Redacción iAgua
Connecting Waterpeople
FENACORE
Idrica
Autodesk Water
Minsait
Terranova
RENOLIT ALKORPLAN
Fundación Biodiversidad
TFS Grupo Amper
LABFERRER
Filtralite
Saint Gobain PAM
Fundación Botín
Sacyr Agua
AGS Water Solutions
Vodafone Business
Grupo Mejoras
TecnoConverting
CAF
FLOVAC
Baseform
AGENDA 21500
Cajamar Innova
Catalan Water Partnership
ESAMUR
Arup
ISMedioambiente
Qatium
ADASA
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Almar Water Solutions
Gestagua
Siemens
Ingeteam
Esri
Aganova
HRS Heat Exchangers
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Ens d'Abastament d'Aigua Ter-Llobregat (ATL)
GS Inima Environment
Smagua
ANFAGUA
Hidroconta
IRTA
Fundación CONAMA
LACROIX
Xylem Water Solutions España
Consorcio de Aguas de Asturias
Prefabricados Delta
SDG Group
Rädlinger primus line GmbH
TEDAGUA
Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico
AMPHOS 21
J. Huesa Water Technology
AECID
MonoM by Grupo Álava
Likitech
Schneider Electric
Kamstrup
ONGAWA
Global Omnium
Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia
Hach
ADECAGUA
Amiblu
Sivortex Sistemes Integrals
Molecor
EMALSA
EPG Salinas
Asociación de Ciencias Ambientales
Red Control
Hidroglobal
NTT DATA
KISTERS
Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento del Perú
MOLEAER
SCRATS
TRANSWATER
Barmatec
Vector Energy
Lama Sistemas de Filtrado
Aqualia
DATAKORUM
ACCIONA
Confederación Hidrográfica del Segura
Agencia Vasca del Agua
Ministerio de Medio Ambiente y Agua de Bolivia
IAPsolutions
s::can Iberia Sistemas de Medición
ICEX España Exportación e Inversiones

Se encuentra usted aquí

"El río que se robaron", el documental sobre los indígenas colombianos que mueren de sed

  • " río que se robaron", documental indígenas colombianos que mueren sed

"Nos quitaron el agua y prácticamente nos está matando la sed". Con esa contundente frase ha decidido abrir el teaser de su documental el periodista colombiano Gonzalo Guillén, quien en un intento de destapar la corrupción y criminalidad de la región de La Guajira, se ha encontrado con una triste realidad a la que ha puesto por título 'El río que se robaron'.

Imágenes y testimonios que andan entre el miedo y la crudeza componen su trabajo de casi tres años que grabó con su cámara para denunciar la situación de una zona que ha acabado con la vida de, al menos, 5.000 niños víctimas de la desnutrición.

Así lo reporta la Asociación de Autoridades Tradicionales Indígenas Wayúu Shipia, que apunta que 4.000 de esas muertes infantiles en el departamento se han dado en los últimos cinco años. Esta crisis humanitaria se desató desde la desaparición del río Ranchería, un hecho desastroso al tratarse de uno de los territorios más áridos del país.

A pesar de la construcción de la represa de El Cercado --una obra que tiene el propósito de suministrar agua a las comunidades-- ésta no cumple su función para el territorio habitado por la comunidad Wayúu, según indica el portal 'Contagio Radio'.

Esta crisis humanitaria se desató desde la desaparición del río Ranchería, un hecho desastroso al tratarse de uno de los territorios más áridos del país

De esta forma, la investigación de Guillén junto con las diferentes aportaciones de expertos en la materia, respaldan el contenido del documental que ha sido utilizado como prueba judicial ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) realizada el pasado año.

Como solución, la entidad concedió medidas cautelares en favor de los wayúu, exigiendo al Estado una protección de la integridad física y moral de estas comunidades, a la vez que garantiza el acceso al agua y la alimentación. Se han visto pocos resultados de dichas peticiones.

El periodista y director de la cinta se encuentra presentando el documental --que subtitula 'Exterminio de la nación Wayúu'-- en diferentes centros universitarios y también puede verse en streaming en el portal 'Indyon.tv', ya que ningún canal público ha aceptado su emisión.

Su estreno forma parte del ciclo que acompaña 'Devuelvan el río', un movimiento ciudadano que exige al Gobierno colombiano la implementación de las prometidas medidas para frenar este exorbitante número de decesos, ya que el río represado lo han privatizado los grandes ganaderos terratenientes y se utiliza para las actividades mineras.

Cada mes, se abona un total de 750 millones de dólares por su conservación (2.150.250.145.000 pesos colombianos, aproximadamente), una cifra que no concuerda con la realidad de muerte constante por algo tan básico como es el agua.

Suscríbete al newsletter

Newsletters temáticos que recibirás

Los datos proporcionados serán tratados por iAgua Conocimiento, SL con la finalidad del envío de emails con información actualizada y ocasionalmente sobre productos y/o servicios de interés. Para ello necesitamos que marques la siguiente casilla para otorgar tu consentimiento. Recuerda que en cualquier momento puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación y eliminación de estos datos. Puedes consultar toda la información adicional y detallada sobre Protección de Datos.

La redacción recomienda