Aqualia
Connecting Waterpeople
SEAS, Estudios Superiores Abiertos
Saleplas
Global Omnium
ABB
Cajamar Innova
Lama Sistemas de Filtrado
HANNA instruments
Vector Motor Control
VisualNAcert
Baseform
EMALSA
DuPont Water Solutions
EPG Salinas
NaanDanJain Ibérica
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
Ingeteam
Smagua
Grundfos
ACCIONA
Aganova
Miya Water
FENACORE
UPM Water
ADECAGUA
Hidroconta
Blue Gold
ESAMUR
Likitech
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Catalan Water Partnership
IIAMA
Elmasa Tecnología del Agua
FLOVAC
Elliot Cloud
Aqualia
ICEX España Exportación e Inversiones
Idrica
AZUD
Barmatec
NOVAGRIC
Fundación Biodiversidad
IAPsolutions
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Red Control
SCRATS
Molecor
s::can Iberia Sistemas de Medición
AGENDA 21500
Fundación Botín
CALAF GRUP
Schneider Electric
Fundación We Are Water
Insituform
Sacyr Agua
Consorcio de Aguas de Asturias
Fundación CONAMA
BELGICAST by TALIS
Saint Gobain PAM
Cibernos
UNOPS
ISMedioambiente
Agencia Vasca del Agua
TEDAGUA
Ulbios
Bentley Systems
LACROIX
Hach
Asociación de Ciencias Ambientales
CAF
Kamstrup
J. Huesa Water Technology
Innovyze, an Autodesk company
BACCARA
Regaber
Control Techniques
Grupo Mejoras
Gestagua
Rädlinger primus line GmbH
Filtralite
Almar Water Solutions
ITC Dosing Pumps
Kurita - Fracta
GS Inima Environment
STF
Confederación Hidrográfica del Segura
Terranova
Xylem Water Solutions España
DAM-Aguas
Aigües Segarra Garrigues
AECID
Minsait
TecnoConverting
Isle Utilities
Redexia network
biv Innova
Prefabricados Delta
Jornada Agricultura y Agua en Levante: Presente y Futuro

Los lagos El Sol y La luna, centinelas del cambio global en México

  • lagos Sol y luna, centinelas cambio global México

Investigaciones de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en los lagos del Nevado de Toluca buscan establecer los como indicadores del cambio climático en México.

En la Facultad de Estudios Superiores Iztacala (FES-I), el doctor Javier Alcocer Durand ha dedicado su investigación alrededor de estos cuerpos de agua, los cuales son los únicos dos lagos de alta montaña perennes en México.

“Los lagos El Sol y La luna, ubicados en el cráter del volcán inactivo, son nuestra única y excelente opción para constituirlos como centinelas del cambio global para México”, explicó para la Agencia Informativa Conacyt.

Establecer la línea base de su limnología es fundamental para entender la importancia de su protección y su valor sociocultural del lugar en donde están inmersos, además su conservación es indispensable para la lucha contra el cambio climático.

Establecer su limnología podrá hacer posible su evaluación y estudio intraanual (durante las estaciones del año) e interanual (a través de los años) y así reconocer su variabilidad.

“El estudio tiene que ser a largo plazo porque hay factores que no son identificables en periodos cortos de tiempo”, agregó.

Otro de los objetivos de las investigaciones que encabeza el doctor Alcocer Durand es comprender la identidad de los lagos en todos los sentidos, desde sus propiedades físicas y químicas, hasta su valor ancestral para las comunidades originarias de la región en que se ubican.

“Buscamos integrar el aspecto socioeconómico de la región y cómo amortiguar los cambios identificados para evitar al máximo el daño a las comunidades humanas, diseñando políticas y estrategias ante el cambio global y climático”, agregó Alcocer Durand.

Apoyo Conacyt

Esta investigación recibió apoyo del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), a través del Fondo Sectorial de Investigación Ambiental.

En el estudio, resaltó que los lagos El Sol y La Luna son los dos más altos del territorio nacional, con poco más de cuatro mil 200 metros sobre el nivel del mar.

La investigación también pretende dar las bases científicas que puedan servir para la recategorización del Nevado de Toluca como área natural protegida.

Los lagos del Nevado de Toluca están ubicados en los cráteres del volcán inactivo, del cual su última erupción registrada y comprobada fue hace más de 10 mil años.

“En el interior del cráter quedaron dos depresiones separadas por un domo dacítico, mismas que actualmente están ocupadas por los lagos El Sol y La Luna”, dijo en entrevista el doctor Javier Alcocer Durand.

En cuanto al agua de estos lagos, el investigador de la UNAM aseguró que sus propiedades físicas y químicas están altamente relacionadas con el lugar en donde se ubican.

“La composición química de las aguas de los lagos está asociada con el tipo de rocas volcánicas que forman su cuenca, andesitas y dacitas principalmente, así como a la inactividad actual del volcán Nevado de Toluca”.

Asimismo, aseguró que no se ha comprobado la existencia de una tendencia climática relacionada con estos lagos que indique un incremento de la temperatura ambiental, tampoco con la precipitación ambiental.

“A pesar de tener un mismo origen y edad, así como de estar ubicados a escasos metros uno del otro, los lagos El Sol y La Luna son diferentes entre sí. Esta diferencia se torna más evidente en su biota”, dijo.

Esto tiene una repercusión directa en la transparencia de los cuerpos de agua, mientras que el lago El Sol tiene un color verdoso, La luna es más transparente.

Otra de sus investigaciones esta relacionada con los lagos de Chapultepec, en donde la investigación determinó el impacto de los agentes tóxicos y contaminantes en las especies nativas, esto con la utilización de imágenes satelitales en tiempo real.

El equipo de investigación a cargo del doctor Javier Alcocer Durand ha podido estudiar la dinámica ecológica a largo plazo del lago Alchichica en Puebla, en el que se determinó que el lago tiene existencia de unos 25 mil a 50 mil años y es un cuerpo de agua de origen volcánico.

Este es uno de los pocos lagos hondos que existen en México, con una profundidad máxima de 61 metros, y tiene una característica peculiar: sus aguas son muy transparentes y son saladas.

“La sobreextracción del agua del manto freático es una actividad creciente en la región, requerida para cubrir las necesidades de una agricultura de riego en expansión, así como para dotar de agua potable a las poblaciones en desarrollo”, concluyó el doctor Javier Alcocer Durand.

Redacción iAgua

La redacción recomienda