Connecting Waterpeople

20 años del SAIHEBRO… y 15 años del SADEBRO

167
1
(1)
  • 20 años SAIHEBRO… y 15 años SADEBRO
  • Artículo de Guillermo Pérez. Técnico de operación del SADEbro.

Sobre la Entidad

Confederación Hidrográfica del Ebro
La Confederación Hidrográcica del Ebro es el Organismo de gestión del agua en la Cuenca del Ebro. Adscrito al Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA). La CHE se creó como el primer organismo de cuenca del mundo
167

Temas

La gestión de eventos de avenida es uno de los asuntos que más preocupa a las Confederaciones Hidrográficas. Según datos del Consorcio de Compensación de Seguros, las inundaciones constituyen la amenaza natural que más daños produce cada año en España, alcanzando el 70% de las indemnizaciones (más de 200 millones de euros anuales los últimos 10 años), siendo además, una de las que más alarma y debate social suscita. De hecho, los grandes eventos que tuvieron lugar en nuestro país en la década de los 80 (rotura de la presa de Tous en 1982) fueron los que dieron lugar al nacimiento, algunos años después, de los SAIHs (Sistemas Automáticos de Información Hidrológica).

Sala del SAIH 2

Centro de control del SAIHEbro

Este año se conmemoran los 20 años de operación del SAIH del Ebro, lo que implica 20 años de recolección de datos quinceminutales y 20 años de vigilancia ininterrumpida de la cuenca del río Ebro. Desde sus inicios, el SAIH no ha dejado de evolucionar, incorporando cada año nuevas estaciones, midiendo nuevas variables, integrando nuevas utilidades y herramientas, lo que le ha llevado situarse en la vanguardia tecnológica incluso a nivel internacional.

Durante este tiempo existen muchos hitos dignos de ser remarcados pero, hay uno en concreto, que debe resaltarse convenientemente, por lo pionero y avanzado a su tiempo que resultó en su momento y por su relevancia actual: se trata de la implementación en el SAIH, desde octubre de 2002, de un equipo técnico específico dedicado a combatir las avenidas y a prevenir el riesgo de inundación, actualmente conocido como SADEbro. Su misión es mitigar los daños potenciales producidos por las avenidas por medio de la anticipación a este fenómeno natural.

La misión del Sistema de Ayuda a la Decisión es mitigar los daños potenciales producidos por las avenidas por medio de la anticipación a este fenómeno natural

La ganancia de tiempo en estas situaciones puede ser fundamental para mejorar la utilidad de las alertas hidrológicas y para aumentar la laminación (reducción) de los caudales máximos por medio de las presas. Para alcanzar estos objetivos, se dotó a los técnicos de una herramienta informática bastante avanzada y novedosa en aquella época, a la que se le puso el nombre de SAD (Sistema de Ayuda a la Decisión).

Se trata de un sistema de modelización hidrometeorológica diseñado para predecir la ocurrencia de avenidas en tiempo real, estimar la magnitud de las mismas y simular los efectos de las maniobras de explotación en los embalses sobre los cauces. El SAD es un sistema que se ha integrado dentro del entorno de operación del sistema SAIH, siendo éste su principal fuente de datos y la vía para la difusión de resultados.

El sistema está diseñado para predecir los caudales que circularán, durante los próximos días, por los ríos principales de la cuenca del Ebro, incluyendo las aportaciones a los embalses con capacidad de regulación. Sus predicciones se basan, fundamentalmente, en las predicciones de precipitación y temperatura de modelos meteorológicos y en los datos automáticos de precipitación, temperatura, caudales y datos de embalses captados en tiempo real por la red SAIH.

El sistema está compuesto por modelos hidrológicos, encargados de transformar las precipitaciones en caudales en las distintas subcuencas, modelos hidráulicos, encargados de la transmisión de los caudales por la red hidrográfica y un modelo de gestión de embalses, que modeliza el efecto de los embalses, y sus vertidos, sobre los ríos. Todos estos modelos vienen acompañados por otros productos informáticos que sirven para dar potencia, flexibilidad y hacer operativo el sistema.

