El robo de 108 contadores deja sin riego un centenar de hectáreas de cítricos en el Canal Júcar-Turia

99
0
99

La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-Asaja) ha denunciado este viernes que el robo de 108 contenedores ha dejado sin riego un centener de hectáreas de cítricos en la comarca valenciana de l'Horta Sud en plena campaña, según ha informado la organización agraria en un comunicado.

AVA-Asaja ha criticado que la delincuencia organizada "continúa causando estragos en el sector agrario sin que los planes últimos anunciados por el Gobierno para combatirla estén teniendo por el momento ningún efecto disuasorio".

La organización destaca este caso, que se produjo la pasada madrugada, "tanto por su envergadura como por sus consecuencias sobre los cultivos". De acuerdo con AVA-Asaja, un grupo de ladrones desvalijó una veintena de 'hidrantes' --casetas donde se guardan los contadores utilizados para el riego automatizado-- y los 108 contadores que albergaban en su interior.

Las infraestructuras, que han quedado "completamente destrozadas e inutilizadas", pertenecen a la Comunidad de Regantes del Canal Júcar-Turia sector XI y proporcionan abastecimiento de agua a una superficie de unas cien hectáreas, en su mayoría de cítricos, aunque también incluyen explotaciones de caquis y otros frutales, según AVA-Asaja.

La organización ha lamentado que, tras el asalto, el terreno "va a quedarse sin servicio de riesgo hasta la semana que viene, pues no antes podrán repararse los cuantiosos desperfectos ocasionados por los delincuentes y restituir los contadores y el resto de material sustraído".

AVA-Asaja ha advertido de que esta circunstancia tendrá efectos "especialmente negativos para las explotaciones de cítricos de la zona afectada, ya que la falta de agua en esta fase inicial de la campaña naranjera y durante unos días que se están caracterizando por temperaturas muy elevadas va a suponer una pérdida considerable de calibre y, por tanto, del valor comercial de la fruta".

42.000 euros en pérdidas

La entidad calcula que las pérdidas ocasionadas por esa depreciación rondarán los 15.000 euros, mientras que los daños en infraestructuras de riego podrían superar los 27.000, según las estimaaciones realizadas por la propia comunidad de regantes.

El presidente de AVA-Asaja, Cristóbal Aguado, considera que este "enésimo" capítulo de la delincuencia en el medio rural "resulta especialmente lamentable porque se produce en un momento clave de la campaña citrícola, pero sobre todo, porque viene a demostrar que los ladrones siguen campando a sus anchas sin que sus víctimas notemos en absoluto los efectos positivos de los planes para combatir el problema anunciados por el Gobierno". En esta línea, ha advertido de que los planes del ejecutivo "que como no cambie mucho este panorama volverán a quedarse en buenas palabras, en papel mojado".

Comentarios