Las empresas concesionarias de servicios de agua potable y sanemiento en Chile fueron instruidas por la SISS sobre estudios de inversión para mitigar emergencias

486
0

(SISS) La Superintendencia de Servicios Sanitarios ha instruido a las concesionarias Aguas Andinas, Aguas Cordillera y Esval la realización de estudios que fundamenten los planes de inversión y medidas adicionales, enfocados a enfrentar los efectos de turbiedad extrema.

En el presente verano, distintos sectores cordilleranos del país se han visto afectados por inusuales condiciones hidrometeorológicas, con lluvias con isoterma 0°C y sobre los 4.000 metros de altura, lo que origina precipitación de agua lluvia en zonas donde habitualmente cae nieve, lo cual ha provocado grandes aluviones y escurrimientos de agua desde las regiones de Antofagasta hasta la región de O'Higgins. Estos eventos han provocado en la última semana suspensiones del abastecimiento de agua potable en Los Andes, sectores del Gran Valparaíso, y Santiago, entre otros.

Considerando que esta situación podría continuar en el tiempo, la SISS está instruyendo a las empresas Aguas Andinas, Aguas Cordillera y ESVAL, la realización de los estudios que fundamenten la incorporación de planes de inversiones y medidas adicionales de seguridad que permitan mitigar los efectos de casos de turbiedad extrema en los ríos Maipo, Aconcagua y Mapocho, como los observados durante este verano.

Gran Santiago

En el caso del Gran Santiago, en el actual Plan de Desarrollo de Aguas Andinas, aprobado por la SISS en mayo del 2011, se establecieron obras de seguridad de producción para mitigar efectos de turbiedad extrema en el Gran Santiago, considerando la ocurrencia de estos eventos en época de invierno, y por lo tanto la empresa deberá estudiar si corresponde reforzar y/o ampliar.

Las obras comprometidas actualmente son:

  • Volumen de estanque de seguridad, corresponde a 225.000 m3 de capacidad. Esta obra está en ejecución y su término está previsto para fines del 2013.
  • Interconexión Embalse El Yeso- Laguna Negra: permitirá aportar al acueducto Laguna Negra un caudal de hasta 4 m3/s, exclusivamente para casos de turbiedad elevada. Término de la obra está considerado en diciembre de 2013.
  • Aumento de la capacidad de sondajes Cerro Negro por un caudal de 300 l/s. Estos pozos están operativos desde el año 2012.

La empresa Aguas Andinas deberá complementar o reforzar este plan de obras, considerando los escenarios actuales de turbiedad que está enfrentando.

La Superintendenta de Servicios Sanitarios, Magaly Espinosa, explicó que "es fundamental que las empresas sanitarias incorporen el nuevo escenario de condiciones hidrometeorológicas que están enfrentando y realicen los estudios para evaluar las mejores alternativas considerando los costos de inversión que involucran cada una de ellas".

La SISS ha establecido a las empresas un plazo de entrega del primer informe para al 30 de marzo de 2013.

Comentarios