Se constituyen las comunidades de aguas subterráneas de La Ligua y Petorca en Chile

60
0
  • Se constituyen comunidades aguas subterráneas Ligua y Petorca Chile
  • Organizaciones involucran a 3.762 derechos de aprovechamiento de aguas y 2.500 personas naturales o jurídicas. Seis de las 12 comunidades tienen comités de APR entre sus integrantes.

Sobre la Entidad

DGA Chile
Dirección General de Aguas (DGA) de Chile. Dependiente del Ministerio de Obras Públicas.
Web
60

Son 12 las comunidades de aguas subterráneas que se constituyeron en torno al Sector Hidrogeológico de Aprovechamiento Común (SHAC), correspondiendo a 5 subsectores del acuífero del río Petorca y 7 al acuífero del río La Ligua.

Lo anterior, en el marco de un programa realizado por la Dirección General de Aguas del Ministerio de Obras Públicas, que consistió en catastrar a todas las personas que tenían títulos de aguas, para luego convocarlos y capacitarlos, junto con entregarles la asesoría legal para su constitución. La ceremonia de cierre, encabezada por el Director General de Aguas, Carlos Estévez, tuvo lugar el pasado viernes 6 de mayo, en La Ligua.

El Director General de Aguas manifestó que el beneficio de esta herramienta es que “la organización de los mismos usuarios permite generar un ordenamiento y control interno, que no es posible desde la perspectiva de la intervención del Estado, creándose una entidad normada por la Ley, con atribuciones y deberes, facultada para transparentar, ordenar, medir y controlar  todos los pozos existentes en el acuífero, velando por el adecuado ejercicio de los derechos de aprovechamiento en tiempo y oportunidad, es decir, caudal máximo de extracción y volumen anual de extracción”.

Estévez explicó que a través de la Unidad Organización de Usuarios y Eficiencia Hídrica de la Dirección General de Aguas se realizó este trabajo participativo, para lo cual previamente fue necesario subdividir los acuíferos de los ríos La Ligua y Petorca para finalmente definir 7 subsectores para el acuífero de La Ligua y 5 para el de Petorca. “Si bien la constitución de una comunidad de aguas subterráneas no resuelve el problema de fondo, que es la escasez hídrica en la zona, es una herramienta que permitirá a los titulares de derechos gestionar de mejor forma las aguas existentes, esto es, de manera  eficiente y sustentable”, destacó el Director General de Aguas.

El Seremi de Obras Públicas, Miguel Saavedra, resaltó que al estar agrupados en un colectivo con personalidad jurídica les permite acceder en conjunto a beneficios como la Ley de riego (Ley 18.450), Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR), Fondos de Protección del Ambiente (FPA), etc., fondos con los cuales pueden adquirir capacitación técnica y tecnología.

El paso siguiente es que las comunidades elijan directivas, determinen cuotas para el financiamiento interno, definan una sede, actualicen el registro de comuneros, implementen un sistema de medición y control en cada pozo, fiscalicen y denuncien extracciones ilegales, entre otras tareas. Asimismo, postular a los fondos estatales disponibles para implementar mejoras que contribuyan a la gestión del recurso hídrico.

Ricardo Valdivia, presidente de la Comunidad Petorca Poniente, quien habló en representación de los comuneros, indicó que “con la constitución de las comunidades de aguas subterráneas dan el primer paso de un largo proceso que comienza”. Añadió que es fundamental el apoyo del Estado con herramientas que les permitan gestionar las aguas de manera óptima y además instó a todos los agricultores a trabajar en conjunto en beneficio de las comunidades.

A su vez, el Gobernador de la Provincia de Petorca, Mario Fuentes, señaló que es un día histórico, largamente esperado y llamó a los comuneros a trabajar unidos. “Es difícil avanzar cuando no se está organizado. Las diferencias son legítimas, pero siempre es bueno llegar a acuerdos y trabajar por un objetivo común. Es una oportunidad para que desde la Provincia de Petorca, salgan innovaciones para la eficiencia hídrica”.

Reforma al Código de Aguas

En la ocasión, Estévez relató a los asistentes los alcances de la reforma al Código de Aguas. “Además de la escasez hídrica, realidad que no sólo se vive en la provincia de Petorca, sino que también en otras regiones del país, como en Atacama y Coquimbo, hay otros factores que dificultan la fiscalización y sanción de los infractores y la gestión integrada del recurso hídrico. El marco legal que actualmente nos rige, el Código de Aguas de 1981, modificado parcialmente el 2005, no recoge la heterogeneidad hídrica del país, reconoce al recurso hídrico como un bien de mercado y las atribuciones para la fiscalización son limitadas”, señaló.

Actualmente está en primer trámite constitucional en la Comisión de Agricultura, Silvicultura y Desarrollo Rural la reforma al Código que intensifica del carácter de bien público de las aguas y de los principios de sustentabilidad del acuífero y de tutela del Estado. “Un beneficiario importante de estas modificaciones serán los comités de APR.  Seis de las comunidades aquí presentes,tienen comités de APR en sus directivas: Río Pedernal, Río del Sobrante, Estero Los Ángeles, Estero Alicahue, Estero Pataguas y La Ligua del Pueblo”, destacó.

En materia de aguas subterráneas, la reforma define que si la explotación de éstas produce una degradación del acuífero al punto que afecte su sustentabilidad, la DGA deberá limitar el ejercicio de las extracciones, de modo proporcional a los títulos, excepto para el consumo humano.

Otro hito importante es el proyecto de ley que persigue el fortalecimiento de las atribuciones públicas para recoger información, fiscalizar y sancionar en materia de extracción.

Por último, la Dirección General de Aguas trabaja en la ley de modificaciones al título de las Organizaciones de Usuarios de Aguas, el cual se elabora en el MOP con participación de la Confederación de Canalistas y Juntas de Vigilancia, con el fin de incorporar sus inquietudes y entregarles atribuciones que les permitan un manejo sustentable del recurso hídrico.

Comentarios