Aqualia
Connecting Waterpeople
Newsletters temáticos de iAgua
Tratamiento, Digitalización, Cambio Climático, Agro, Data, LATAM, México. ¡Elige el tuyo y suscríbete!

La CHC inicia la limpieza de los cauces de varios arroyos del río Asón en Colindres

5
  • CHC inicia limpieza cauces varios arroyos río Asón Colindres
  • La Confederación Hidrográfica del Cantábrico actúa especialmente para eliminar depósitos acumulados en las últimas avenidas.

Sobre la Entidad

Confederación Hidrográfica del Cantábrico
Las Comunidades Autónomas de Galicia (provincia de Lugo), Principado de Asturias, Castilla y León (provincias de León, Palencia y Burgos), Cantabria, Pais Vasco (provincias de Bizkaia, Araba/Álava y Gipuzkoa) y Navarra acogen en la actualidad los...
Web
Emasesa
· 5

La Confederación Hidrográfica del Cantábrico (CHC) ha iniciado los trabajos de limpieza de dos arroyos innominados afluentes de la ría de Limpias (río Asón) por su margen derecha, así como la limpieza del tramo alto del arroyo Jurisdicción, todo ello en el entorno de Colindres Alto, al sur de la autovía del Cantábrico A-8.

La empresa pública Tragsa es la encargada de llevar a cabo estas labores, en las que se emplearán tanto medios manuales como cuadrillas forestales provistas de motosierras y desbrozadoras, como mecánicos, consistentes en miniretroexcavadora de orugas y un camión dumper.

 Esta actuación forma parte de un Plan general de mantenimiento   de cauces aprobado por la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, presupuestado en casi 320.000 euros, y que se desarrollará hasta diciembre de 2019 y abarca la práctica totalidad del territorio de Cantabria, fundamentalmente fuera de las zonas urbanas en las que las labores de conservación y mantenimiento de cauces son competencia de los propios ayuntamientos.

Las sucesivas  avenidas extraordinarias en los ríos de las cuencas hidrográficas de Cantabria han originado diversidad  de afecciones derivadas fundamentalmente del desplome de especies arbóreas del dominio público y márgenes, movimiento y posterior depósito de acarreos y otros residuos sólidos, y afecciones puntuales en infraestructuras existentes. Estas actuaciones han provocado  reducciones de la sección de desagüe y por ello disminución de la capacidad de desagüe de los correspondientes cauces, con el consiguiente riesgo de que futuras avenidas puedan producir nuevos desbordamientos e incremento de los efectos erosivos susceptibles de originar daños de mayor consideración.

La redacción recomienda