El Salar de Surire cumple 18 años como Humedal de Importancia Internacional

43
0

Sobre la Entidad

43
  • Allí anidan tres especies de flamencos de las seis que existen en el mundo, pero también acoge al suri o ñandú de la puna.

Dieciocho años como Sitio Ramsar cumple este martes 2 de noviembre, el Salar de Surire, uno de los escenarios naturales más hermosos de la región de Arica y Parinacota. El certificado que da cuenta de su categoría, reconocida a nivel mundial, fue firmado el 2 de diciembre de 1996 y extendido por la Convención  Relativa a los Humedales de Importancia Internacional Especialmente como Hábitat de Especies Acuáticas, a la que Chile suscribió el año 1981.

Arturo Gómez Mamani, jefe del Área Putre de CONAF, resalta que “la importancia del Salar del Surire, como sitio Ramsar, tiene que ver con que allí anidan las tres especies de flamencos de las seis que existen en el mundo: Flamenco chileno, Flamenco de James y Flamenco Andino. (Phoenicopterus chilensis, Phoenicoparrus jamesi y Phoenicoparrus andinus, respectivamente”.

Gómez indica que “cada cierto tiempo se da esa condición, pero lo llamativo es que todo el año el Salar tiene presencia de flamencos, incluso en las épocas más frías, cuando disminuyen las poblaciones, pues igual quedan lagunas permanentes que acogen a estas especies”.

Allí anidan las tres especies de flamencos de las seis que existen en el mundo

La Convención Ramsar, que tomó su nombre de la ciudad iraní donde se constituyó la Convención el año 1971, busca la conservación y uso racional de los humedales del mundo, lo que abarca ecosistemas tales como pantanos o bofedales como los de nuestra zona andina, oásis, zonas marinas próximas a la costa o lagos y lagunas, entre otros.

Gómez indica que el Salar de Surire contiene justamente lagunas permanentes, además de las lagunas someras usadas por los flamencos en la nidificación, y que están ligadas a vertientes alimentadas por el rio Surire o por Polloquere, más conocido por su uso termal.

Pero no sólo flamencos alberga Surire. Gómez, quien también ha sido guardaparques por muchos años, indica que el nombre del lugar da cuenta de la presencia de suris, tal como Guallatire es lugar de guallatas o Parinacota lugar de parinas –el nombre aymara de los flamencos-.  Y agrega:  “Son nombres puestos a partir de los animales, desde tiempos antiguos.  Pienso que se colocaron desde que empezó e luso del idioma aymara y  hubo  seguramente una presencia mayoritaria de suris”.  Se refiere así al ñandú de la puna, otra ave del Salar, a la que se suman también especies como el quirquincho.

Respecto de todas ellas CONAF mantiene programas de monitoreo, tales como el de las cámaras-trampa, o lleva adelante Programas de Conservación, como el de los flamencos, lo que conlleva mantener al día censos mensuales, así como dos censos simultáneos  en verano e invierno, con las regiones vecinas.

El Salar de Surire comprende una extensión de 15.858 hectáreas, de las cuales 11.298 corresponden al Monumento Natural Salar de Surire, área integrante del Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas del Estado.

Accesos

Más frecuentado por turistas extranjeros que por nacionales, una de las debilidades del Salar de Surire para la visitación turística, es la escasa locomoción al lugar.

Generalmente se llega sólo vía tour operadores. El jefe del Área Putre precisa que la mejor época para visitar esta maravilla natural va de septiembre a marzo, pues en ese período comienza a verdear y se ve todo más florecido, empiezan también a nacer las aves pequeñas y  hacia diciembre es la época en que se concentran las colonias de flamencos que llegan a nidificar.  Si tiene suerte verá además suris y podrá apreciar los hermosos cambios de color de los cerros Oquecollo y la pampa de Surire. Un panorama que vale la pena considerar.

Datos claves

Desde Arica a Surire son 5:30 horas de viaje (266 km.), aunque se recomienda pernoctar en Putre para aclimatarse a la altura.  Desde Putre la distancia son 126 km., y tres horas de viaje aproximadamente. Las rutas de acceso son la A-235 y la A-31, ambas caminos de tierra. La guardería de CONAF atiende desde el lunes a las 14:00 horas hasta el día domingo a las 14:00 horas, y se encuentra en las orillas del Salar, al noroeste.

Comentarios