Inicialmente la labor de los técnicos responsables de SADEbro se centró en operar el sistema de modelización SAD, calibrarlo y generar con él predicciones de caudal cada vez más ajustadas. Con el paso de los años la labor de los técnicos ha ido evolucionando y hoy en día operar el SAD es sólo una de las tareas que desempeñan, aunque sigue siendo de las más importantes.

El SADEbro es una muestra del decidido impulso al desarrollo tecnológico, aplicado a la gestión del agua, que la CHE ha dado durante las últimas décadas

MAPA

Entorno de trabajo del simulador del SAD

Hay que destacar la visión de futuro que en aquel momento tuvieron los responsables de la CHE al apostar por este sistema de alerta temprana que, a día de hoy, se está consolidando en los países más avanzados como una herramienta fundamental para gestionar episodios de avenidas fluviales con riesgo de inundación. En Europa, el sistema análogo al SADEbro más destacable es el European Flood Awareness System (EFAS), que es el primer sistema a nivel europeo de monitorización y predicción de inundaciones, desarrollado por la Comisión Europea y en operación desde 2012.

A día de hoy muchos estados de la Unión se han dotado de sistemas similares para la gestión de avenidas aunque, si hablamos de España, la cuenca del Ebro es la única que dispone de un sistema de modelización operativo que haga públicas sus predicciones de caudal.

El SADEbro es una muestra del decidido impulso al desarrollo tecnológico, aplicado a la gestión del agua, que la CHE ha dado durante las últimas décadas (hay que tener en cuenta que, en el año 2002, las experiencias de este tipo, a nivel europeo, se contaban con los dedos de una mano).

¿Qué representa en la actualidad el SADEbro para la Confederación Hidrográfica del Ebro?

Cuando alguien apuesta por implementar en la gestión de los recursos hídricos, una herramienta tecnológica novedosa como ésta, sin otras experiencias previas, es difícil saber si realmente la herramienta aportará los resultados esperados y se acabará consolidando o si, por el contrario, se quedará a medio camino y terminará quedando relegada por su insuficiente utilidad.

Son muchos los factores, muchos desconocidos a priori, los que acaban condicionando el desenlace final. Esto mismo le ocurrió unos años antes al propio SAIHEbro. En el caso del SAIH es evidente que, pasada la primera fase de puesta en marcha, cuando pasó a la fase de operación y comenzó a dar sus frutos, que son sus datos, hasta los más incrédulos no tardaron mucho tiempo en darse cuenta de que la información aportada por el sistema era vital para poder mejorar la gestión de los recursos hídricos desde todos los puntos de vista.

El SADEbro, gracias al trabajo realizado por mucha gente y a los resultados obtenidos, se ha ganado la confianza de muchos usuarios internos y externos, y ocupa actualmente un lugar relevante dentro de la CHE

En el caso del SADEbro, posiblemente la incredulidad hacia el sistema, en sus orígenes, fue todavía mayor, ya que los conceptos de modelo de simulación y de predicción, son mucho más etéreos que los conceptos de sensor y dato medido. Sin embargo, creo firmemente que no me equivoco si afirmo que el SADEbro, gracias al trabajo realizado por mucha gente y a los resultados obtenidos durante estos años, se ha ganado la confianza de muchos usuarios internos y externos, y ocupa actualmente un lugar relevante dentro de la Confederación.

De hecho, a día de hoy, el sistema interviene en numerosas tareas, procesos y protocolos del organismo de cuenca. Su labor se puede englobar en tres servicios diferenciados: el Servicio de Predicción Hidrológica (SPH), el Servicio de Vigilancia Hidrológica (SVH) y el Servicio de Consultoría Hidrológica (SCH). A continuación se enumeran las tareas principales que en estos momentos vienen desempeñando los técnicos del SADEbro dentro de estos tres servicios:

