Galicia somete a información pública el proyecto de ejecución de la EDAR de Tállara

78
0

Sobre la Entidad

Xunta de Galicia
La Xunta de Galicia es el órgano colegiado de gobierno de Galicia, que políticamente responde ante el Parlamento.
  • Localidad de Lousame (Wikipedia).
  • El objeto del proyecto es construir una nueva depuradora con una mayor capacidad con el fin de dar servicio a más población y de este modo mejorar la calidad de las aguas del río Tállara.
  • Además de la construcción de la nueva planta depuradora, las obras contemplan la ampliación del colector general y la clausura de la planta actual.

La Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras, publicó el pasado lunes 12 de agosto en el Diario Oficial de Galicia (DOG) el anuncio por el que se somete a información pública el proyecto de ejecución del saneamiento y depuración de Tállara, en el ayuntamiento de Lousame.

La actual estación depuradora de aguas residuales (EDAR) de Tállara fue ejecutada a principios de los años 90. Con una capacidad para 600 habitantes, vierte las aguas depuradas al río Tállara. En la actualidad este vertido tiene un impacto significativo en la calidad del agua del río, ya que las instalaciones de la planta hidráulica se encuentran obsoletas y no llegan a cubrir las necesidades actuales.

Por este motivo el proyecto, que se encuentra en período de información pública, define las obras necesarias para proceder a la demolición de la antigua EDAR, y construir una noticia depuradora con capacidad para 800 habitantes.

Desarrollo de los trabajos

Las obras supondrán una inversión de 623.609 euros, que el Ejecutivo autonómico acercará a través de Augas de Galicia, y consistirán en la mejora y ampliación del colector general, la clausura de la planta actual y la construcción de una nueva planta depuradora

Los trabajos de saneamiento comenzarán en el colector interceptor que llevará las residuales de Tállara hasta la nueva depuradora. Se desarrollarán 140 metros de tubería en PVC por un camino sin pavimentar a lo largo del margen derecho del río Tállara. Esa vía servirá asimismo de acceso a la nueva depuradora, por lo que se dotará de firme de zahorra y jabre. A continuación, se proyecta la demolición y retirada de elementos en superficie de la actual EDAR y su sellado con hormigón.

Por último, se procederá a la construcción de la nueva EDAR con capacidad para 800 habitantes. La línea de agua constará de desbaste grueso, desbaste fino, tratamiento primario mediante dos decantadores digestores, tratamiento biológico de lecho bacteriano y digestor anaeróbico. El caudal máximo que podrá tratar la EDAR será de 5,37 l/s.

Comentarios