30 depuradoras garantizan el saneamiento de la cuenca del Tordera

84
0

Sobre la Entidad

Generalitat de Catalunya
Sistema institucional en que se organiza el Gobierno de Cataluña
  • Imagen del Río Tordera
  • La cuenca del Tordera dispone actualmente de 26 EDARs en las comarcas del Maresme, la Selva y el Vallès Oriental
  • Depuran cada día un caudal de 35.000 metros cúbidos de aguas residuales

La cuenca del Tordera dispone actualmente de 26 depuradoras, todas ellas en las comarcas del Maresme, la Selva y el Vallès Oriental, que tratan un caudal de aguas residuales de 35.000 m 3 / día (que representa el saneamiento de 90.000 habitantes). Esto significa que más del 87% de la población de la cuenca tiene asegurado el saneamiento mediante las depuradoras indicadas.

Desde la entrada en funcionamiento de la primera estación depuradora de aguas residuales en 1979 (planta de Maçanet de la Selva), la evolución del saneamiento en la cuenca del Tordera ha sido la siguiente (ver pdf adjunto).

Al mismo tiempo la Agencia Catalana del Agua ha llevado a cabo, en la medida en que los diferentes sistemas de saneamiento lo han requerido, las ampliaciones y mejoras oportunas en los últimos años.

Así pues, desde el año 1995, en que se amplió la depuradora de Maçanet de la Selva, se han llevado a cabo 5 ampliaciones más (Sant Celoni, Blanes, Riells i Viabrea, Tordera y Sils-Vidreres).

Saneamiento en Cataluña

El Programa de Saneamiento de Aguas Residuales Urbanas (PSARU) incluye las actuaciones necesarias para la mejora de los sistemas existentes, así como la puesta en marcha de los nuevos para garantizar el mantenimiento o mejora del estado ecológico de nuestras aguas superficiales, subterráneas y marinas.

A fecha de hoy las depuradoras existentes en Cataluña garantizan el saneamiento de más del 95,5% de la población catalana.

Evolución cualitativa

Todas estas actuaciones desarrolladas en los últimos 35 años en materia de saneamiento han supuesto la mejora cualitativa de la cuenca, la recuperación de algunas comunidades biológicas (macroinvertebrados y diatomeas) y la reducción del nitrógeno y del fósforo en un porcentaje muy significativo, que ha permitido mejorar el estado ecológico y cualitativo de algunas de las masas de agua de la cuenca.

Comentarios