La concentración de azufre del agua en la ciudad de Arica no supone un riesgo para la población

125
0
125
  • Vista panorámica de la ciudad de Arica (wikipedia)

(SISS) La Superintendencia de Servicios Sanitarios informa que, desde enero de 2013, el agua de la ciudad de Arica está cumpliendo a cabalidad con la norma chilena de agua potable y los niveles de arsénico no superan los 0,01 mg/L establecidos.

Por lo tanto, la SISS llama a la ciudadanía a tener tranquilidad al respecto y aclara lo siguiente:

La SISS fiscaliza sistemáticamente la calidad del agua potable que se suministra a la población por parte de todas las concesionarias del país y mensualmente publica a través de su página web el cumplimiento de los resultados obtenidos a través de un proceso de autocontrol.

En relación a los niveles de arsénico en Arica, el Ministerio de Salud, en conformidad a lo dispuesto en la Norma Chilena de Agua Potable, estableció un tiempo de 16 meses para la construcción y puesta en funcionamiento de una Planta de Tratamiento de Agua Potable de Osmosis Inversa (PTOI) Pago de Gómez, con el fin de que la empresa Aguas del Altiplano de cumplimiento al límite de 0,01 mg/L de arsénico, plazo que venció el 30 de junio del 2012. Dicha planta ya se encuentra construida y en plena operación.

Cabe hacer presente que en los meses anteriores a junio de 2012 el valor límite permitido para la ciudad de Arica fue de 0,03 mg/L para el arsénico, cumpliéndose plenamente y los resultados de los niveles de arsénico en Arica durante 2012, señalan valores promedios muy inferiores al límite de 0,03 mg/l.

Sin embargo, la nueva exigencia a partir de junio establece un límite de 0,01 mg/L, para lo cual la empresa se preparó con la construcción y puesta en marcha de la planta de abatimiento, que ha permitido alcanzar en nuevo límite con algunas desviaciones menores y en diciembre del 2012 hay valores puntuales que lo superan levemente, razón por la cual la SISS ha dado inicio a un procedimiento de sanción a Aguas del Altiplano.

No obstante, el agua potable producida desde enero de 2013 sí está cumpliendo con la actual normativa de 0,01 mg/L según comprobó la SISS mediante los procedimientos de autocontrol.

Finalmente la SISS aclara que los valores detectados están muy cercanos a los límites normativos, razón por la cual la Superintendencia concuerda con las declaraciones de las autoridades del Ministerio de Salud en el sentido de que "los niveles que indica este informe son menores y no habría ningún problema para la salud".

Comentarios