  • Elaboran diariamente una predicción hidrológica con los caudales esperados durante los próximos días en las estaciones de aforo integradas en el SAIHEbro. Dicha predicción es publicada en la página web del SAIH. En situaciones de avenida esta predicción se actualiza 2 ó 3 veces al día. Esta es la tarea fundamental que desempeña el SADEbro en relación al Servicio de Predicción Hidrológica (SPH), aunque también estiman las aportaciones que tendrán los embalses o los caudales que llegarán a otros puntos de la cuenca donde no se dispone de estaciones de aforo. La herramienta de trabajo fundamental para poder soportar este servicio es el SAD.

gráfica

  • Prestan el Servicio de Vigilancia Hidrológica (SVH), consistente en permanecer vigilantes en todo momento (servicio 24 horas al día, 365 días al año) a los datos hidrometeorológicos registrados por el SAIHEbro, a los avisos meteorológicos emitidos por la AEMet, a los avisos hidrológicos emitidos por EFAS, a las predicciones meteorológicas emitidas por distintos servicios meteorológicos, a los datos de reflectividad captados por distintas redes de radares, etc. El objeto de esta vigilancia es mantenerse atento a cualquier síntoma que indique que se pueda estar gestando una crecida en algún punto de la cuenca del Ebro. En el momento que se detecta este indicio, se analiza la situación y, en función de su gravedad, los técnicos de SADEbro, junto con los responsables del Área de Hidrología y Cauces de la CHE, se encargan de generar avisos hidrológicos destinados a los distintos organismos de Protección Civil y a la población en general, informando del riesgo de inundación asociado a los episodios de avenida que acontecen en la cuenca del Ebro. Los avisos hidrológicos pueden basarse en datos ya observados por el SAIH o basarse en las predicciones de caudal estimadas por el SADEbro, y pueden estar referidos a episodios de toda naturaleza, desde crecidas súbitas y de carácter local, hasta grandes avenidas que afectan a toda la cuenca del Ebro. Esta labor de vigilancia y anticipación a las situaciones de peligro es una de las claves para la prevención del riesgo de inundación, tal y como apunta la Directiva Europea de Inundaciones.
  • Avisan, también como parte de los trabajos de los Servicios de Predicción y Vigilancia Hidrológica, a los responsables de la gestión de las presas y embalses cuando detectan alguna situación meteorológica o hidrológica adversa que pueda afectar a la explotación de las infraestructuras. Los técnicos del SADEbro calculan con el modelo las aportaciones a los embalses y, cuando éstas no van a poder ser asumidas sin llevar a cabo maniobras de alivio, diseñan y simulan las maniobras coordinadas óptimas para el conjunto de presas de la cuenca del Ebro buscando un doble objetivo: maximizar la laminación de caudales aguas abajo de las presas y garantizar al mismo tiempo su seguridad. Como consecuencia de este trabajo hoy en día es habitual que, con antelación al evento, se realicen vertidos preventivos controlados para aumentar los volúmenes de resguardo en los embalses. Luego, cuando la avenida ya está en marcha, los vertidos de cada presa se coordinan con los caudales circulantes por los cauces no regulados y con los vertidos del resto de presas. La utilidad de la modelización de la avenida y de la gestión de las presas ha quedado plasmada en muchos episodios de avenida durante la última década, logrando con ella reducir los caudales de avenida en muchos tramos de río (laminación parcial de la avenida) y, por tanto, también los daños asociados.

