Aqualia
Connecting Waterpeople

La CHC acomete la limpieza de varios arroyos en las inmediaciones de Camargo

7
  • CHC acomete limpieza varios arroyos inmediaciones Camargo
  • La Confederación Hidrográfica del Cantábrico actúa en la conservación, mantenimiento y reparación de posibles daños.

Sobre la Entidad

Confederación Hidrográfica del Cantábrico
Las Comunidades Autónomas de Galicia (provincia de Lugo), Principado de Asturias, Castilla y León (provincias de León, Palencia y Burgos), Cantabria, Pais Vasco (provincias de Bizkaia, Araba/Álava y Gipuzkoa) y Navarra acogen en la actualidad los...
Web
Almar Water Solutions
Minsait
· 7

La Confederación Hidrográfica del Cantábrico (CHC) ha iniciado los trabajos de conservación y limpieza del arroyo Collado en su tramo inicial, entre el collado de la Peña del Río y las inmediaciones del núcleo de Camargo; además, también se limpiarán dos arroyos innominados, en su tramo final antes de su llegada al dominio público marítimo-terrestre, en la zona conocida como Las Presas. Todas las actuaciones se llevan a cabo en el municipio de Camargo.

Las labores de acondicionamiento son realizadas por la empresa pública Tragsa, y afectan a una longitud de 2,1 km.

Esta actuación forma parte de los trabajos de conservación, mantenimiento y reparación de daños en el dominio público hidráulico que está ejecutando el Organismo en el ámbito de la cuenca y cuyo presupuesto total ronda los 4.100.000 euros. Las actuaciones, previstas desarrollar a lo largo del año 2019, incluyen trabajos repartidos por el territorio de la comunidad autónoma de Cantabria por un importe estimado de 1.600.000 euros, fundamentalmente fuera de las zonas urbanas en las que las labores de conservación y mantenimiento de cauces son competencia de los propios ayuntamientos.

Las sucesivas avenidas extraordinarias en los ríos de las cuencas hidrográficas de Cantabria han originado diversidad  de afecciones derivadas fundamentalmente del desplome de especies arbóreas del dominio público y márgenes, movimiento y posterior depósito de acarreos y otros residuos sólidos, y afecciones puntuales en infraestructuras existentes. Estas actuaciones han provocado  reducciones de la sección de desagüe y por ello disminución de la capacidad de desagüe de los correspondientes cauces, con el consiguiente riesgo de que futuras avenidas puedan producir nuevos desbordamientos e incremento de los efectos erosivos susceptibles de originar daños de mayor consideración.

La redacción recomienda