Aragón pide al Gobierno 189 millones de euros para el Plan Pirineos de depuración

95
0
95

Personalidades

El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Modesto Lobón, ha manifestado que van a solicitar al Ejecutivo central que aporte, al menos, "parte" de la financiación comprometida para finalizar el Plan Pirineos de depuración y, sino, lograrla del Banco Europeo de Inversiones (BEI).

Así lo ha señalado en respuesta a preguntas de los medios de comunicación, tras firmar un convenio con la Fundación ONCE, en relación a la reunión que esta tarde mantienen el director del Instituto Aragonés del Agua, Alfredo Cajal, con el secretario de Estado de Medio Ambiente, Federico Ramos de Armas.

Lobón ha señalado que el Gobierno de la nación ya "está negociando" con el BEI esa posibilidad, para agregar que "esa es la batalla" en la que "estamos luchando hace tiempo", para "ver si de alguna manera, una cosa u otra o una mezcla de las dos" permite avanzar en la depuración.

Lobón ha señalado que el Gobierno de la nación ya está negociando con el BEI esa posibilidad.

El consejero ha precisado que "estamos peleando por 189 millones de euros", la mitad de los que "apalabró" el Gobierno central en 2007, pendientes de la firma de un segundo convenio que completara al suscrito ese año. Ha añadido que recibir esa cuantía "sería la solución de todos los problemas" para finalizar la depuración, pero "el problema es que el Gobierno central parece ser que tiene la voluntad, pero no los millones".

Por eso, la Comunidad autónoma ha pedido, también en las últimas Comisiones Bilaterales Estado-Aragón, "que al menos pueda venir una parte de ese dinero" y, sino, la financiación a través del BEI ya que el plan "está parado por la ausencia de financiación de las empresas".

En este sentido, ha manifestado que los contratos "están todos hechos y revisados a la baja" para "ajustarlos a la realidad del momento actual y a las previsiones de futuro", algo que se ha hecho contando con la Asociación de Entidades Locales del Pirineo Aragonés (ADELPA), ha dicho Lobón.

Otras vías

El consejero ha aclarado que si no se consiguen esos recursos "buscaremos otras vías" ya que "acabar con el plan de depuración es importantísimo, es calidad de vida", para reconocer que es "una pelea muy dura" porque también lo es la coyuntura económica.

Por otra parte, ha argumentado que la situación de Aragón respecto a otras Comunidades autónomas "es mejor", y aunque esto "no excusa de hacer lo que hay que hacer", de las tres líneas de investigación que tiene abiertas la Unión Europea en esta cuestión a España, esta Comunidad autónoma "tiene incidencia en dos y en cantidad mucho menor que otras" autonomías.

Asimismo, ha anunciado una reunión en las próximas semanas con ADELPA, con quien ya estuvieron antes del verano, quienes "nos dieron un informe jurídico" y "comprendo la preocupación", pero el canon de saneamiento "es un impuesto solidario" por la generación de aguas residuales, cuyo objetivo es que "ningún aragonés pague más que otro" por esta cuestión.

Ha agregado que el canon "no es una tasa que se paga por un servicio", para asegurar que "también queremos que todos tengan depuradoras", pero es una cuestión "separada".

Comentarios