Los alcaldes de la comarca de A Coruña destacan la "firme voluntad" de poner en marcha la estación depuradora de Bens

99
0
99
  • EDAR de Bens (Augas de Galicia)
  • Carlos Negreira afirma que A Coruña, Arteixo, Cambre, Culleredo y Oleiros caminan "en la misma dirección" para "cerrar el ciclo integral del agua".
     

(Coruña) El alcalde de A Couña, Carlos Negreira, ha destacado esta mañana que los ayuntamientos de Arteixo, Cambre, Culleredo y Oleiros comparten con A Coruña el objetivo de "cerrar el ciclo integral del agua" y de "caminar en la misma dirección" y con la "firme voluntad" de integrarse en la sociedad mercantil EDAR BENS -que se encargará de la gestión de la nueva estación depuradora- y de aprobar una ordenanza común de vertidos.

"Todos los ayuntamientos estamos en la misma dirección y seguimos con la misma voluntad, comprometidos con la puesta en funcionamiento de la EDAR de Bens", afirmó el alcalde tras reunirse en el Palacio Municipal de María Pita con los alcaldes de Oleiros, Cambre y Culleredo -Ángel García Seoane, Manuel Rivas y Julio Sacristán, respectivamente- y con un técnico de Arteixo en representación de su regidor, Carlos Calvelo; con el concejal de Medio Ambiente de A Coruña, Enrique Salvador; y el director general de Emalcsa, Jaime Castiñeira.

Negreira defendió, tras esta reunión de trabajo que convocó en María Pita, que existe "unanimidad" por parte de los cinco ayuntamientos y una "firme voluntad" de integrarse en la sociedad mercantil EDAR BENS, que se encargará de la gestión mancomunada de la nueva depuradora. En este sentido, explicó que los representantes locales acordaron ratificar este acuerdo en próximos plenos (en marzo y abril), así como la aprobación de la ordenanza supramunicipal de vertidos que garantice el funcionamiento de la instalación. El alcalde destacó que esta reunión ha permitido avanzar en el compromiso de "mejorar la calidad ambiental y cerrar el ciclo integral del agua". Esta sociedad mercantil se encargará de todo el proceso de depuración, lo que a su vez permitirá optimizar los recursos y alcanzar mejores resultados.

"Tenemos que ser conscientes de que se han tirado al mar millones de litros de agua sin depurar. No podemos permitir que esta situación se repita, no es sostenible ni razonable desde el punto de vista medioambiental", afirmó el alcalde de A Coruña. En este sentido, Negreira explicó que se está terminando las pruebas técnicas en la depuradora, lo que permitirá lograr el objetivo del "vertido cero".

La EDAR de Bens es una infraestructura que convierte a la comarca en referente medioambiental y que tiene como objeto mejorar la calidad de vida y la prestación de los servicios que se ofrecen a los ciudadanos. Se trata de un proyecto fundamental para garantizar la sostenibilidad ambiental de la ciudad y la comarca. Ha costado casi 130 millones de euros -financiados en un 85% por la Unión Europea, a través de los Fondos de Cohesión, y el 15% restante por la Xunta-, con una superficie construida que supera los 60.000 metros cuadrados. La depuradora está preparada para el tratamiento de las aguas residuales de 450.000 habitantes, aunque se puede aumentar su capacidad y dar servicio a 600.000 personas.

Comentarios