El Gobierno de Chile presenta información clave sobre las 13 cuencas principales

67
0

Presentación Cuencas Hídricas (Ministerio de Obras Públicas de Chile)

Sobre la Entidad

DGA Chile
Dirección General de Aguas (DGA) de Chile. Dependiente del Ministerio de Obras Públicas.
Web

La situación de sequía que enfrenta el país ya por varios años y el manejo general de las aguas en el territorio nacional, demanda sistemas de gestión e información para enfrentar la coyuntura actual y hacerse cargo del tema en el largo plazo. Conocer, sistematizar y utilizar como insumo clave la información relativa a las condiciones hídricas de determinadas cuencas, definidas como prioritarias por el Ministerio de Obras Públicas, resulta fundamental para enfrentar el desafío de un recurso cada vez más difícil de producir y a la vez tan determinante para el consumo humano, la agricultura y el desarrollo productivo en general.

La información de tipo hidrológica (red hídrica), las características hidrogeológica (acuíferos), los instrumentos de medición hidrométricos (estaciones meteorológicas y fluviométricas), la información sanitaria (agua potable rural y urbana), los antecedentes ambientales (declaración de escasez hídrica), información administrativa esencial (derechos de aprovechamiento otorgados, caudales otorgados), el nivel de organización de los usuarios y las medidas de fiscalización, son todos componentes claves del registro que se presenta a continuación.

Este trabajo de sistematización por cuencas hidrográficas forma parte de un esfuerzo general del Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet y del Ministerio de Obras Públicas en particular, que es sinérgico con las inversiones en desarrollo en materia de infraestructura para enfrentar la sequía (pequeños y grandes embalses, sistemas de agua potable rural, plantas desaladoras), así como los esfuerzos en el plano legislativo para, entre otros objetivos, dar prioridad al consumo humano en casos de escasez hídrica.

Chile es un país con unas 101 cuencas que de manera importante han definido el uso del territorio tanto en la instalación de sus ciudades como en el desarrollo de su actividad económica.

En el Ministerio de Obras Públicas tenemos la convicción que la gestión de las aguas se debe hacer desde las cuencas y con una participación destacada de todos sus actores y usuarios. Ello no solo tiene sentido desde una intención efectiva de descentralización, sino también de aumentar la eficacia y la eficiencia con el conocimiento local, la experiencia acumulada y la investigación en terreno.

Lograr una gestión efectiva de la cuenca no implica solamente enfrentar los problemas de reparto en condiciones de escasez, sino también disponer de una visión de largo plazo que apunte a preservar la calidad y disponibilidad del recurso y hacerlo compatible con los usos alternativos y planificar las inversiones que resulten indispensables en el tiempo.La entrega de esta información, con 13 cuencas inicialmente seleccionadas, da cuenta de esta intención de lograr que las cuencas sean el eje de la gestión de aguas del país.

Presentación

En Chile, existen grandes diferencias entre cuencas en lo referente a disponibilidad de agua; éstas van desde situaciones extremas de escasez en el desierto a situaciones de abundancia en la zona austral. Además, existe una gran variabilidad en cuanto al suministro en el tiempo, a consecuencia tanto de la variación estacional como interanual. Esto implica una falta de fiabilidad del recurso, lo que supone un importante reto para los gestores del agua, en particular, y para la sociedad en su conjunto.

Además de los problemas relacionados con la cantidad disponible de agua, se presentan problemas relacionados con la calidad del agua. La contaminación de las fuentes constituye uno de los principales problemas que afrontan los usuarios de los recursos hídricos y supone una amenaza para el mantenimiento de los ecosistemas naturales.

En muchas regiones, la disponibilidad de agua, tanto en cantidad como en calidad, se está viendo gravemente afectada por la variabilidad y el cambio climático, con más o menos precipitaciones según las diferentes regiones y una mayor frecuencia de fenómenos atmosféricos extremos. Por otro lado, en algunos casos, la demanda se ve incrementada como resultado del crecimiento de la población y otros cambios demográficos (en particular, la urbanización) y la expansión agrícola e industrial que resultan de la modificación de los patrones de consumo y de producción. Como consecuencia, algunas regiones se encuentran ahora mismo en un permanente estado de niveles de demanda superados y muchas otras regiones lo padecen en momentos críticos del año o en años de escasez de agua.

Ante este complejo escenario, se hace indispensable avanzar en una gestión de cuencas con un enfoque territorial, considerando las particularidades de cada sistema desde un punto de vista que integre aspectos sociales, económicos y ambientales.

Ante este complejo escenario, se hace indispensable avanzar en una gestión de cuencas con un enfoque territorial, considerando las particularidades de cada sistema desde un punto de vista que integre aspectos sociales, económicos y ambientales.

En este informe se presenta una descripción general (geográfica, hidrológica, administrativa, etc.) de las cuencas priorizadas, constituyendo la línea base sobre la cual se evaluarán las problemáticas específicas de cada sistema para, posteriormente, proponer soluciones que permitan avanzar en la gestión de cuencas y más específicamente, en una Gestión Integrada de Recursos Hídricos (GIRH).

Comentarios