ACS, Abengoa y Sacyr, en la carrera por construir una de las mayores desaladoras del mundo en Omán

579
0
579
  • Qurayyat (Wikipedia).

ACS, Abengoa y Sacyr compiten por el contrato de construcción y posterior explotación durante veinte años de una planta desaladora en Omán que, con su capacidad para tratar 200.000 metros cúbicos de agua al día, será una de las mayores instalaciones de este tipo del mundo.

En caso de lograr el contrato, al que concurren por separado, las tres compañías españolas potenciarían sus negocios de agua, su internacionalización y la presencia que ya tienen en Oriente Medio.

El proyecto abarca el diseño, construcción, explotación y mantenimiento de la planta desaladora con tecnología de ósmosis inversa de Qurayyat, al Noreste del país, cerca de Muscat.

Con su capacidad para potabilizar 200.000 metros cúbicos de agua diarios se convertirá en una de las mayores construidas en el mundo

Con su capacidad para potabilizar 200.000 metros cúbicos de agua diarios se convertirá en una de las mayores construidas en el mundo, junto con la australiana de Adelaida (300.000 metros cúbicos), la de Ashdod en Israel (38.000 metros cúbicos), o la londinense de Bekton (150.000 metros cúbicos).

La instalación forma parte de un plan de proyectos de desalación que lleva a cabo el país, con el fin de duplicar su capacidad instalada de desalación de agua en el horizonte de 2020, cuando estima que se situará en unos 1,30 millones de metros cúbicos diarios el agua.

La planta se levantará sobre un terreno de unas cincuenta hectáreas ubicado a unos 700 metros de la costa y próximo a la autopista Qurayyat Sur.

Los consorcios que lideran Tedagua, filial de agua del grupo que preside Florentino Pérez, Abengoa y Valoriza, filial de Sacyr, son tres de los siete que han resultado precalificados para presentar ofertas por el proyecto, según informó la Compañía pública de Agua y Energía de Omán.

Las compañías españolas competirán con otros cuatro grupos liderados por la surcoerana GS Inima, la japonesa Sumimoto, la también japonesa Itochu y la firma de Singapur Hyflux.

La compañía pública de Omán promotora del proyecto confía en adjudicar el contrato a finales de este año, con el fin de que la instalación esté operativa en marzo de 2017.

Comentarios