Granada destina más de un millón de euros al telecontrol del servicio de aguas

127
0
  • El vicepresidente segundo de la Diputación, José Robles, durante su intervención.
  • El vicepresidente segundo, José Robles, destaca que “es una herramienta determinante y necesaria para mejorar la calidad del servicio de cara al usuario, además de contribuir a la aplicación de políticas de eficiencia energética”
  • La Diputación va a invertir 1.137.803 euros con financiación de fondos FEDER y recursos propios en la implantación de un centro de gestión de telecontrol de aguas cuyo presupuesto asciende a 421.523 euros y las correspondientes instalaciones municipales por valor de 716.280 euros en, en una primera fase, Dúrcal, Beas de Granada, Albuñuelas, Vélez de Benaudalla, Alhama de Granada, Santa Cruz del Comercio, Órgiva, Campotéjar, Lugros, Polícar y Marchal.
  • Son municipios de menos de diez mil habitantes, todos ellos adheridos al protocolo para la gestión eficiente del agua en la provincia y a los proyectos europeos Mas+Sur y Mas+Med. 

La delegación de Medio Ambiente tiene previsto incluir como mejoras en la adjudicación del contrato, tras estas primeras licitaciones, la ejecución del telecontrol en los municipios de Huétor Santillán, El Valle, Carataunas, Soportújar, La Peza y Benalúa de las Villas. En todos estos municipios se avanzará en la rentabilidad del servicio gracias al telecontrol. Sería por tanto beneficiaria directa de este proyecto más de 33.000 habitantes de la provincia.

Como ha destacado el vicepresidente segundo y diputado delegado de Medio Ambiente, José Robles, la depuración de aguas residuales es un “servicio que tienen la obligación de prestar los ayuntamientos por lo que, siendo conscientes de la falta de recursos, una de las primeras prioridades de este equipo de Gobierno fue poner las bases para la puesta en marcha de un ente supramunicipal para la gestión del agua”.

Su “esqueleto” para el telecontrol y la mejora del servicio será el centro de control que se establecerá en la Diputación. Recibirá la señal que emitirán los equipos instalados en las infraestructuras municipales tales como contadores de agua, sensores de nivel, analizadores de cloro y del estado de funcionamiento de equipos electromecánicos, entre otros. Con esta información se tendrá un conocimiento en tiempo real de cómo están las instalaciones y se articulará un histórico de datos que permitirán hacer una planificación estratégica del servicio. Conociendo las curvas de consumo real de una población se podrá ajustar el funcionamiento de bombeos y dosificaciones de reactivos de una manera más optimizada.

Se automatizará el funcionamiento de las instalaciones de los servicios de captaciones, depósitos, grupos de bombeo, estaciones de tratamiento de agua potable, elementos de dosificación de cloro, entre otros, destacándose además la vigilancia de las instalaciones 24 horas, la mejora de rendimientos técnicos de las redes existentes, la optimización de los gastos de explotación como son energía, personal, compra de agua bruta, y averías, entre otros. Además, permitirá anticiparse a posibles incidencias y reducir los plazos de respuesta para solventarlas y, por tanto, los tiempos de interrupción del servicio.

Para José Robles, “el telecontrol es una herramienta determinante y necesaria para mejorar la calidad del servicio de cara al usuario, además de contribuir a la aplicación de políticas de eficiencia energética”. Se avanzará además en la calidad del agua potable y en la rapidez a la hora de resolver averías. Si hay una “pérdida de presión, seremos capaces de detectar antes la fuga y dar una solución inmediata”.

Se convertirá así en un nuevo instrumento para “atender mejor a los municipios que menos recursos tienen”, ha indicado el vicepresidente segundo que ha destacado en los medios que se ahorrarán los ayuntamientos gracias a este sistema de telecontrol.

“No es fácil con la que está cayendo invertir casi doscientos millones de las antiguas pesetas para contribuir a eliminar las deficiencias en la depuración de aguas en la provincia”, ha afirmado José Robles.

“Si bien es verdad que tanto en Granada capital como en la Costa o el Área Metropolitana, o grandes municipios como Loja, Baza o Guadix, este tema está resuelto, no lo es menos que las deficiencias que tenemos en la provincia de Granada en esta materia son más que notables”, ha concluido Robles ha resaltado que por ello “cumplimos fielmente la obligación que tiene la Diputación de atender a los municipios que menos recursos tienen”. 

Comentarios