Científicos españoles viajan a Marruecos para estudiar el río Qued Moulouya

126
0
126

(CSIC) Un equipo de investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) participa en proyecto pionero entre Marruecos y España en el que estudiará la influencia de las aguas procedentes del río Qued Moulouya sobre la calidad de las aguas y las características biogeoquímicas de la costa Marroquí.

El objetivo de este proyecto científico, financiado por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, es conocer el estado ambiental del delta del río para identificar puntos críticos cuya mejora pueda favorecer la sostenibilidad de las actividades costeras y el desarrollo económico de la zona, como las pesquerías, el marisqueo y las actividades turísticas.

“El proyecto QueMoMar busca transferir conocimientos técnicos a investigadores y gestores medioambientales del Reino de Marruecos. Todo ello para incrementar la capacidad local para el estudio y seguimiento del modelado de corrientes costeras y del análisis de elementos traza en aguas continentales y marinas”, explica el Antonio Tovar, investigador del Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados, centro mixto del CSIC y la Universidad de las Islas Baleares.

La primera sesión de transferencia de conocimientos tendrá lugar mañana en Tánger en el transcurso de un ciclo de seminarios en el que participan investigadores marroquíes, españoles y estadounidenses.

Gestión y conservación

Las zonas costeras son claves para el progreso de los países en vías de desarrollo, ya que suelen representar nodos de actividad económica que atraen elevadas densidades de población. La creciente sensibilización de todos los países por la calidad de las aguas costeras, incluidos los de la cuenca mediterránea, se ha visto reflejada en el desarrollo progresivo de tratados y normativas nacionales que regulan la calidad de dichas aguas con un nivel de exigencia creciente.

La caracterización previa del agua y los sedimentos mediante el análisis de sus parámetros biogeoquímicos resulta imprescindible para dar respuestas eficientes y fundamentadas científicamente a los problemas de gestión y control medioambiental en las aguas costeras y marinas.

“Por desgracia, la gran mayoría de los estudios costeros centrados en caracterizar y determinar la calidad ambiental del litoral basan sus conclusiones en análisis esporádicos de nutrientes y parámetros microbiológicos, sin tener en cuenta la composición metálica y las interacciones entre los diferentes compartimentos ambientales”, apunta Tovar.

Por ello, el Laboratorio de Química Marina del Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados, uno de los pocos grupos de investigación de España capacitados para realizar el análisis de elementos traza en agua de mar, estudiará la zona de la desembocadura y el conjunto de humedales y marismas del Qued Moulouya.

Este enclave de interés biológico y ecológico influye en buena parte del Mediterráneo Suroccidental y está considerado como una zona ROFI (Región de Influencia Fluvial, en castellano). Pese a todo, la cuenca del Qued Moulouya es una de las zonas más desconocida.

En el proyecto, financiado por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, la investigación colaboran también científicos marroquíes del Instituto Nacional de Investigación en Recursos Pesqueros, La Universidad Abdelmalek Essaadi, la Agencia de la Cuenca Hidráulica del Moulouya, la Universidad de Cádiz y la Universidad del Sur de California.

Comentarios