Mequinenza

Embalse de Mequinenza vertiendo agua por los aliviaderos

  • También dentro de los Servicios de Predicción y Vigilancia, los técnicos del SADEbro avisan, en el momento en que detectan la posibilidad de que se alcancen caudales peligrosos, a las entidades públicas o privadas que están llevando a cabo obras (presas, encauzamiento, escolleras, etc) u otras actividades vulnerables (acampadas, actividades deportivas, etc) dentro del Dominio Público Hidráulico o en las áreas próximas a éste.
  • Colaboran activamente, como parte de los cometidos del Servicio de Consultoría Hidrológica (SCH), en las labores de mantenimiento del SAIHEbro. Los técnicos del SADEbro son uno de los principales consumidores de los datos del SAIH y sus modelos establecen relaciones entre los datos de las distintas estaciones, debiendo ser congruentes los datos de precipitación, con los de caudal, con las aportaciones a los embalses, etc. Los técnicos conocen bien las características hidrológicas y meteorológicas de la cuenca, conocen las infraestructuras hidráulicas, conocen las peculiaridades de las estaciones de la red SAIH y de los distintos sensores y están al corriente de las incidencias de cada día. Su experiencia, y las herramientas que manejan, les permite por ejemplo detectar fácilmente cuándo un pluviómetro no funciona correctamente, cuándo un dato de caudal es incongruente, cuándo un sensor ha enviado un dato erróneo o no ha captado datos. Dado que ellos tienen que depurar los datos de entrada al sistema SAD para que la modelización funcione correctamente, este trabajo también puede ser aprovechado para el mantenimiento del SAIH y para la depuración de su base de datos. Así, los técnicos del SADEbro comunican cada día las incidencias detectadas a los responsables del SAIH y, de esta manera, éstas pueden ser subsanadas. Además de estas labores de mantenimiento y depuración diarias, la experiencia y sensibilidad adquiridas por estos técnicos, en el desempeño de su labor, les permite determinar las carencias de la red en lo referente a la necesidad de nuevos datos en determinadas localizaciones. Por ello, los técnicos aportan sus conocimientos a la hora de instalar nuevas estaciones de medida (pluviómetros, termómetros, medidores del nivel de los ríos, etc) que aporten valor añadido a la red de control del SAIHEbro, o a la hora de desmontar otras que consumen recursos sin aportar valor a la red.
  • Además de al SAIH, el Servicio de Consultoría Hidrológica (SCH) del SADEbro proporciona apoyo técnico a distintos departamentos de la CHE en numerosas cuestiones relacionadas con la hidrología, la gestión de las avenidas y la gestión de los recursos hídricos.

A día de hoy, las predicciones de caudal del SADEbro son consultadas por Protección Civil, Policía Local, Bomberos, ayuntamientos, la población que vive cerca del río, empresas hidroeléctricas, constructoras, medios de comunicación, empresas de turismo de aventura, piragüistas, agricultores, ganaderos…

De cara al exterior, el peso que el SADEbro ha ido ganando durante estos años se ve reflejado en la alta demanda de información que soportan sus técnicos por parte de Protección Civil, los medios de comunicación y el público en general cada vez que la cuenca se enfrenta a fenómenos meteorológicos adversos.

En estos casos las visitas en la página web del SAIHEbro, al apartado de “Predicciones de Caudal”, alcanza el mismo orden de magnitud que las visitas a los “Datos en Tiempo Real”. También las llamadas telefónicas por parte de los servicios regionales del 112, dirigidas a los técnicos del sistema, se han convertido en algo habitual, cosa que no ocurría hace 10 años.

A día de hoy, las predicciones de caudal del SADEbro son consultadas por Protección Civil, Policía Local, Bomberos, ayuntamientos, la población que vive cerca del río y que puede verse afectada en situaciones de avenida, empresas hidroeléctricas, empresas constructoras, medios de comunicación, empresas de turismo de aventura, piragüistas, agricultores, ganaderos y público en general. Esta demanda de información externa también tiene su reflejo a nivel interno y dentro de la CHE, el Área de Hidrología y Cauces (Unidad de Comisaría de Aguas), el Servicio SAIH y el Área de Gestión de Recursos en Explotación (Unidad de Dirección Técnica), son los principales usuarios del sistema, aunque no son los únicos.

Fundamentos e historia del SAD, principal herramienta de trabajo

Una vez puesta de relieve la importancia actual de este equipo técnico de trabajo, hagamos un breve repaso de la historia de su herramienta de trabajo fundamental: el SAD. La primera fase de diseño y programación del Sistema de Ayuda a la Decisión se acometió entre los años 2000 y 2002.

