Aqualia
Connecting Waterpeople
Schneider Electric
Saleplas
Vector Motor Control
Prefabricados Delta
Rädlinger primus line GmbH
BACCARA
Lama Sistemas de Filtrado
Regaber
Aigües Segarra Garrigues
NOVAGRIC
ADECAGUA
Confederación Hidrográfica del Segura
Catalan Water Partnership
Elliot Cloud
BELGICAST by TALIS
UPM Water
Gestagua
ACCIONA
Miya Water
AGENDA 21500
Sacyr Agua
VisualNAcert
Agencia Vasca del Agua
Blue Gold
Molecor
Redexia network
ITC Dosing Pumps
Red Control
Fundación We Are Water
ISMedioambiente
Cajamar Innova
CALAF GRUP
Kurita - Fracta
Control Techniques
Insituform
Asociación de Ciencias Ambientales
biv Innova
DAM-Aguas
Laboratorios Tecnológicos de Levante
J. Huesa Water Technology
Hidroconta
HANNA instruments
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
Idrica
TecnoConverting
Fundación CONAMA
Terranova
Grundfos
Aganova
ICEX España Exportación e Inversiones
Almar Water Solutions
Xylem Water Solutions España
AZUD
FLOVAC
Consorcio de Aguas de Asturias
CAF
s::can Iberia Sistemas de Medición
FENACORE
ABB
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
LACROIX
NaanDanJain Ibérica
IAPsolutions
Baseform
Ulbios
EPG Salinas
SCRATS
Innovyze, an Autodesk company
Ingeteam
Grupo Mejoras
SEAS, Estudios Superiores Abiertos
Fundación Biodiversidad
EMALSA
IIAMA
Fundación Botín
Isle Utilities
Danfoss
ESAMUR
GS Inima Environment
Hach
AECID
Cibernos
Aqualia
TEDAGUA
Bentley Systems
Kamstrup
Likitech
Minsait
UNOPS
STF
Elmasa Tecnología del Agua
Saint Gobain PAM
Filtralite
Smagua
Global Omnium
DuPont Water Solutions
Barmatec

Un estudio revela que los mundos acuáticos podrían ser más comunes de lo esperado

  • estudio revela que mundos acuáticos podrían ser más comunes lo esperado
  • El trabajo, liderado desde el IAA-CSIC, halla evidencias de la existencia de abundantes planetas extrasolares compuestos de hielo y roca alrededor de estrellas enanas.

Sobre la Entidad

CSIC
La agencia estatal Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) es la mayor institución pública dedicada a la investigación en España y la tercera de Europa.
ABB

El agua constituye el elemento esencial para la vida en la Tierra, y el ciclo del agua contribuye a mantener el clima de nuestro planeta estable y benévolo. Así, en la búsqueda de vida en nuestra galaxia los planetas con agua líquida en la superficie figuran entre los candidatos idóneos. Un nuevo estudio, publicado en Science, sugiere que muchos de los planetas conocidos como supertierras o minineptunos pueden albergar grandes cantidades de agua, con composiciones de hasta un 50% roca y un 50% agua (en comparación, la Tierra está compuesta por solo un 0.02% de agua). Pero esa agua se encuentra posiblemente bajo la corteza, en lugar de fluir por la superficie en forma de océanos o ríos.

Gracias a los avances en los instrumentos de observación, el hallazgo de planetas en otros sistemas solares aumenta a pasos de gigante. Y un mayor número de planetas bien caracterizados permite identificar patrones demográficos, igual que observar la población de una ciudad entera puede revelar tendencias difíciles de detectar a nivel individual.

En el estudio recién publicado se analizan todos los planetas detectados en estrellas enanas M, un tipo de estrellas menos masivas que el Sol y las más abundantes en nuestra galaxia, la Vía Láctea. “Fue una sorpresa descubrir evidencias de tantos mundos acuáticos que orbitan el tipo de estrella más común en la galaxia”, apunta Rafael Luque, investigador del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC) y de la Universidad de Chicago que encabeza el trabajo. “Tiene enormes consecuencias para la búsqueda de planetas habitables”.

En busca de mundos acuáticos

Los hallazgos de planetas en torno a enanas M son numerosos, pero se trata de hallazgos indirectos, realizados gracias al estudio de los efectos de los planetas sobre sus estrellas: bien analizando la disminución de brillo que se produce cuando el planeta pasa por delante de su estrella, o estudiando el pequeño tirón gravitatorio que el planeta ejerce sobre ella al girar a su alrededor. 

“Cada una de las dos formas diferentes de descubrir planetas te aporta una información complementaria. Al captar la disminución de brillo producida cuando un planeta cruza frente a su estrella podemos determinar el diámetro del planeta, y al medir la diminuta atracción gravitacional que un planeta ejerce sobre una estrella podemos calcular su masa”, apunta Enric Pallé, investigador del Instituto de Astrofísica de Canarias y de la Universidad de La Laguna y coautor del trabajo.

Combinando el diámetro y la masa puede medirse la composición del planeta, y determinar si se trata, por ejemplo, de un planeta gigante gaseoso como Júpiter o de un planeta pequeño, denso y rocoso como la Tierra. Al estudiar una población de cuarenta y tres planetas, emergió una imagen sorprendente: la baja densidad de un gran porcentaje de los planetas sugiere que estos planetas son probablemente mitad roca y mitad agua. 

Aunque la primera idea que puede surgir al contemplar esas proporciones apunte a grandes océanos, estos planetas se encuentran tan cerca de sus soles que si existiera agua en la superficie se hallaría en una fase gaseosa supercrítica, lo que aumentaría su radio. “Pero eso no es lo que vemos en las muestras, lo que sugiere que el agua no está en forma de océano superficial", explica Rafael Luque, que realizó gran parte del estudio durante su tesis en el Instituto de Astrofísica de Canarias.

El hallazgo contradice la idea generalizada de que estos mundos son o bien secos y rocosos o bien tienen una extensa y tenue atmósfera de hidrógeno, helio, o ambos. Por el contrario, estos mundos se dividen claramente en dos familias: rocosos o acuáticos. Este escenario refuerza una de las teorías de formación planetaria más aceptadas, que sugiere que los mundos rocosos se forman en las partes internas de sus sistemas solares, mientras que los mundos acuáticos se forman en las regiones más externas y después migran hacia el interior con el tiempo. 

Aunque los indicios resultan convincentes, el siguiente paso consiste en obtener una prueba irrefutable de que estos planetas son mundos acuáticos, lo que se espera conseguir con el JWST, recientemente lanzado por la NASA y sucesor del telescopio espacial Hubble.

Redacción iAgua

La redacción recomienda