Isle Utilities
Connecting Waterpeople
Lama Sistemas de Filtrado
UNOPS
Hach
GS Inima Environment
Grupo Mejoras
CAF
Terranova
Cibernos
Grundfos
NOVAGRIC
Red Control
CALAF GRUP
IAPsolutions
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
ISMedioambiente
Control Techniques
ICEX España Exportación e Inversiones
Likitech
FLOVAC
Prefabricados Delta
NaanDanJain Ibérica
TEDAGUA
VisualNAcert
Fundación We Are Water
Insituform
Idrica
AECID
Kurita - Fracta
Danfoss
Fundación CONAMA
AMPHOS 21
Regaber
HANNA instruments
SEAS, Estudios Superiores Abiertos
Saint Gobain PAM
Global Omnium
ADECAGUA
Rädlinger primus line GmbH
Asociación de Ciencias Ambientales
Molecor
Consorcio de Aguas de Asturias
SCRATS
FENACORE
biv Innova
Elmasa Tecnología del Agua
J. Huesa Water Technology
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Vector Motor Control
Agencia Vasca del Agua
Kamstrup
Bentley Systems
Blue Gold
Gestagua
Aganova
ABB
Ingeteam
DAM-Aguas
Ulbios
EPG Salinas
TecnoConverting
Smagua
Sacyr Agua
Aigües Segarra Garrigues
Cajamar Innova
STF
Schneider Electric
AGENDA 21500
TFS Grupo Amper
Almar Water Solutions
BELGICAST by TALIS
Confederación Hidrográfica del Segura
DuPont Water Solutions
Fundación Botín
Innovyze, an Autodesk company
IIAMA
LACROIX
ACCIONA
Redexia network
Xylem Water Solutions España
AZUD
Hidroconta
Elliot Cloud
ITC Dosing Pumps
BACCARA
EMALSA
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Minsait
Isle Utilities
Saleplas
ESAMUR
Fundación Biodiversidad
s::can Iberia Sistemas de Medición
Aqualia
Catalan Water Partnership
UPM Water
Barmatec
Filtralite
Baseform
1 de Febrero en Isle Utilities Webinar Series

CSIC crea una zeolita de poro extragrande 3D que abre una vía a la descontaminación de agua y gas

  • CSIC crea zeolita poro extragrande 3D que abre vía descontaminación agua y gas
    Miguel Camblor, investigador del ICMM-CSIC, y una representación de la estructura de ZEO-3. / Ángela R. Bonachera-ICMM-CSIC.
  • Un equipo de científicos con participación del CSIC desarrolla una zeolita de sílice de poros extragrandes.

Sobre la Entidad

CSIC
La agencia estatal Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) es la mayor institución pública dedicada a la investigación en España y la tercera de Europa.
ABB

Un equipo internacional de investigadores con la participación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ha creado la zeolita estable más porosa conocida hasta el momento, una nueva zeolita de sílice pura denominada ZEO-3. Esta zeolita se formó mediante una condensación topotáctica sin precedentes de una cadena 1D de silicato a una zeolita 3D. El proceso es topotáctico porque no se altera la estructura de la cadena. Se puede aplicar para eliminar y recuperar compuestos orgánicos volátiles de una corriente de gas que, incluso, puede contener agua. El descubrimiento, al que han contribuido científicos del Instituto de Ciencias de Materiales de Madrid (ICMM-CSIC) y el Instituto de Nanociencia y Materiales de Aragón (INMA-CSIC-UNIZAR), se publica en la revista Science.

Las zeolitas son silicatos microporosos que encuentran una amplia variedad de aplicaciones como catalizadores, adsorbentes e intercambiadores de cationes. En la actualidad, se demandan zeolitas estables a base de sílice con mayor porosidad para permitir la adsorción y el procesamiento de moléculas grandes, “pero desafían nuestra capacidad sintética", explica Miguel Camblor, investigador del ICMM-CSIC y uno de los autores principales del trabajo.

Como los poros de las zeolitas tienen el tamaño de moléculas pequeñas, hay una limitación en el tamaño de las moléculas que se pueden procesar. “Por eso, siempre se han buscado las zeolitas con poro más grande y, en especial, las que tienen poro en tres dimensiones, porque cuando tienes un poro en una sola dirección, aunque sea grande, es fácil que se bloquee. Sin embargo, si los tienes en todas las dimensiones, es difícil”, señala Camblor.

Se puede aplicar para eliminar y recuperar compuestos orgánicos volátiles de una corriente de gas que, incluso, puede contener agua

Después de más de 80 años de investigación internacional en este campo, el equipo de científicos ha creado la zeolita estable más porosa conocida hasta el momento. “Hasta ahora, las zeolitas con poros extragrandes no eran estables, ya que estaban hechas de germanio en lugar de silicio”, dice el investigador del ICMM-CSIC. Las zeolitas estables anteriores podían alcanzar hasta 7 angstroms (1 angstrom es la cienmillonésima parte de un centímetro). El año pasado, este equipo de investigadores publicó otro artículo en Science sobre una nueva zeolita con aluminio y grandes poros (ZEO-1). Ahora, la nueva zeolita tiene una composición de sílice pura. “En ambas zeolitas, ZEO-1 y ZEO-3, hay poros que alcanzan más de 10 angstroms”, afirma Camblor.

Las peculiaridades de ZEO-3

La nueva zeolita tiene dos peculiaridades: poros extragrandes en las tres dimensiones y que está formada por calcinación de un silicato de cadena unidimensional en una condensación topotáctica (lo que significa que se elaboró sin cambios en esta cadena).

“Esto nunca se había visto antes”, se congratula Camblor. “Se conocían condensaciones topotácticas bidimensionales a tridimensionales, es decir, un material que era una lámina y que, por un mecanismo similar, se condensaba para dar una zeolita, pero no de unidimensional a tridimensional”, añade.

Después de la creación de esta zeolita, el equipo, en el que también participan científicos de Suecia, China y Estados Unidos (EE. UU.), comenzó a experimentar sus propiedades: “Como es un material que es sílice pura, no tiene capacidad catalítica, pero tiene capacidad para absorber compuestos orgánicos muy grandes”, dice Camblor.

“Esta zeolita se puede aplicar para eliminar y recuperar compuestos orgánicos volátiles de una corriente de gas que incluso puede contener agua”, explica. “En un sitio donde se están produciendo materiales orgánicos volátiles nocivos, se puede descontaminar y no solo eliminarlo, sino recuperar el contaminante”, ilustra Camblor. Con más investigación, esta zeolita también podría ser útil en la catálisis y en la administración de fármacos.

Redacción iAgua

La redacción recomienda