La falta de agua en la Guajira pone a los indígenas wayúu al borde de la extinción

227
0
  • falta agua Guajira pone indígenas wayúu al borde extinción
    Rancho wayúu en el desierto de La Guajita (Wikipedia/CC).
227

La directora de la ONG FUCAI, Ruth Chaparro, ha advertido de que los indígenas wayúu están "al borde de la extinción" -prueba de ello es que ya han muerto más de 5.000 niños en ocho años-, a causa de la extrema sequía en el departamento colombiano de La Guajira.

Los wayúu son un pueblo indígena asentado en el noreste de Colombia, una zona desértica donde en los últimos años han proliferado los proyectos mineros, lo que ha drenado el poco agua que esta comunidad indígena requiere para su supervivencia.

El caso ha llegado hasta la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que ha ordenado a Colombia adoptar medidas cautelares al considerar que "la vida e integridad personal" de los wayúu "está en riesgo en vista a la falta de acceso a agua potable".

"Esto fue el año pasado y todavía no se ven los resultados", ha dicho Chaparro en una entrevista a Europa Press. "Los niños siguen muriendo", ha lamentado. La semana pasada, sin ir más lejos, un niño y una niña de entre uno y dos años fallecieron por problemas asociados a la desnutrición.

El Gobierno de Juan Manuel Santos ha puesto en marcha recientemente un plan de choque pero estas medidas son "absolutamente insuficientes". "Los programas no son pertinentes ni para el desierto ni para la cultura wayúu", ha sostenido Chaparro.

"El uso irresponsable del agua es lo que ha llevado a los wayúu al borde de la extinción"

La activista ha criticado que los pocos pozos que se perforan "son de agua tan salada que ni los chivos pueden beberla" y las llamadas brigadas móviles de asistencia sanitaria no están presentes sobre el terreno. "Solo cumplieron formalmente", ha afirmado.

La directora de FUCAI, socio local de Manos Unidas, ha reclamado una actuación real en dos fases: una primera de emergencia para responder a la "crisis humanitaria" en La Guajira y una segunda que ataque "la raíz del problema".

Chaparro ha pedido con carácter de urgencia el despliegue de una misión sobre el terreno para "llevar agua y alimento a los wayúu e identificar a los niños con desnutrición aguda y a las madres gestantes y lactantes que están en estado de desnutrición y darles prioridad".

A largo plazo, los wayúu necesitan "pozos profundos para que la gente tenga acceso al agua potable y pueda cultivar para producir su propio alimento y dar de comer al ganado, principalmente chivos", ha apuntado Chaparro.

En lo tocante al sistema de salud, FUCAI propone una revisión integral de la atención a los indígenas. "Le han perdido la confianza" en la sanidad pública porque, entre otras cosas, "les atienden en español", lengua que la gran mayoría no entiende.

También ha hecho hincapié en el acceso a la educación. "El analfabetismo ronda el 45 por ciento pero en algunas comunidades wayúu puede llegar al 78 por ciento", ha denunciado Chaparro. "Sus colegios son una vergüenza, su único techo pueden ser las copas de los árboles con unas temperaturas extremas", ha descrito.

"Dejarles morir"

Para Chaparro las causas de la "dramática" situación de los wayúu "son múltiples" pero se asientan sobre todo en el "racismo" y "que le estorban a mucha gente". "De alguna manera la idea es dejarles morir", ha alertado.

Desde el Gobierno, la inversión social destinada a los indígenas o no se ha aprobado o se ha desviado. "Por eso decimos que no mueren, sino que son asesinados porque quienes tienen que tomar decisiones no las toman o quienes tienen que entregar los recursos se los guardan", ha señalado.

A ello se suma una actividad desenfrenada. "Ese uso irresponsable del agua es lo que ha llevado a los wayúu al borde de la extinción", ha lamentado, al tiempo que ha subrayado que "ese desarrollo salvaje no le interesa ni a las empresas".

Acción conjunta

Chaparro ha hecho un llamamiento a la comunidad internacional para dar "una protección integral inmediata" a los wayúu que implique a las autoridades, a las mineras y a los propios consumidores porque "el 80 por ciento del carbón que se produce en La Guajira va a parar a Europa".

FUCAI, que trabaja sobre el terreno para hacer "un seguimiento nutricional rancho por rancho identificando a los que están a punto de morir" para intentar salvarlos y permitir que se organicen "para ejercer sus derechos", ha decidido decir "basta ya".

Este miércoles FUCAI ha convocado una concentración a las 11.00 (hora local) en la Plaza Bolívar de Bogota para denunciar "la muerte por desnutrición de los niños wayúu". Marcharán hacia allí con pequeños ataúdes en un "ritual de duelo" que han llamado 'Entre mantas y llantos

Comentarios