La herramienta fue ideada por los expertos en ingeniería e informática de la empresa española Grupo INCLAM y se concibió como un trabajo específico para la CHE, que debía adaptarse a las circunstancias y necesidades de la cuenca del Ebro y del propio SAIHEbro. Hay que señalar que la mayor parte del software que está integrado en el sistema está desarrollado en España, por lo que puede decirse que el SAD es un producto basado, en su mayor parte, en tecnología nacional.

Después de la fase de diseño y programación, en octubre de 2002, el SAD se integró dentro de los sistemas propios del SAIHEbro, siendo operado por dos técnicos con experiencia en modelización hidrológica e hidráulica, que se incorporaron, en la sala de control del SAIHEbro, al personal encargado de las labores de mantenimiento y explotación del SAIH.

Al poco tiempo de su puesta en marcha, en los primeros días de febrero de 2003, tuvo lugar uno de los episodios de avenida más importantes de las últimas décadas en el río Ebro, con caudales próximos a los 2800 m³/s en el Ebro en Castejón y a los 2200 m³/s en Zaragoza. Este episodio puso a prueba el sistema, todavía demasiado “verde”, y, aunque el SAD ofreció sus primeros resultados, la riada sirvió para detectar determinadas carencias en aquella versión inicial, como la necesidad de implementar la modelización de la fusión nival, en los modelos hidrológicos, también en subcuencas situadas fuera del Pirineo (en las subcuencas pirenaicas ya estaban implementadas estas rutinas).

Ebro Zaragoza

Imagen aérea del Ebro en Zaragoza en el evento de febrero de 2003

En el año 2004 la CHE decidió comenzar a publicar en la página web del SAIHEbro, además de los datos registrados en tiempo real, los hidrogramas de caudal predichos con el SAD

Hasta el 2004 las predicciones hidrológicas del SADEbro no se mostraron al público, sino que únicamente eran un producto de consumo interno para los técnicos y responsables de la CHE.

Ese año la CHE decidió comenzar a publicar en la página web del SAIHEbro, además de los datos registrados en tiempo real, los hidrogramas de caudal predichos con el SAD. Hubo gente que pensó entonces que esa decisión era muy arriesgada, y que los posibles errores en la predicción podían poner en evidencia a la Confederación.

A pesar de ello, los responsables del Organismo mostraron su decidida apuesta por las nuevas tecnologías y la transparencia en la información. Una prueba de la importancia que han alcanzado estas predicciones es que, a día de hoy, en situaciones de crisis, este producto es demandado con la misma intensidad que los propios datos observados por el SAIH, lo que demuestra la necesidad que tienen los usuarios de acceder a este tipo de información. Sería impensable actualmente dar marcha atrás en esta decisión. El proceso de publicación de las predicciones hidrológicas requiere una supervisión por parte de los técnicos, con objeto de evitar mostrar predicciones erróneas o poco fiables.

Sobre lo que sí que existe debate es sobre el formato más apropiado a la hora de presentar las predicciones a los usuarios, que tienden a tomárselas muy al pie de la letra, sin darse cuenta que son fruto de un cálculo estimativo al que es necesario aplicar un factor de incertidumbre, mayor cuanto mayor sea el horizonte temporal de la predicción.

Después del citado evento del 2003 otros episodios, como la riada del Huerva en mayo de 2003, la de los Arbas en septiembre de 2004, la del Arga en marzo de 2006, la del Sosa en agosto de 2006, la del Martín en septiembre de 2006, la del Aragón, Gállego y Cinca en octubre de 2006, la del Ebro en abril de 2007, la del Ebro en junio de 2008 o la del Segre en noviembre de 2008, entre otros, sirvieron para poner a punto el sistema SAD y para que los técnicos fuesen ganando experiencia.

telenivómetros 2

Antes, en el año 2006, se produjo otro hito importante, ya que se incorporó al equipo técnico del SADEbro un meteorólogo, lo que aportó un nuevo enfoque, más multidisciplinar, para abordar la modelización de la cuenca del Ebro y la predicción de crecidas. Desde entonces la experiencia de estos años ha demostrado que la correcta interpretación de las predicciones y datos meteorológicos disponibles es fundamental a la hora de operar con éxito un sistema de este tipo, ya que una avenida es la consecuencia de un evento meteorológico adverso.

