Aqualia
Connecting Waterpeople

Reclutamiento de microorganismos para los tratamientos de aguas residuales

286

Sobre la Entidad

CORDIS
CORDIS constituye el principal portal y repositorio público de la Comisión Europea para difundir información sobre todos los proyectos de investigación financiados por la Unión Europea.
· 286
  • Reclutamiento microorganismos tratamientos aguas residuales
  • Más de mil millones de personas de todo el planeta no tienen acceso a agua salubre y más de dos mil millones no tienen acceso a un saneamiento adecuado.
  • Una iniciativa europea pretende abordar este asunto a través de un sistema modular de saneamiento que emplea microorganismos.

En la Unión Europea (UE), el 75-90 % de la población está conectada a sistemas de alcantarillado y tratamiento. A pesar de la Directiva marco sobre el agua de la UE, aún hay aproximadamente veinte millones de habitantes de zonas rurales que carecen de unos sistemas de saneamiento adecuados.

Un sistema modular de depuración

El proyecto INNOQUA desarrolló un sistema modular que aprovecha el potencial de las lombrices, el zooplancton y las microalgas para tratar las aguas residuales tanto en entornos urbanos como rurales. El sistema combina cuatro tecnologías, a saber: la vermifiltración, la filtración por «Daphnia», la depuración biosolar y la irradiación UV. «Los sistemas de depuración natural se han utilizado durante años para mejorar la calidad de las aguas residuales antes de verterlas o de reutilizarlas», explica Germain Adell, coordinador del proyecto y subdirector responsable de la coordinación de la organización de investigación y tecnología (RTO, por sus siglas en inglés) NOBATEK/INEF4. El vermifiltro consta de una capa de astillas que contiene lombrices y bacterias que digieren la materia orgánica, lo que evita la producción de desechos. El filtro de «Daphnia» se basa en la acción de esta especie para reducir las sustancias en suspensión y las bacterias patógenas, mientras que la unidad de depuración biosolar emplea la luz del sol y CO2 en biorreactores específicos para degradar los residuos orgánicos y destruir los contaminantes fecales de manera eficaz. Como alternativa, para permitir la reutilización de las aguas tratadas para el riego, el sistema de depuración de aguas residuales de INNOQUA puede utilizar la irradiación UV para destruir los patógenos.

Ventajas de INNOQUA

INNOQUA depende de la capacidad depurativa de organismos biológicos, por lo que apenas emite CO2, ofreciendo así una capacidad depuradora ecológica, segura y asequible que se puede adaptar a diferentes condiciones ambientales. El módulo del vermifiltro no produce lodos y, en comparación con los sistemas tradicionales, requiere niveles muy bajos de mantenimiento y de consumo de energía, lo que reduce el impacto de INNOQUA en el medio ambiente. Cabe destacar que la configuración modular del sistema satisface las necesidades de tratamiento del agua de las zonas que carecen de instalaciones centralizadas para la recogida y el tratamiento de las aguas residuales. INNOQUA es ampliable y su configuración se puede adaptar a los contextos y mercados locales. Además, el sistema se puede poner en práctica en instalaciones descentralizadas, comunidades con estrés hídrico o países en desarrollo para reducir la presión del envejecimiento de las redes de aguas residuales mientras se apoya un crecimiento sostenible de la población reduciendo el consumo de agua y energía. «Es de vital importancia tener en consideración las limitaciones económicas a las que se enfrentan estas zonas rurales o estos países en desarrollo para que el sistema de tratamiento de las aguas residuales sea asequible y conlleve unos costes de aplicación mínimos», destaca Adell.

Rendimiento y puesta en práctica del sistema

Tras desarrollar y probar unidades a escala de laboratorio, los socios del proyecto han generado dos prototipos en España e Irlanda, donde se han combinado las cuatro tecnologías para tratar aguas residuales en bancos de pruebas en condiciones controladas. Durante la fase de demostración, el sistema de INNOQUA se ha instalado en once plantas de diez países en entornos reales. Hasta ahora, las pruebas en una amplia gama de climas, tipos de aguas residuales y presiones han producido excelentes resultados de rendimiento. Según Adell, «INNOQUA puede ofrecer una alternativa seria a las soluciones de saneamiento existentes para diferentes contextos». Además de en la UE, se están realizando pruebas piloto con prototipos en África, Asia y América Latina, donde los gobiernos y diferentes actores en materia hídrica ya están mostrando un gran interés. Los siguientes pasos son finalizar la ampliación industrial del sistema y elaborar una estrategia comercial clara para la comercialización del producto. Una serie de vídeos ayudará a difundir el sistema de INNOQUA por todo el mundo y tendrá un impacto en las vidas de miles de personas.

La redacción recomienda