La Xunta inicia el proceso de expropiación de los bienes necesarios para llevar a cabo la depuradora de Gandarío

76
0
76

(Xunta) La Xunta de Galicia publica hoy en el Diario Oficial de Galicia (DOG) el decreto por el que se declara la utilidad pública y se dispone la urgente ocupación de los bienes y derechos afectados por las obras de colectores generales y Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) en Gandarío, en el término coruñés de Bergondo. La obra, que realiza el departamento que dirige Agustín Hernández, tiene un presupuesto de más de 4,2 millones de euros y está en estos momentos en el trámite de licitación.

En el acuerdo suscrito entre la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras, a través del organismo autónomo Augas de Galicia, y el Ayuntamiento de Bergondo, se disponen que la gestión de la expropiación la llevaría a cabo a Consellería, siendo el Ayuntamiento coruñés el beneficiario de la expropiación y ocupándose, este último, del coste de las expropiaciones.

Con esta actuación, se solucionará la carencia de infraestructuras de tratamiento de aguas residuales y saneamiento de la cuenca vertiente de Gandarío y de los vertidos que se envían directamente a la Ría de Betanzos sin depuración alguna. Asimismo, se asegura la recogida de las aguas residuales de la población, con la construcción de una planta depuradora de aguas residuales, para su tratamiento antes del vertido al mar.

Situación actual

En la actualidad, el municipio cuenta con tres depuradoras de aguas residuales que, junto a diversas redes de colectores, atienden a los vertidos domésticos del 80 % de la población residente estable, pero esto no ocurre en la zona de Gandarío que, a día de hoy, carece de saneamiento.

La situación se complica al existir un contorno playero, con una ocupación masiva en verano y con vertidos de origen fecal que derivan directamente a la ría de Betanzos, por lo que se hace necesario poner una solución que arregle los problemas de insalubridade pública y de contaminación ambiental que existen en la zona.

Por esto, se considera justificada la urgente ocupación de los terrenos, bienes y derechos precisos para la ejecución de las obras, ya que es inaplazable dar una solución con la máxima eficiencia a los problemas de contaminación, derivados de la existencia real de un gran volumen de vertidos de aguas residuales con un tratamiento insuficiente con los conseguintes daños y perjuicios medioambientales que esta situación tiene.

EDAR y colectores

La solución propuesta consiste en la construcción de una estación depuradora con tratamiento biológico y con desinfección final por rayos UV para unos 6.000 habitantes. Contará con una línea de agua en la que se llevarán a cabo procesos de pretratamento con desareado y desinfección y otra línea de fangos en la que se ejecutarán espesamento por gravedad y deshidratación por centrífuga.

El proyecto incluye una red de colectores de 4.340 metros de longitud en PVC y con diámetros de 315 y 400 mm. La red también contará con 124 pozos de registro.

Esta mejora del saneamiento también contempla la instalación de tres bombeos, en hormigón armado, con bombas centrífugas sumergibles, aliviadero, cestón de gruesos, control automatizado de sensores de nivel y boias de nivel de seguridad, y arqueta anexa para válvulas de retención y compuerta. Cada bombeo contará con dos bombas y una impulsión, en total se ejecutarán 531 metros de impulsión.

Plan Hidrológico Galicia-Costa

Las obras de saneamiento del Ayuntamiento de Bergondo aparecen recogidas en el Plan Hidrolóxico Galicia-Costa, como obra hidráulica de interés de la Comunidad Autónoma de Galicia. Así, en el año 2011, el Servicio Territorial de la Consellería de Medio Ambiente en A Coruña formuló el preceptivo dictamen de incidente ambiental en un sentido favorable a la viabilidad y necesidad medioambiental de las obras, por lo que en el mes de agosto se publicó en el Diario Oficial de Galicia (DOG) la resolución por la que se somete a información pública el anteproyecto de esta obra, la autorización de vertido, así como la relación individual de bienes, derechos y propietarios afectados necesarios para su ejecución.

En el segundo semestre de 2012, el departamento que dirige Agustín Hernández, Augas de Galicia y el municipio coruñés firmaron un convenio de colaboración con el objeto de regular el régimen de cooperación entre estas administraciones en la ejecución de las obras, habida cuenta los beneficios que se derivan tanto para los habitantes de la zona como para el entorno natural

Comentarios