El PSOE de Murcia pide que se investigue el funcionamiento de la desalinizadora de Escombreras desde su construcción

63
0

Sobre la Entidad

PSOE de Murcia
PSOE de la Región de Murcia
  • El diputado Manuel Soler denuncia que el PP sube el canon del agua a todos los murcianos para subvencionar el agua de la planta desalinizadora del Gobierno regional a los campos de Golf de sus amigos

El Grupo Parlamentario Socialista va a pedir la constitución de una Comisión especial en la Asamblea Regional para que investigue el funcionamiento de la desalinizadora de Escombreras desde su construcción.

El responsable socialista en materia de Agua, Manuel Soler denuncia que “el PP en su afán de potenciar el ladrillo y con el fin de no tener obstáculos con la Confederación Hidrográfica del Segura, para el desarrollo de importantes urbanizaciones y campos de golf, se embarcó en esta gran y ruinosa inversión”.

Soler señaló que uno de los principales clientes que tenía previsto la CARM como consumidor del agua de la planta de Escombreras era la empresa Polaris World, según consta en una auditoria de las empresas de la desaladora “con ella y sus macro proyectos urbanísticos, tendremos ahora que apechugar los murcianos, lo que nos costará 600 millones de euros”.

Soler explicó que es preciso esclarecer muchos aspectos, pues el entramado de empresas existentes alrededor de la desalinizadora de Escombreras, que mandaron construir Valcárcel y Cerdá a la empresa Hydro Magnagement, donde es accionista mayoritario Florentino Pérez, “es muy confuso y enredado”. Hasta cuatro empresas, entre públicas y privadas, además de la Consejería de Agricultura, han estado participando tanto en la construcción como en el posterior mal funcionamiento de esta planta.

Para el PSOE “es una verdadera vergüenza que los murcianos tengamos que pagar de nuestros impuestos 600 millones de euros por un capricho de Valcárcel. Nos preguntamos, para qué era necesaria esa planta, a quién le vende el agua, por qué han sido necesarias 4 empresas, además de la Consejería de Agricultura, para construir y posteriormente gestionar una planta que apenas ha funcionado. Demasiados interrogantes sin respuesta”.

Por ello, el Grupo Parlamentario Socialista quiere conocer a quién se le está vendiendo el agua subvencionada de la Planta de Escombreras y cuál es el motivo “para que exista tanta oscuridad y enredo en torno a estas instalaciones”, concluyó. 

Comentarios