SISS fiscaliza la planta de tratamiento de agua potable Salar del Carmen

29
0

Sobre la Entidad

SISS
La Superintendencia de Servicios Sanitarios de Chile regula y fiscaliza a las empresas que brindan el servicio de agua potable y recolección y tratamiento de las aguas servidas.
29
  • Trabajo en terreno del equipo SISS en Antofagasta verifica que la empresa concesionaria está implementando los planes de contingencia instruidos, en cuanto a los respaldos eléctricos de las instalaciones de agua potable, a fin de minimizar las deficiencias que se pudiera producir en caso de una eventual emergencia derivada de eventos naturales, como por ejemplo, un movimiento sísmico de gran intensidad.

Con el propósito de asegurar la calidad de servicio y constatar el respaldo energético con que cuenta la infraestructura sanitaria de la empresa de servicios sanitarios Aguas Antofagasta S.A., funcionarios de la Oficina Regional Antofagasta de la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS) realizaron una fiscalización integral en terreno a la planta de tratamiento de agua potable Salar del Carmen.

La planta de tratamiento de agua potable Salar del Carmen abastece a la ciudad de Antofagasta y a la localidad de Mejillones, y uno de los ejes del trabajo en terreno se orientó en constatar la operación de los procesos de su infraestructura y sus condiciones verificando parámetros como cloro, turbiedad, flúor y hierro, los cuales se encontraban dentro de lo exigido por la normativa vigente.

Según detalló el jefe de la Oficina Regional de la SISS en Antofagasta, Dagoberto Illanes especial énfasis tuvo la fiscalización a la operatividad del respaldo energético de la planta de tratamiento de agua potable Salar del Carmen de Antofagasta, la cual se encuentra operativa en caso de eventuales emergencias.

"Esta planta de tratamiento de agua potable cuenta con un grupo generador de 200 KVA que entrega respaldo energético para toda la planta. Se probó su funcionamiento, simulando un corte de energía, demostrando que entra en operación automática el grupo generador. Se constató también la existencia de combustible de respaldo para la operatividad del grupo generador, lo que le entrega una autonomía de aproximadamente 48 horas", detalló Illanes.

El jefe de la Oficina Regional SISS de Antofagasta advirtió que este proceso de fiscalización se está desarrollando en todas las plantas de tratamiento de agua potable de la región, que incluye la Planta de Tratamiento de agua potable de Topater en Calama, y en las plantas desaladoras de Antofagasta y Tal Tal.

"El foco de nuestro accionar fiscalizador es prevenir y asegurar que la empresa concesionaria implemente los planes de contingencia instruidos por la SISS, en caso de ser requerido ante una eventual emergencia derivada de eventos naturales, como por ejemplo, un movimiento sísmico de gran intensidad", explicó Dagoberto Illanes.

En este sentido, el jefe de la Oficina Regional de la SISS en Antofagasta relevó la importancia de los servicios de agua potable en caso de una eventualidad. "Una situación de este tipo impone asumir una actitud particularmente proactiva frente a las catástrofes o emergencias de cualquier índole, que afecten o pongan en riesgo los servicios sanitarios, en cuanto a su calidad y continuidad, todo ello por la seguridad del público y la salud de la población", advirtió.

Las fiscalizaciones integrales en terreno desarrolladas por funcionarios de la Superintendencia de Servicios Sanitarios forman parte de un plan permanente de verificación a la infraestructura sanitaria con que operan los concesionarios, y cuyo fin es asegurar una adecuada calidad de servicio, de atención de usuarios, como de respuesta ante las emergencias.

Comentarios