Bentley Systems
Connecting Waterpeople
Baseform
Lama Sistemas de Filtrado
Innovyze, an Autodesk company
Isle Utilities
Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico
Consorcio de Aguas de Asturias
Cajamar Innova
s::can Iberia Sistemas de Medición
ECT2
Elliot Cloud
Saleplas
Fundación Botín
Gobierno de la Comunidad de Madrid
ADECAGUA
ACCIONA
AGENDA 21500
Terranova
Vector Motor Control
Bentley Systems
LABFERRER
Rädlinger primus line GmbH
Global Omnium
TFS Grupo Amper
Blue Gold
Aqualia
Cibernos
Molecor
TEDAGUA
AZUD
FLOVAC
Filtralite
NSI Mobile Water Solutions
Almar Water Solutions
Red Control
Netmore
Ingeteam
TecnoConverting
ADASA
Danfoss
ONGAWA
Control Techniques
Saint Gobain PAM
EMALSA
Asociación de Ciencias Ambientales
Idrica
ITC Dosing Pumps
Sacyr Agua
NTT DATA
DATAKORUM
AECID
Confederación Hidrográfica del Segura
Schneider Electric
Hidroconta
ESAMUR
ABB
Xylem Water Solutions España
Regaber
STF
Gestagua
CAF
UPM Water
Likitech
IIAMA
Catalan Water Partnership
Barmatec
VisualNAcert
UNOPS
Elmasa Tecnología del Agua
Kurita - Fracta
Kamstrup
Aganova
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
DAM-Aguas
GS Inima Environment
ISMedioambiente
IAPsolutions
Fundación CONAMA
Grupo Mejoras
AMPHOS 21
EPG Salinas
Fundación We Are Water
SEAS, Estudios Superiores Abiertos
HANNA instruments
J. Huesa Water Technology
Minsait
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Amiblu
FENACORE
Smagua
ICEX España Exportación e Inversiones
Agencia Vasca del Agua
Fundación Biodiversidad
SCRATS
LACROIX
MOLEAER

Se encuentra usted aquí

Patentan un método para activar la resistencia a la sequía de las plantas

  • Patentan método activar resistencia sequía plantas
    Las plantas tratadas con iSB09 (derecha) resisten hasta 16 días de sequía y se recuperan cuando vuelven a regarse (Imagen: Lozano-Juste et. al. Sci. Adv. 9, 2023).
  • Científicos del Instituto de Biología Molecular y Celular de Plantas (CSIC-UPV) y del Instituto de Química Física Rocasolano (CSIC) disparan la activación de una fitohormona con técnicas genético-químicas.

Sobre la Entidad

CSIC
La agencia estatal Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) es la mayor institución pública dedicada a la investigación en España y la tercera de Europa.
Minsait

Un fármaco para activar la resistencia de plantas de cosecha a la sequía. Es lo que han desarrollado científicos del Instituto de Biología Molecular y Celular de Plantas (IBMCP), centro mixto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universitat Politècnica de València (UPV), y del Instituto de Química Física Rocasolano (IQFR), también del CSIC. Se trata de un mecanismo para activar a voluntad la señalización de la hormona vegetal llamada ácido abscísico, clave en la respuesta adaptativa de las plantas al estrés hídrico. En este trabajo se aplican técnicas de la biomedicina a la biotecnología agrícola, lo que ha dado lugar a una patente. Los resultados se publican en Science Advances.

El ácido abscísico (conocido como ABA) es una hormona vegetal con importantes funciones dentro de la fisiología de las plantas. Participa en procesos del desarrollo y crecimiento, así como en la respuesta adaptativa al estrés. Así, la adaptación de las plantas a situaciones de estrés provocadas por déficit hídrico puede favorecerse mediante la activación de esta fitohormona. En este proyecto, los equipos liderados por Pedro Luis Rodríguez en el IBMCP de Valencia y Armando Albert en el IQFR de Madrid, desarrollaron un método genético-químico para activar esta ruta de modo inducible y sin penalizar el crecimiento de las plantas.

Basándose en la estructura atómica de las proteínas implicadas y utilizando técnicas de ingeniería genética, los investigadores del CSIC han creado un receptor modificado de ABA que se activa mediante una molécula mimética, denominada iSB09. Según los resultados de su estudio, plantas portadoras de este receptor modificado y tratadas con iSB09 presentan gran tolerancia a la sequía. “Esta combinación activa eficientemente la ruta del ABA y genera protección al poner en marcha los mecanismos adaptativos de la planta”, asegura Pedro Luis Rodríguez, del IBMCP (CSIC-UPV). “Individualmente, la molécula iSB09 también permite reducir la pérdida de agua por transpiración en plantas de tomate”, puntualiza.

“Es la primera vez que se modifica un receptor del ABA en plantas de cosecha para adaptarlo a una molécula mimética de la fitohormona”, sostiene Armando Albert, investigador del IQFR-CSIC. “Esta molécula presenta mayor persistencia que la propia hormona ABA, que tiene una vida media corta, y puede añadirse en el momento preciso para proteger la planta ante situaciones de sequía”, explica.

Desarrollar fármacos contra la sequía

Según el estudio, esta combinación permite reducir la dosis de productos agroquímicos utilizados en plantas de cultivo, porque la combinación con el receptor modificado potencia el efecto de la molécula. “Nuestro objetivo es mejorar la resistencia de las plantas a la sequía e incluso, en casos extremos, permitir su supervivencia hasta que se restaure el riego”, revela Rodríguez. “El objetivo es desarrollar fármacos contra la sequía, aplicando el avanzado conocimiento molecular desarrollado en el mundo vegetal”, remarca.

Para este trabajo, los investigadores del CSIC han utilizado estrategias aplicadas previamente en el campo de la biomedicina (conocidas como ‘descubrimientos de fármacos’ o drug discovery), pero en este caso trasladadas a la biotecnología agrícola. El método ha sido protegido mediante una patente de titularidad CSIC-UPV, al ser el Instituto de Biología Molecular y Celular de Plantas un centro mixto.

Según los investigadores, “la molécula iSB09 deberá pasar estudios de seguridad alimentaria como cualquier agroquímico, algo de lo que se encargará la empresa que explote esta molécula. La introducción del receptor modificado, como toda modificación genética, está pendiente de cambios en la legislación europea, por ejemplo, la aceptación de la técnica CRISPR en biotecnología agrícola. Pero las empresas pueden utilizar este abordaje en otros países donde esté permitido”.

Redacción iAgua

La redacción recomienda