La nueva depuradora de Tres Cantos entrará en funcionamiento en abril tras una inversión de 16 millones de euros

202
0
202
  • Depuradora de Tres Cantos
  • La ampliación y mejora de las instalaciones eliminará los ruidos y malos olores.
  • El proyecto permitirá comenzar a regar los parques con agua reciclada en 2014.

(TresCantos) El Alcalde de Tres Cantos, Jesús Moreno, el primer teniente de Alcalde y concejal de Hacienda, Recursos Humanos, Obras y Servicios, Javier Juárez y el concejal de Urbanismo y Medio Ambiente, Javier Morales, han visitado las obras de ampliación de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Tres Cantos, situada en la Ronda de Valdecarrizo, que entrará en funcionamiento después de Semana Santa.

El proyecto ha supuesto una inversión de 16.139.535 millones de euros, que ha sido sufragada íntegramente por la empresa concesionaria del ámbito AR Nuevo Tres Cantos, Fomento de Construcciones y Contratas (FCC). La obra se prolongará hasta finales de 2013, cuando operará a pleno rendimiento.

Jesús Moreno ha manifestado "su satisfacción por la marcha y el resultado de las obras" y ha anunciado que "en 2014 el Ayuntamiento de Tres Cantos comenzará a regar los parques de la ciudad con agua reciclada, generando un ahorro importante en el consumo de agua potable".

Con esta ampliación, se incrementa la capacidad de depuración de la EDAR, que pasará de 12.000 m3 a 37.000 m3 por día. En la actualidad, la depuradora cuenta con una línea de agua y otra de fango, y con las instalaciones necesarias para el pretratamiento de los residuos al aire libre. Las nuevas instalaciones aumentan las existentes con dos líneas de agua y otra de fango además todas las instalaciones necesarias para el pretratamiento de las aguas residuales se albergan dentro de un edificio.

Menos ruido y olores

Acorde con la actual normativa medioambiental, las instalaciones necesarias para el pretratamiento de las aguas residuales han sido confinadas en un edificio, lo que evitará los ruidos y molestias que se podían originar hasta ahora. De estos espacios cerrados se extrae el volumen de aire entre siete y diez veces al día y se traslada a unas torres, donde es sometido a un tratamiento químico de desodorización. Este proceso permite limpiar el aire de las partículas que generan los malos olores y devolverlo limpio a la atmósfera. 

Comentarios