Renovables, gestión de aguas y agroindustria, sectores prioritarios para invertir en Marruecos

116
0
116

(ICEX) El 19 y 20 de junio de 2012 el Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX) organiza -en colaboración con las Oficinas Económicas y Comerciales de España en Casablanca y Rabat- el Foro de Inversiones y Cooperación Empresarial España-Marruecos, en la ciudad de Casablanca. Un encuentro empresarial cuyo objetivo es facilitar la identificación de oportunidades de negocio así como potenciar las relaciones con socios locales.

Este foro de 2012 quiere continuar la labor iniciada con los Foros de Inversiones y Cooperación Empresarial celebrados en Tánger en 2001, 2003, 2004 y 2007, y en Casablanca en 2006 y 2009. Para participar en el mismo hay que rellenar este formulario de inscripción. El plazo está abierto hasta el miércoles 25 de abril.

Marruecos es uno de los mercados exteriores en los que la Administración española ha elaborado un Plan Integral de Desarrollo de Mercado (PIDM) para apoyar la internacionalización de las empresas, en un país con un destacable potencial de crecimiento, así como buenas oportunidades para la inversión. Para conocer estas opciones, el ICEX ha celebrado una ronda de seminarios en los que el Consejero Delegado de la Oficina Económica y Comercial de España en Casablanca, Bruno Fernández Scrimieri ha detallado cómo debe abordarse un mercado como el marroquí, y cuáles son las oportunidades de negocio en los sectores determinados como prioritarios para el mercado español: energías renovables, tratamiento de aguas, componentes de automoción, logística y agroindustria.

Oportunidades de negocio

El país alauita es el más estable del norte de África y ha apostado por su inmersión en la economía mundial. Miembro de la Organización Mundial del Comercio (OMC), ha firmando más de cuarenta acuerdos de libre comercio que le dan acceso a más de 1.000 millones de consumidores. Ha sido el primer país africano, y el segundo árabe tras Jordania, que ha suscrito un pacto de este tipo con Estados Unidos. Por otro lado, en el año 2000 firmó el Acuerdo de Asociación con la Unión Europea, que constituye el principal marco de las relaciones con este continente.

Con un crecimiento del 5% durante la última década y una inflación controlada, Marruecos está atravesando el periodo de estabilidad macroeconómica más prolongado hasta el momento, salvando –de forma destacable- de la complicada situación financiera mundial. Esta favorable coyuntura económica, ha permitido la puesta en marcha de varias reformas de naturaleza sectorial encaminadas a diversificar el tejido productivo y a mejorar la competitividad empresarial.

En el sector agrícola destaca el Plan Marruecos Verde, cuyo objetivo es modernizar el sector. “Las oportunidades de negocio vienen asociadas al suministro de bienes de equipo para la modernización del sector agrícola”, destaca el Consejero. En el plano industrial, han puesto en marcha el Plan Emergence, diseñado para promover un sector moderno y competitivo a través de la identificación de varios subsectores en los que explotar las ventajas competitivas del país. Hay que añadir un ambicioso programa de Infraestructuras que prevé la construcción de nuevas carreteras y autopistas, así como la culminación de una red de alta velocidad que debe unir en 2015 Tánger y Casablanca.

En el plano energético, Marruecos tiene diseñado un Programa Nacional de Eficiencia Energética que engloba el Programa de Energía Solar (2014-2020), lanzado en noviembre de 2009 en el que hay cuatro consorcios precalificados –tres de ellos con presencia española-; el Programa de Energía Eólica (2015-2019), lanzado en 2010 y cuyo objetivo es conseguir 2000 megavatios de potencia en 2019, y Proyectos Hidráulicos (2012-2020). El objetivo es la reducción del consumo energético del 12% en 2020 y del 15% en 2030.

Según Fernández Scrimieri, “se abren importantes oportunidades de negocio en los concursos públicos lanzados por la administración para cumplir con los objetivos marcados en materia de diversificación del mix energético del país y de abastecimiento y saneamiento de aguas”.

En este último apartado, el gobierno marroquí está desarrollando tres ejes de actuación: refuerzo y aseguramiento de las infraestructuras de agua potable en el medio urbano; generalización del acceso al agua potable en el medio rural e intervención activa en el sector del saneamiento líquido en el marco de la estrategia de preservación del medio ambiente.

Cómo abordar el mercado

Para optar a los concursos públicos que el gobierno marroquí oferta, es recomendable estudiar de manera detallada los pliegos de condiciones aplicables a cada contrato. La práctica mayoría de los concursos se resuelven a precio. La revisión de precios no se contempla fácilmente en los pliegos y es muy complicada. Es importante estar bien asesorado y solicitar al Organismo licitador toda la información necesaria, “para ello se puede acudir a cualquiera de las dos Oficinas Comerciales de España en Marruecos, a las dos Cámaras de Comercio (en Casablanca y Tánger), o a las dos firmas de abogados de mayor prestigio en España, (Garrigues y Cuatrecasas) o pedir asesoramiento a cualquiera de las instituciones financieras españolas instaladas en el país (La Caixa, Banco Sabadell o Grupo Santander)”, detalla el Consejero.

Para llevar a cabo una buena negociación hay que entregar las ofertas personalmente y asistir a la apertura de los pliegos. “Hay que hacer constantes visitas a un país en el que priman las relaciones y el contacto personal”, dice Fernández Scrimieri. Los avales para la cobertura de las licitaciones tienen que ser expedidos por un banco implantado en Marruecos, y en el caso de ofertar conjuntamente con un socio local en agrupación de empresas es importante elegir a un socio que tenga una aportación notable y definir la intervención de cada parte. “Aunque desde el punto de vista legal no es necesario, desde el ámbito empresarial el socio local es fundamental, independientemente del sector que se aborde. Buena parte de los fracasos empresariales en el país se deben a la incorrecta elección de un socio local. Este debe tener un valor identificado, cuantificable e irremplazable para la empresa española, ya que sino no tiene sentido la presencia del mismo”.

La proximidad geográfica y el reconocimiento de la Marca España son dos de las ventajas con las que cuentan las empresas españolas para penetrar en el mercado marroquí. “Los bienes y servicios españoles parten de una situación más ventajosa que la de otros países por la relación calidad-precio”, apunta el Consejero. Además, Marruecos ha sido tradicionalmente un emplazamiento muy atractivo para la inversión de las empresas españolas fuera de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). España se sitúa como segundo gran inversor en Marruecos, con un 18% de inversión sobre la total extranjera del país, gracias a la implantación tanto de las grandes empresas como de las pymes, gracias a la proximidad geográfica, los bajos costes laborales, las privatizaciones y la apertura al capital extranjero en la prestación de servicios públicos a través de concesiones.

El ICEX, en su servicio de apoyo y promoción exterior de las empresas españolas, ofrece, además otros escenarios para conocer las oportunidades de negocio en el mercado marroquí. Del 3 al 6 de octubre, el ICEX participa con un pabellón oficial en la feria POLLUTEC MAROC 2012, un referente internacional (cuya convocatoria de participación está abierta) en el medio ambiente, en la que se darán cita los sectores proveedores de equipos y de servicios en agua, residuos, reciclaje, prevención de riesgos y desarrollo sostenible.

Comentarios