Los sedimentos del río Amarillo podrían reescribir la teoría de la tectónica de placas

295
0
  • sedimentos río Amarillo podrían reescribir teoría tectónica placas
    Río Amarillo (Wikipedia/CC).
295

Mediante un examen meticuloso de los sedimentos del río Amarillo de China, un grupo de investigación sueco y chino está demostrando que la historia de la tectónica de placas y la evolución del clima en la Tierra podría necesitar rescribirse. Sus conclusiones se publican este viernes en la revista 'Nature Communications'.

Para reconstruir cómo se han desarrollado el clima mundial y la topografía de la superficie de la Tierra a lo largo de millones de años, a menudo se utilizan depósitos de sedimentos de la tierra erosionada transportados por los ríos a las profundidades del océano. Este proceso se supone que ha sido rápido y, por ello, no se ha traducido en mayores almacenamientos de este sedimento como grandes depósitos en el camino.

La historia de la tectónica de placas y la evolución del clima en la Tierra podría necesitar rescribirse

Sin embargo, lagunas en el conocimiento y datos contradictorios en la investigación hasta la fecha constituyen un obstáculo para entender del clima y la historia del paisaje. En un intento de llenar esos vacíos y conciliar las contradicciones, los científicos de este trabajo han investigado depósitos de sedimentos actuales y antiguos en el río más rico en sedimentos del mundo: el Río Amarillo en China.

Los investigadores, de la Universidad de Uppsala, en Suecia, dirigidos por Thomas Stevens, y la Universidad de Lanzhou, liderados por Junsheng Nie, de China, analizaron los sedimentos del Río Amarillo desde la fuente hasta su hundimiento y determinaron su composición mineral. También identificaron la edad de los granos minerales de circón, un mineral muy duro silicato que es altamente resistente a la intemperie.

Las edades de circón sirven como una huella digital única que da información sobre las fuentes de estos residuos de sedimentos de las cadenas montañosas, según Stevens, del Departamento de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Uppsala yuno de los autores principales del estudio.

Se cree que el Río Amarillo obtiene la mayoría de sus sedimentos de depósitos de polvo de minerales eólicos, llamados loess, concentrados en la Meseta de Loess, en China. Esta meseta es la más grande y uno de los archivos climáticos del pasado en la tierra más importantes, además de que registra la actividad pasada del polvo atmosférico: un importante motor de cambio climático.

Los científicos descubrieron que la composición de los sedimentos del Río Amarillo se sometió a un cambio radical después de pasar la Meseta de Loess china. Sin embargo, contrariamente a sus expectativas, el loess arrastrado por el viento no era la principal fuente de los sedimentos.

Un cambio importante en el monzón hace unos 3,6 millones de años provocó el inicio de la cuenca del Río Amarillo

En su lugar, encontraron que la Meseta de Loess actúa como un sumidero de material del Río Amarillo erosionado del alzamiento de la meseta tibetana. Este hallazgo cambia completamente la comprensión del origen de la Meseta de Loess china y demuestra el almacenamiento de sedimentos a gran escala en la tierra, lo que explica los hallazgos previamente contradictorios en esta área.

"Nuestros resultados sugieren que un cambio importante en el monzón hace unos 3,6 millones de años provocó el inicio de la cuenca del Río Amarillo, acelerando la erosión de la meseta tibetana y llevando a la deposición de loess", escribe Thomas Stevens.

El desgaste de este material erosionado también constituye un mecanismo adicional que puede explicar los bajos niveles de dióxido de carbono atmosférico en el comienzo de la Edad de Hielo. El siguiente paso de estos expertos es comparar los registros terrestres y marinos de la erosión para medir hasta qué punto el almacenamiento de sedimentos en la tierra ha impactado en el registro marino.

"Sólo entonces seremos capaces de evaluar las verdaderas tasas de erosión y su efecto sobre el CO2 atmosférico y, por lo tanto, el clima en el tiempo geológico", dice Stevens.

Comentarios