La Red de Agua Pública de Aragón pide al BEI que sólo financie el plan de depuración de si se modifica

107
0
107

La Red de Agua Pública de Aragón (RAPA) ha enviado un documento al Banco Europeo de Inversiones (BEI) pidiéndole que solo aporte la financiación que le ha solicitado el Gobierno autonómico para el Plan Aragonés de Saneamiento y Depuración si este se modifica.

En rueda de prensa, miembros de la RAPA han explicado que el Memorándum enviado al BEI en Luxemburgo, elaborado por técnicos y profesionales que colaboran con ella, pone de manifiesto que el plan "está colapsado y las entidades financieras y los propios concesionarios exigen un aumento de pagos bajo la amenaza de abandonar los servicios".

Además, "decenas de pueblos siguen obligados a pagar por un servicio que no reciben, habiéndose iniciado una campaña de impago lanzada en los pueblos que sufren esta situación mientras su depuradoras no funcionen" y el Ayuntamiento de Zaragoza no quiere a ceder sus competencias si no se compensan las inversiones en sus dos depuradoras, pagadas por sus vecinos durante 20 años, ha explicado un miembro de la red y representante de ANSAR, Mariano Mérida, una de las personas que firma el Memorándum.

A pesar de haberse aumentado el canon de saneamiento desde 2005 el 133 por ciento, el plan está colapsado financieramente.

Ha agregado que "a pesar de haberse aumentado el canon de saneamiento desde 2005 el 133 por ciento, el plan está colapsado financieramente" y ha criticado el "sobredimensionamiento de las instalaciones" y "el empeño en construir depuradoras convencionales, incluso en pueblos pequeños, marginando tecnologías de saneamiento biológico eficaces y mucho más baratas, como la de Fabara", algo que ha achacado a un afán de "privatización".

Además, ha rechazado la "falta de transparencia" y la "opacidad" del Gobierno de Aragón y del Instituto Aragonés de Agua, que gestiona el plan, frente a la petición de datos financieros como "qué fondos europeos se han utilizado, qué balance de costes y de cobro del canon hay en cada municipio y cuáles no han cedido sus competencias".

La red también ha solicitado información sobre el cobro que reciben las empresas por la construcción y mantenimiento de cada depuradora, para considerar "mal gestionados" los 128,8 millones de euros ejecutados en Aragón del Plan Nacional de Calidad de Aguas de Saneamiento y Depuración porque solo 22 millones de euros han estado destinados a nuevas depuradoras y el resto a obras del ciclo integral del agua y para el tratamiento de purines.

Petición al BEI

La Red de Agua Pública de Aragón ha expuesto ante el BEI que se está "transgrediendo la legislación europea", respecto a lo que otro miembro de la RAPA y representante de Comisiones Obreras (CC.OO) Aragón, Enrique Gracia, ha recordado que la Asociación de Entidades Locales del Pirineo Aragonés (ADELPA) ha presentado recientemente una queja ante la Comisión Europea en Bruselas por este plan, además de haber contenciosos judiciales de varios ayuntamientos.

Igualmente, la RAPA ha indicado al BEI que el Plan Aragonés de Saneamiento y Depuración "debe ser reformado en profundidad, elaborando planes comarcales con participación ciudadana y muy especialmente de los ayuntamientos concernidos", ha dicho Gracia.

En este sentido, ha argumentado que si bien "nos van a acusar de todo" por esta iniciativa ante el BEI, "necesitamos otro modelo más eficiente y sostenible, más adaptado a nuestras necesidades" porque "de no cambiar las cosas en los próximos 20 años los aragoneses enterraremos 1.200 millones de euros" ante un "negocio privado que es inviable".

Gracia ha remarcado que el plan "se puede reconducir, pero hacen falta modificaciones legislativas y acuerdos", para asegurar que la situación es "apurada" y no se solucionará solo consiguiendo financiación europea, sino que hay que apostar por un modelo "más sostenible y barato".

Así, la RAPA ha pedido que se reforme la ley para "evitar que se solapen" las tres figuras de pago que actualmente afrontan los ciudadanos para garantizar la depuración de los vertidos urbanos, el canon de vertido de la Confederación Hidrográfica del Ebro, la tasa de saneamiento de los ayuntamientos y el canon de saneamiento de la Comunidad autónoma.

Asimismo, ha reclamado al BEI que exija una auditoria independiente de las cuentas del plan y un "debate serio y abierto" sobre el futuro del mismo y, en su caso, lo promueva directamente, así como que condicione la financiación solicitada por el Gobierno de Aragón, "que ha dicho que el BEI va a financiar y desbloquear el plan", a la reelaboración del mismo "bajo el estricto respeto a la legalidad europea y desde principios de eficiencia y transparencia".

Los representante de la RAPA han comparecido tras una pancarta en la que se podía leer 'Trasvase de agua a empresas privadas NO'. La red está constituida por CC.OO., UGT, ANSAR, Fundación Nueva Cultura del Agua (FNCA), Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza (FABZ), Unión de Consumidores de Aragón (UCA), Fundación Ecología y Desarrollo (Ecodes), Coordinadora de afectados por grandes embalses y trasvases (Coagret) y Ecologistas en Acción.

Comentarios