El conocimiento de la ciencia meteorológica permite comprender mucho mejor la naturaleza de los eventos hidrológicos. Sin duda, los técnicos operadores de un servicio de avisos hidrológicos y predicción de avenidas necesitan entender la meteorología, ser capaces de interpretar las predicciones meteorológicas disponibles, saber cómo acceder a las mismas, conocer las características locales propias del territorio en que trabajan y ser capaces de inferir la probabilidad de ocurrencia de los eventos precursores de las crecidas fluviales en cada momento. En el caso del Ebro, además de la experiencia de los propios técnicos del SADEbro, se cuenta con la colaboración y el asesoramiento de los meteorólogos de la AEMet.

predicción

Predicción de precipitación del modelo GFS del día 31/01/2018 para un horizonte de 72 horas

Otro momento relevante en la historia del SADEbro, fue que, durante el año 2009, se decidió acometer una reforma profunda de su principal herramienta de trabajo, el SAD.

En algunos aspectos, la herramienta disponible entonces se mostraba lenta y poco flexible, y se quedaba muy corta en lo referente a capacidades de tratamiento de datos meteorológicos. Aprovechando la experiencia de los técnicos de SADEbro y de los desarrolladores del SAD, acumulada durante 7 años de explotación del sistema, se diseñó un nuevo SAD, mucho más rápido y flexible, y dotado de nuevas funcionalidades, como por ejemplo la capadidad de generar nuevas predicciones meteorológicas partiendo de las suministradas por los servicios meteorológicos o la posibilidad de almacenar sesiones de modelización y volver a ejecutarlas, bajo otros supuestos, en cualquier momento de forma rápida y simple.

El SAD que surgió entonces, mucho más versátil y operativo que el original, es el que se sigue utilizando actualmente, siendo una herramienta capaz de hacer frente con solvencia a los retos actuales que se le demandan al sistema, como la necesidad de operar ágilmente en tiempo real (es vital poder generar resultados en tiempos reducidos), la necesidad de incorporar habitualmente al sistema nuevas estaciones de control, la posibilidad de integrar nuevas predicciones meteorológicas en formatos variados, la capacidad de acoplar nuevos modelos hidrológicos e hidráulicos, etc.

Desde el 2009 el SAD ha operado en numerosos episodios de avenida (de manera bastante exitosa en muchos de ellos), siendo los más significativos los mostrados en la siguiente tabla:

FECHA CAUCES COMENTARIO octubre de 2012 Arbas, Aragón, Gállego y Cinca con caudales máximos de entre 25 y 100 años de periodo de retorno según ríos enero de 2013 Ebro y Aragón caudales máximos de 25 años de periodo de retorno en el Aragón junio de 2013 Arga, Aragón, Cinca, Ésera, Noguera Ribagorzana, Noguera Pallaresa y Garona caudales máximos superiores a 50 años de periodo de retorno en el Garona agosto de 2013 Martín crecida súbita con caudales máximos superiores a 100 años de periodo de retorno enero de 2015 Nela, Alto Ebro, Ega y Arga caudales máximos de 25 años de periodo de retorno en el Alto Ebro febrero-marzo de 2015 Ebro y muchos de sus afluentes una de las mayores avenidas del tramo medio del Ebro desde la gran riada de 1961 y la más difícil de gestionar desde que existe el SAIHEbro marzo de 2015 Cidacos, Alhama, Jalón, Huerva, Guadalope y Matarraña con caudales máximos de 50 años de periodo de retorno en el Guadalope noviembre de 2015 Sió crecida súbita con varias víctimas mortales en la localidad de Agramunt

En una situación de avenida, disponer de la información en tiempo real que proporciona el SAIHEbro y de las predicciones de caudal que elabora el SADEbro, permite generar avisos, ganar tiempo de respuesta, gestionar embalses (si la cuenca está regulada) y reducir los daños ocasionados por la riada. Para hacernos a la idea de lo que puede suponer esto, describo, a modo de ejemplo, los efectos de la gestión en dos casos reales ocurridos en los últimos años.

