Aqualia
Connecting Waterpeople
ACCIONA
Baseform
Hach
Aganova
Regaber
Grundfos
Prefabricados Delta
UNOPS
Smagua
CAF
J. Huesa Water Technology
Kurita - Fracta
Control Techniques
Gestagua
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
ABB
Ulbios
Minsait
CALAF GRUP
Agencia Vasca del Agua
SEAS, Estudios Superiores Abiertos
Saint Gobain PAM
Likitech
Consorcio de Aguas de Asturias
Global Omnium
BACCARA
Saleplas
Cajamar Innova
s::can Iberia Sistemas de Medición
TEDAGUA
BELGICAST by TALIS
EMALSA
Cibernos
ISMedioambiente
DuPont Water Solutions
STF
NaanDanJain Ibérica
Confederación Hidrográfica del Segura
ESAMUR
Lama Sistemas de Filtrado
Hidroconta
HANNA instruments
ADECAGUA
Red Control
Schneider Electric
Sacyr Agua
Rädlinger primus line GmbH
Laboratorios Tecnológicos de Levante
TecnoConverting
IIAMA
Fundación We Are Water
UPM Water
Barmatec
Aqualia
Almar Water Solutions
biv Innova
AGENDA 21500
Insituform
Molecor
Innovyze, an Autodesk company
Elliot Cloud
Miya Water
Filtralite
NOVAGRIC
Blue Gold
EPG Salinas
AZUD
Xylem Water Solutions España
Fundación Botín
Fundación Biodiversidad
ICEX España Exportación e Inversiones
SCRATS
AECID
Idrica
Redexia network
DAM-Aguas
Bentley Systems
FENACORE
IAPsolutions
Terranova
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
Catalan Water Partnership
Elmasa Tecnología del Agua
LACROIX
VisualNAcert
Ingeteam
Isle Utilities
FLOVAC
Fundación CONAMA
Vector Motor Control
Kamstrup
ITC Dosing Pumps
Asociación de Ciencias Ambientales
Grupo Mejoras
Aigües Segarra Garrigues
GS Inima Environment
Jornada Agricultura y Agua en Levante: Presente y Futuro

México: los Decretos de reserva de agua no privatizan el recurso

  • México: Decretos reserva agua no privatizan recurso
  • Garantizan el agua para el consumo humano de generaciones futuras de mexicanos y para preservar el medio ambiente.

Sobre la Entidad

CONAGUA
La Comisión Nacional del Agua fue creada el 16 de enero de 1989, con la misión de administrar y preservar las aguas nacionales para lograr su uso sustentable.
ABB

Los diez Decretos de Reserva de agua publicados el pasado 6 de junio en el Diario Oficial de la Federación de ninguna forma otorgan beneficios para ningún particular, por el contrario, permitirán preservar el medio ambiente y garantizar el agua para el consumo humano de 18 millones de habitantes que aún no nacen, en una proyección a 50 años.

Con estos decretos, 295 de las 757 cuencas del país habrán de preservar sus ecosistemas en las condiciones que hoy conocemos, gracias a que se garantiza el escurrimiento de agua en los ríos para tal fin, ya que el principal motor de la captación de agua son estos ecosistemas.

Para decretar la reserva, se realizó un largo proceso donde participaron diferentes actores sociales, representados en los Consejos de Cuenca para poder hacer uso de la disponibilidad de agua ya existente en las cuencas involucradas y destinarla exclusivamente para la población y preservación del medio ambiente, como se establece en los decretos.

Asimismo, se prevé que la reserva de agua pueda ayudar a amortiguar el cambio climático, pues se conservarán lugares emblemáticos que no hay en ningún otro lugar del planeta, como la Selva Lacandona en Chiapas y no se afectan derechos y concesiones de otros usuarios, ya que versa sobre el agua disponible.

No se omite señalar, que este tipo de medidas de cuidado del agua, son recomendaciones que se hacen a los países por parte de organismos internacionales como la International Water Resources Association y el World Resources Institute, para buscar preservar el vital líquido. Dichos organismos recomiendan que se reserve como mínimo el 35 por ciento del escurrimiento medio anual de agua para el consumo de la población y para el cuidado del medio ambiente.

Con las medidas adoptadas México supera en 12%, las recomendaciones internacionales en cuanto al volumen de agua asociado a caudal ecológico, con lo cual estamos siendo más previsores ambientalmente que países del primer mundo.

En conclusión, las reservas de agua decretadas buscan que el agua disponible en las cuencas se guarde para las futuras generaciones y para el cuidado del medio ambiente, claramente se expresa en las mismas el destino medio ambiental y de uso público urbano, por lo que cualquier interpretación contraria solo busca desorientar y mal informar a la población.