reserva se tiene. Para eso, aplicamos modelos matemáticos del flujo de agua para conocer la hidrodinámica de estos acuíferos”, señala el investigador Jürgen Mahlknecht, quien fungió como director del CDA de 2008 a 2017.

La tercera –procesos y gestión hídrica– está orientada a la solución de problemas en regiones grandes o cuencas hidrográficas. Se enfoca en cómo utilizar tanto la ciencia como la tecnología del agua para una gestión inteligente del recurso.

“El agua es requerida por varios usuarios que compiten por ésta. Desarrollamos ecuaciones matemáticas que ayudan a la toma de decisiones sobre cómo operar los sistemas de agua, ya que la fuente del recurso puede ser un pozo o un río; de ahí se extrae, se transporta o se distribuye, a través de un acueducto, a una ciudad. Lo que estamos haciendo es la planificación de los recursos hídricos”, agrega Mahlknecht.

Para que el trabajo científico se lleve a cabo, los investigadores cuentan con cuatro laboratorios, que están equipados con tecnología de punta: Instrumental Analítico, de Calidad del Agua, de Procesos Biológicos y de Cromatografía Líquida.

Hasta ahora, la comunidad científica del CDA ha completado más de 30 proyectos, cuenta con tres patentes otorgadas y 13 están en proceso. Gracias a su impacto, fue considerado, en el 48 Congreso de Investigación y Desarrollo, como uno de los cinco proyectos del Tec de Monterrey que prometen ayudar a las problemáticas que ocurren en México. 

Entre laboratorio y la política pública

Para que los avances científicos detonen proyectos reales y tengan un impacto en la sociedad, los investigadores deben tener un acercamiento con actores involucrados en la toma de decisiones. Para ello, existe el Núcleo Estratégico de Decisiones (NED), programa insignia del organismo. “Los científicos somos los que nos enfocamos fuertemente en nuestros desarrollos, pero, en algún momento, tenemos que comunicar esa información y debemos hacerlo de una manera que sea entendible para los tomadores de decisiones y eventualmente se genere política pública”, explica el director del CDA.

La Red del Agua para América Latina y el Caribe (RAALC) también forma parte de la oferta del proyecto. Se trata de una red conformada por individuos y organizaciones enfocados al desarrollo científico que, a través de foros y talleres, difunde el conocimiento para el aprovechamiento sostenible del agua.

Lo que estamos haciendo es la planificación de los recursos hídricos

Mendoza Domínguez destaca que, a lo largo de estos 10 años, el CDA se ha convertido en un “brazo científico” para los fondos de agua de la región, organizaciones que tienen como propósito poner en la agenda de diferentes regiones el tema de las carencias que se tienen y cómo se pueden resolver.

Sin embargo, se planea ir por más. Este 2018, la Escuela de Ingeniería y Ciencias del Tecnológico de Monterrey definió cuatro puntales de focalización: Tec.Bio, enfocada a la biología sintética, bioprocesos y omics; Tec. Nano, orientada a la nanomedicina, nanomateriales y nanodispositivos; Tec.Cyber, dirigida a la ciberseguridad, ciencia de datos, Inteligencia Artificial (AI), Internet de las Cosas (IoT) y fábricas digitales; Tec.Nexus, que estudiará el agua, la energía y los alimentos.

De acuerdo con su director, el Centro del Agua para América Latina y el Caribe será la plataforma que atienda la iniciativa Tec. Nexus. “Ya teníamos una cierta integración entre investigadores que atendían el tema del agua, medio ambiental y energético. Ahora estamos consolidando todo ese grupo de personas para que, de manera formal, hagamos la declaratoria, abordemos estas problemáticas de manera integrada, ya que hay una conexión muy importante entre los mismos”.

Y el CDA, en el comienzo de su segunda década de existencia, va por más. El doctor Mendoza cuenta que en poco tiempo este organismo evolucionará y se convertirá en la plataforma que atienda principalmente al sector energético, agua y alimentos.

La redacción recomienda

07/12/2018 · Investigación · 47 0

Encuentro de actores y partes interesadas proyecto ISA-NED

30/08/2018 · Eventos · 93 2

Sofa 8148: Decision-support systems to measure water-related trade-offs in Latin America