Durante el año hidrológico 2012-2013, un año excepcional en lo que a precipitaciones en el cuadrante noroeste de la cuenca del Ebro se refiere, la actuación coordinada de los embalses de Itoiz y Yesa, dirigida en base a los datos registrados por el SAIH y a las predicciones elaboradas por el SADEbro, evitó la inundación de la localidad navarra de Sangüesa, de 5000 habitantes y situada a orillas del río Aragón, hasta en 5 ocasiones. El comienzo de las inundaciones en la población se produce cuando el río Aragón alcanza un caudal próximo a los 900 m³/s.

El 21 de octubre de 2012 un caudal natural de algo más de 2000 m³/s quedó reducido, por la acción de ambas presas, a 460 m³/s. El 19 de enero de 2013 un caudal natural de 1750 m³/s fue reducido por los embalses a 720 m³/s, el 30 de marzo de 2013 un caudal natural de 1200 m³/s quedó laminado a 650 m³/s, el 9 de junio de 2013 un caudal natural de 1550 m³/s pudo ser rebajado a 730 m³/s y, por último, el 19 de junio un caudal natural de 1200 m³/s se laminó con los embalses hasta los 630 m³/s.

En la avenida de febrero de 2015 la acción conjunta y coordinada de los embalses del tramo alto del Ebro (Ebro, Ullívarri, Urrúnaga, Yesa, Itoiz, etc) logró laminar el caudal punta en el Ebro, reduciéndolo casi en 1.000 m3/s evitando así la inundación de algunas de las poblaciones ribereñas

mapa sanguesa

Mapa de situación de la localidad de Sangüesa y los embalses de Itoiz y Yesa

El segundo ejemplo, más reciente todavía, fue la última gran avenida del Ebro, a finales de febrero de 2015. En este episodio, la acción conjunta y coordinada de los embalses del tramo alto del Ebro (Ebro, Ullívarri, Urrúnaga, Yesa, Itoiz, etc) logró laminar el caudal punta en el Ebro, a la altura de Castejón de Ebro, de 3600 m³/s (que habrían llegado sin la acción coordinada de las presas) a 2700 m³/s (que fueron los que llegaron realmente), evitando así la inundación de algunas de las poblaciones ribereñas del tramo medio del Ebro y reduciendo con ello los daños materiales en varias decenas de millones de euros (unos 100 millones de euros según estimaciones iniciales del SAIH).

Otro dato a resaltar de este importante episodio es que los primeros partes de aviso emitidos por la CHE, basados en las predicciones del Sistema de Ayuda a la Decisión, anunciando la llegada de una avenida de carácter extraordinario al río Ebro, se produjeron el día 25 de febrero a las 14:48h, 37 horas antes de que el máximo de la avenida llegase a Miranda de Ebro, 34 horas antes de que llegase a Castejón (aunque parezca raro, ocurre a veces que el máximo se registra antes en Castejón que en Miranda en función de los afluentes que bajan crecidos) y 109 horas antes de que el máximo alcanzase Zaragoza.

En ese momento el modelo ya predecía para el Ebro en Castejón un caudal punta algo superior a los 2500 m³/s, frente a los 2700 m³/s que se estima que circularon finalmente. Por tanto, el error en la estimación fue del orden del 5%, que es un desajuste muy pequeño teniendo en cuenta que la predicción hidrológica fue elaborada cuando más del 50% de las precipitaciones que generaron la avenida todavía no se habían producido. Aún así, no hay que olvidar que, conforme avanza el episodio, los posibles desajustes cometidos en la predicción, se suelen ir reduciendo.

¿Qué se puede esperar del SADEbro en el futuro?

Pesar de que el SADEbro y su herramienta SAD conforman un sistema bastante avanzado, los técnicos estamos convencidos que todavía tiene margen de mejora, y que debe ser una herramienta viva, que debe evolucionar y actualizarse al ritmo que evoluciona la tecnología.

