Connecting Waterpeople

Manuel Martínez: "La injusticia hídrica de los regantes se debe a una falta de infraestructuras"

2
653
  • Manuel Martínez: " injusticia hídrica regantes se debe falta infraestructuras"
    Manuel Martínez Madrid, Presidente de la Comunidad de Regantes del Campo de Cartagena.

Sobre la Entidad

Comunidad de Regantes del Campo de Cartagena
La Comunidad de Regantes del Campo de Cartagena comprende una superficie regable de 41.920 ha. Presenta una de las agriculturas de regadío más tecnificadas de España, aplicando las últimas tecnologías en la distribución del agua.
Indra
Bentley Systems

Además de tener un papel clave en la economía agraria española, el sector del regadío es el principal usuario del agua en nuestro país. Cualquier plan de actuación o medida para mejorar la gestión del agua en España pasa necesariamente por mejorar la gestión y el uso del agua en el regadío, de modo que su propia planificación constituye una tarea obligada.

Un papel importante hacia la sostenibilidad en este sector lo tienen las Comunidades de Regantes, con quienes iniciamos este ciclo de entrevistas llamado "El regadío en España" (#RegadíoiAgua), que nace con el objetivo de poner en primera plana la situación del regadío en España. Abrimos este ciclo con Manuel Martínez Madrid, Presidente de la Comunidad de Regantes del Campo de Cartagena, Tesorero del Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura y miembro de su Junta de Gobierno.

Pregunta: En primer lugar, nos gustaría conocer su trayectoria profesional hasta el puesto que ocupa actualmente.

Respuesta: Mi actividad profesional desde sus inicios ha estado ligada al mundo del agua, y especialmente al sector del regadío. Comencé prestando mis servicios en el Departamento de Administración de la Comunidad de Regantes del Campo de Cartagena en 1986, siendo su responsable desde 1991. En 2009 fui nombrado Secretario General de esta Comunidad de Regantes y en Junio de 2017 fui elegido su Presidente, cargo que desempeño desde entonces. Además desde 2009 soy miembro de la Junta de Gobierno del Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura, y en 2011 fui nombrado Tesorero de esta Entidad.

P.- ¿Qué filosofía y objetivos maneja la Comunidad de Regantes?

Llevamos décadas apostando por la sostenibilidad de nuestro regadío, con un uso eficiente del agua, optimizando al máximo cada gota que distribuimos, y promoviendo la obtención de nuevos recursos.

Los principales pilares de nuestra gestión son la sostenibilidad, un reparto de agua transparente y equitativo; conocer la trazabilidad de cada metro cúbico distribuido; conseguir la máxima eficiencia de distribución; fomentar el ahorro de agua; reducir el consumo y coste energético; y mejorar los servicios a nuestros regantes. Para poder llevar a cabo todo esto hemos tenido un intenso proceso de modernización desde 1996, con la incorporación de las últimas tecnologías. Así desde un teléfono móvil se controla y supervisa toda la red de riego, y los regantes pueden gestionar todos sus riegos a través de Internet. Todo ello nos ha convertido en un referente internacional en la gestión de recursos hídricos. Llevamos más de 20 años recibiendo multitud de visitas técnicas, de investigadores, estudiantes y otros colectivos, que quieren conocer in situ nuestro funcionamiento.

P.- ¿Con qué número de comuneros cuenta?

R.- La Comunidad de Regantes del Campo de Cartagena tiene 9.678 comuneros.

P.- ¿Cuántas hectáreas de superficie agrícola engloba? Y, ¿cuáles son los cultivos principales que trabajan?

R.- Nuestro perímetro engloba una superficie regable de 41.920 ha. Los cultivos principales, por orden de importancia, son los hortícolas (lechuga, melón, alcachofa y brócoli), los cítricos (limonero, naranjo y mandarino) y los cultivos de invernadero (pimiento). Casi la totalidad de los cultivos emplean la técnica de riego localizado, más de un 96%. Nuestro regadío es uno de los más tecnificados y productivos de España (telecontrol, riego deficitatario, cultivo hidropónico, cobertura de balsas, lucha integral,…), con una potente industria agroalimentaria asociada al mismo, generando nuestra zona regable unos 41.500 empleos directos.

P.- ¿De dónde proviene el agua que abastece a la Comunidad?

R.- Nuestros recursos hídricos provienen principalmente del Trasvase Tajo-Segura (un 87 % de nuestra dotación), y en menor medida de la desalinización, de la reutilización y de la Cuenca del Segura. Desafortunadamente la situación habitual de funcionamiento es la de un déficit permanente de recursos, agravada muy especialmente cuando no disponemos del agua del Trasvase, tal como sucedió desde mayo de 2017 a marzo de 2018, donde vivimos una situación insostenible y con una gran agitación social, más de 50.000 regantes del Levante nos manifestamos en Madrid pidiendo soluciones.

Por todo ello, para nosotros es vital el Trasvase Tajo Segura, no comprendemos que su funcionamiento todavía no se haya normalizado y que se siga cuestionando, dada su gran importancia, y teniendo en cuenta que en todo momento están garantizadas  las demandas presentes y futuras de la Cuenca cedente.

P.- ¿Cuáles son los principales problemas a los que se enfrenta esta Comunidad de Regantes?

