Aqualia
Connecting Waterpeople

Presentan la propuesta Ebro Resilience P1 a la segunda fase de la convocatoria LIFE 2020

  • Presentan propuesta Ebro Resilience P1 segunda fase convocatoria LIFE 2020
  • El proyecto para reducir el riesgo de inundación tiene un importe de más de 13 millones de euros, con obras a ejecutar en Navarra, La Rioja y Aragón, con una cofinanciación de la Comisión Europea del 55%.
  • Entre los meses de abril y mayo se darán a conocer las propuestas que pasarán a la tercera fase de negociación y ajustes.

Sobre la Entidad

Confederación Hidrográfica del Ebro
La Confederación Hidrográcica del Ebro es el Organismo de gestión del agua en la Cuenca del Ebro. Adscrito al Ministerio para la Transición Ecológica (MITECO). La CHE se creó como el primer organismo de cuenca del mundo
Xylem Water Solutions España
Global Omnium

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) ha presentado la versión definitiva de la propuesta EBRO RESILIENCE P1 a la convocatoria LIFE 2020 de la Unión Europea, lo que supone acceder a la segunda fase del proceso de selección de proyectos. Esta propuesta desarrollada a través de la Confederación Hidrográfica del Ebro, se ha presentado conjuntamente con los gobiernos de La Rioja, Navarra y Aragón y se integra en la Estrategia Ebro Resilience para la reducción del riesgo de inundación del eje del Ebro.

El pasado mes de noviembre la propuesta contó con el visto bueno de la Comisión Europea a su Concept Note o documento de síntesis y entre los meses de abril y mayo de 2021 se darán a conocer las propuestas que pasan a la tercera fase, denominada de negociación y ajustes.

La propuesta LIFE EBRO RESILIENCE P1 con una duración prevista del proyecto de 6 años y un presupuesto total de 13.300.000 euros, para el que se solicita a la UE una cofinanciación del 55%, tiene como principal objetivo incrementar la resiliencia frente a las inundaciones, desde un punto de vista social, ecológico y económico.

Para ello propone intervenciones en dos zonas del tramo medio del Ebro: la situada entre las localidades de Alfaro (La Rioja) y Castejón (Navarra), donde se realizará una actuación demostrativa mediante la aplicación de una combinación de medidas naturales de retención de agua; y el tramo Osera de Ebro-Fuentes de Ebro (Aragón), donde se propone una intervención piloto que permitirá compatibilizar las explotaciones agrícolas de la llanura aluvial con el fenómeno de la inundación.

Estas zonas sufren de forma habitual importantes daños económicos derivados de las inundaciones y existe una degradación del espacio fluvial que impide, entre otras cosas, su función de laminación de avenidas.

La implantación de las medidas contempladas contribuirá a la prevención, protección, preparación y recuperación ante inundaciones, así como a la mejora de los ecosistemas fluviales en los que se llevarán a cabo las actuaciones.

La visión a futuro es conseguir un tramo medio del Ebro en el que las actividades económicas y los núcleos de población convivan con un río Ebro en buen estado, sin que las inevitables crecidas produzcan daños significativos.

Junto a la propuesta presentada por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, junto con la CHE, los Gobiernos de La Rioja, Navarra y Aragón, se estima que pasaron el primer corte 130 proyectos de los 840 presentados al subprograma Medio Ambiente.

La ejecución de este proyecto, en caso de resultar seleccionado, permitirá dar continuidad y reforzar los trabajos ya puestos en marcha por la CHE y las Comunidades Autónomas, en el marco de la Estrategia Ebro Resilience.

Estrategia

El planteamiento Ebro Resilience para todos los tramos es la protección de las zonas urbanas para avenidas con periodo de retorno de 25 años y para zonas no urbanas, conseguir la reducción de afecciones para avenidas hasta un periodo de retorno de 10 años. La estrategia concreta el plan de medidas para el tramo medio del Plan de Gestión de Riesgo de Inundación de la Demarcación (PGRIEbro).

Las claves de Ebro Resilience son la coordinación (une al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, la Confederación Hidrográfica del Ebro y las Comunidades Autónomas de La Rioja, Navarra y Aragón) y los nuevos enfoques para reducir el efecto negativo de los episodios de inundación, apostando por medidas combinadas que mejoren la capacidad de recuperación del territorio.

Ebro Resilience, además de en la coordinación, se basa en la promoción de medidas que cuenten con el aval técnico de los estudios y sean fruto del mayor consenso, fomentando la implicación de administraciones locales, afectados y sociedad en general en cada zona.

Redacción iAgua

La redacción recomienda