Uno de los retos que nos hemos marcado a corto plazo, es incorporar al SADEbro una nueva herramienta de trabajo en forma de modelo hidráulico bidimensional que modelice el tramo medio del Ebro y que sea capaz de operar en tiempo real

En este sentido, uno de los retos que nos hemos marcado a corto plazo, es incorporar al SADEbro una nueva herramienta de trabajo en forma de un modelo hidráulico bidimensional que modelice el tramo medio del Ebro (de momento en una primera fase el tramo Tudela-Zaragoza) y que sea capaz de operar en tiempo real.

Este modelo será el fruto de un convenio de colaboración entre la Confederación Hidrográfica del Ebro y el Grupo de Hidráulica Computacional, del Área de Mecánica de Fluidos, de la Universidad de Zaragoza. Este equipo investigador ha diseñado y desarrollado un modelo bidimensional para el tramo del Ebro comprendido entre las localidades de Tudela y Zaragoza (120 km de cauce y su llanura aluvial) basado en un programa de simulación propio de nombre PEKA2D. Con la colaboración de los técnicos del SADEbro, los investigadores han calibrado y optimizado el modelo de manera que podrá simular en unas pocas horas el tránsito del Ebro por este tramo de cauce, cosa que con los modelos hidráulicos tradicionales podía suponer varios días.

Con este proyecto de innovación la CHE dispondrá de uno de los primeros modelos bidimensionales, aplicado a un dominio geográfico de grandes dimensiones, que se utiliza para el cálculo y la gestión de avenidas en tiempo real a nivel europeo. Hasta la fecha, debido a los elevados tiempos de computación que requieren este tipo de modelos, se utilizan para modelizar la transmisión hidráulica de avenidas ya ocurridas en el pasado o de avenidas imaginarias que podrían ocurrir en el futuro, pero no se han podido utilizar para simular avenidas reales, mientras éstas avanzan, con fines predictivos.

Con este modelo esperamos conseguir que, en futuros episodios, no sólo se pueda disponer de predicciones de caudal en el tramo medio del Ebro más precisas que las actuales, sino que éstas puedan complementarse con la predicción de niveles en puntos relevantes donde hoy no es posible hacerlo y con la estimación del avance del área de inundación del terreno con el paso de las horas, información que creemos será muy útil, tanto para los servicios de emergencias, como para la población en general. Si la experiencia resulta positiva, esperamos que en el futuro puedan implementarse más modelos bidimensionales en otros tramos fluviales de la cuenca del Ebro.

La sociedad demanda cada vez más seguridad, más información y más servicios a las administraciones y los avances tecnológicos pueden hacer posible la satisfacción de esas demandas

inundación

Lámina de inundación estimada en un tramo del Ebro medio con un modelo bidimensional

Son importantes los retos a los que se enfrentan los gestores de avenidas de las confederaciones hidrógráficas en el futuro. La sociedad demanda cada vez más seguridad, más información y más servicios a las administraciones y los avances tecnológicos pueden hacer posible la satisfacción de esas demandas. Estoy convencido que en un futuro no muy lejano los ciudadanos recibirán un aviso personalizado en su teléfono móvil cada vez que su actividad vital pueda verse condicionada por la existencia de una crecida en un río.

Quiero terminar este artículo haciendo un llamamiento a las autoridades competentes para que sigan invirtiendo en el mantenimiento y la mejora de sistemas como el SAIHEbro y el SADEbro que tan rentables, en términos económicos y sociales, resultan para los ciudadanos.

Sólo me resta darle mi más sincera enhorabuena al SAIH por sus 20 años de datos, al SADEbro por sus 15 años de predicciones y a todas las personas que de una manera u otra los han hecho posibles. FELICIDADES A TODOS.

Agradecimientos

A la CHE y a todas las personas, empresas y entidades que colaboran o han colaborado en el desarrollo del SADEbro y sus herramientas de trabajo (Grupo INCLAM, SPESA, DHI, SICE, AEMet, GFA-ULE, GHC-UNIZAR) y en particular a Eduardo, Toño, Nacho, Ana y Julien.

 

La redacción recomienda