R.- Nuestro principal problema es eliminar la gran incertidumbre que sufrimos en relación con la cantidad y calidad del agua que vamos a disponer. Es imposible poder mantener una agricultura sostenible altamente tecnificada y productiva, con grandes inversiones, sin disponer de recursos (agua) con garantías permanentes. Por ello, nuestros principales esfuerzos se centran en conseguir recursos hídricos para nuestros agricultores, y de este modo garantizarles como mínimo entre un 80-8 5% de las necesidades hídricas de sus cultivos. Consideramos que el mantenimiento del Trasvase Tajo-Segura es esencial, dado que el resto de medidas son complementarias al mismo.

Para mitigar nuestra problemática hemos llevado a cabo diferentes actuaciones como: la ejecución de diferentes infraestructuras para poder reutilizar las aguas de las EDARs del Campo de Cartagena; la redacción del proyecto de una planta de desnitrificación, cuya ejecución fue aprobada por el Congreso el pasado 18 de septiembre; la elaboración del Estudio de Impacto Ambiental, sobre la autorización de extracciones de aguas subterráneas en la Zona Regable del Campo de Cartagena; la realización del estudio de alternativas para llevar a cabo la construcción de red de colectores, planta de tratamiento, y emisario, para la conducción y evacuación del rechazo de las desalobradoras particulares; y la colaboración con la Administración en la redacción del proyecto que contempla la ampliación de la red de captación de agua de drenaje, y ampliación de la Desalobradora del Mojón para la reutilización de este agua de drenaje para riego.

También apostamos por aumentar el aporte de agua desalinizada, incrementando al máximo la capacidad de las desaladoras existentes y analizando la construcción de nuevas desaladoras; favorecer las cesiones de derechos intercuencas (bancos del agua); y por la realización de un nuevo Plan Hidrológico Nacional.

P.- En materia de I+D, ¿cómo ha ayudado ésta a solventar los problemas actuales de los regantes?

R.- El futuro de nuestro regadío pasa por continuar innovando. A este respecto, desde hace años tenemos una estrecha colaboración con las diferentes administraciones, los centros de investigación, las universidades, empresas del sector, con el SCRATS, FENACORE y con nuestros regantes. El I+D juega un papel trascendental para poder llevar a cabo una gestión tan eficiente del agua como se está realizando, y seguir reduciendo así su consumo de agua en el regadío.

Hay que señalar que contamos en nuestras universidades y centros de investigación con los principales expertos a nivel mundial sobre riego deficitario controlado, reutilización, desalinización, modernización de regadíos, eficiencia energética en el regadío, cobertura de balsas de riego…

Pero a pesar de todo lo indicado, no podemos olvidar que dependemos de la disponibilidad de agua de calidad, de modo estable, y a un precio que nos permita ser competitivos en los mercados nacionales e internacionales.

P.- ¿Cuál es su opinión sobre la Planificación Hidrológica Nacional?

R.- Una de nuestras grandes reivindicaciones es que se realice una verdadera Planificación Hidrológica Nacional, dejando a un lado la regionalización y contaminación política del agua. Estamos convencidos que la injusticia hídrica que sufrimos no se debe a una falta de agua en nuestro país, sino de infraestructuras.

No entendemos que una vez realizados los Planes Hidrológicos de Cuenca, que ponen de manifiesto que hay recursos susceptibles de ser trasvasables, por ejemplo en las Cuencas del Tajo, Duero y Ebro, la Administración no esté trabajando ya en la redacción y ejecución de un nuevo Plan Hidrológico Nacional, dado que el actual es de 2001. Es incomprensible que en pleno Siglo XXI, muchas zonas de España no tengan garantizada la disponibilidad de agua, tal como recoge la Constitución, viviendo en una incertidumbre permanente.

A este respecto, el Estudio Análisis de Soluciones para el Aporte de Recursos Complementarios de las Zonas Abastecidas por el Acueducto Tajo Segura promovido por el SCRATS y realizado por una de las ingenierías más prestigiosas de nuestro país, pone de manifiesto la existencia de soluciones viables y sostenibles medioambientalmente para resolver la problemática hídrica de la Cuenca del Segura.

P.- En estos momentos, ¿cuál es la realidad del agua de regadío en nuestro país?

R.- El regadío español está realizando un gran esfuerzo para continuar reduciendo su consumo de agua, basado principalmente en su modernización con la incorporación de las últimas tecnologías. Pero este cambio de modelo aunque ha dado sus frutos por la disminución del consumo de agua, ha supuesto por el contrario un gran incremento de su consumo y coste energético, agravado en los últimos años por la gran subida del precio de la energía.

Además, como ya he comentado anteriormente, no está garantizada la disponibilidad de agua en muchas regiones de nuestro país, empeorando esta situación por el cambio climático, por una mayor competitividad por el  uso del agua entre diferentes sectores y regiones, y que una parte de la sociedad esta cuestionado el papel del regadío por ser el mayor consumidor de agua de nuestro país.  A este respecto conviene recordar que la agricultura del regadío de nuestro país es un sector estratégico por garantizar nuestra alimentación.

P.- Por último, ¿cuáles son los principales retos a los que deben hacer frente las comunidades de regantes en España?

R.- Los principales retos de la comunidades de regantes es continuar optimizando al máximo su consumo de agua; tener garantizado el agua, tanto en cantidad como en calidad y  un precio justo, para cubrir la necesidades de los cultivos de sus zonas regables; aumentar la productividad de sus regadíos; reducir el consumo y coste energético; y trasladar a la sociedad su actividad y la gran función que está llevando a cabo en garantizar nuestra alimentación día a día.