Connecting Waterpeople

Tratamiento de efluentes con alta carga de amonio de forma sostenible y económica

0
2.634
· 2634
0

Las Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales (EDAR) que incorporan procesos de digestión anaerobia, con o sin hidrólisis térmica, o las EDAR que depuran lixiviados procedentes de vertederos, se encuentran con efluentes de retorno altamente cargados de amonio que limitan la capacidad de tratamiento de nitrógeno de la planta, aumenta el consumo energético e incluso, en el caso de zonas sensibles, la calidad del agua depurada no llega a ser inferior a los 10 ppm de nitrógeno establecidos como límite.

El proceso ANITA™ Mox ha sido específicamente desarrollo por Veolia Water Solutions & Technologies para el tratamiento de estos efluentes de forma eficiente y económica. Además, es un proceso sostenible con el medio ambiente ya que no necesita emplear fuentes externas de carbono, como puede ser el metanol, la producción de fangos es mínima y requiere menores niveles de aireación. En comparación a los procesos de nitrificación/desnitrificación convencionales el proceso ANITA Mox permite reducir las emisiones de CO2 hasta en un 85% y tiene menores costes de operación.

Principio de operación

El proceso ANITA Mox se basa en el principio de una nitritación parcial de nitrógeno amoniacal seguida de una eliminación autotrófica del nitrógeno a través del proceso anammox mediante las reacciones que se describen en las siguientes líneas:

• Nitritación parcial (en condiciones aerobias):

• Anammox (en condiciones anaerobias):

  

  El efluente con alto contenido de amonio llega a un único reactor MBBR, en el que se produce la eliminación de nitrógeno. Este reactor contiene soportes plásticos donde se desarrollan en forma de biopelícula bacterias productoras de nitrito y otra biomasa específica denominada anammox (anaerobic ammonium oxidation).

Soporte plástico colonizado con bacterias

El desarrollo de la biopelícula sobre el soporte plástico permite alcanzar la combinación de condiciones aerobias y anaerobias en una única etapa y conseguir de manera compacta y eficiente la eliminación del amonio afluente. El crecimiento de estas bacterias se ve favorecido gracias al mantenimiento de unas condiciones de temperatura (>20 ºC) y al empleo de un sistema de aireación y unos agitadores que mantienen en suspensión y movimiento los soportes.

Reducción de los tiempos de puesta en marcha

El proceso anammox es un proceso biológico innovador que ha permitido en esta última década un gran avance en los tratamientos de aguas residuales para la eliminación de nitrógeno. Uno de los retos más importantes de los procesos de amonificación es el periodo de puesta en marcha del proceso, pues debido al crecimiento lento de las bacterias anammox, el alcance de la capacidad total de la planta puede alargarse hasta los 18 meses.

Biofarm destinada a la producción de bacterias anammox

La estrategia de puesta en marcha desarrollada especialmente por AnoxKaldnes, empresa especializada de Veolia en procesos MBBR, permite reducir este periodo por debajo de los 6 meses. Esto es posible con la introducción de parte del soporte plástico ya colonizado por bacterias anammox, bacterias que son producidas en la granja denominada Biofarm.

Eficiencia, respeto medioambiental y menores costes de operación

El proceso ANITA Mox presenta unas ventajas atractivas frente a los procesos convencionales de eliminación de nitrógeno. Permite ahorrar hasta un 60% en el consumo de oxígeno, reducir en un 50% el consumo de alcalinidad en la planta y además no es necesario un aporte externo de fuente de carbono. Estos hechos convierten a ANITATM Mox en un proceso sostenible, respetuoso con el medioambiente y además permite al operador de la planta reducir los costes de operación. A esto último también contribuye el hecho de que la producción de fangos en este tipo de tratamientos es significativamente menor al de procesos convencionales.

Campos de aplicación

ANITA Mox ha sido especialmente concebido para el tratamiento de corrientes con elevados niveles de amonio y concentraciones bajas de materia orgánica. Los retornos procedentes de EDAR municipales así como efluentes procedentes de digestión anaerobia, corrientes de rechazo de tratamientos compuestos de hidrólisis térmica y digestión anaerobia, lixiviados de vertederos, etc. componen el rango de aplicación de este innovador proceso de lecho móvil. Además, el tratamiento de aguas de rechazo por el proceso ANITA™ Mox permite ampliar la capacidad de tratamiento de plantas existentes de forma económica al poder reducir la carga de nitrógeno a la línea de tratamientos principal. 

La redacción recomienda

04/11/2018 · Eventos · 173 1

Los protagonistas del XXI Foro iAgua Magazine debaten sobre el agua en América Latina

17/10/2018 · Vídeos · 73 1

Smart Water Summit 2018: El futuro del sector del agua es ahora